Literatura en el Bravo

Ciudad Juárez, Chih. – Luis Aguilar, escritor invitado al Encuentro Internacional de Escritores, «Literatura en el Bravo», expresó en conferencia de prensa el pasado 9 de marzo, la problemática de distribución de obras literarias, así como el porcentaje de utilidades que se llevan los autores de las mismas.

En el caso de la distribución de las obras literarias, «Es el gran pendiente de los Institutos de Cultura de los Estados, que generalmente publican nuestras obras, y es increíble que obras de Chihuahua por ejemplo no lleguen a Nuevo León, y viceversa», afirmó Aguilar.

- Publicidad - HP1

Mencionó que en relación a la distribución de las utilidades de las obras publicadas, del 60 a 70 por ciento del precio de un libro, va parar a las manos de un distribuidor y únicamente el 10 por ciento de lo que la obra produce en el mercado, llega a los derechos de autor, es decir, a los creadores de la obra.

En cuanto a la distribución de las obras literarias, sugirió Aguilar que los Institutos de Cultura se deben de poner más las pilas, ya que no considera sea un tema complicado, sino una ausencia de propuestas y fácilmente se podría resolver.

Nilsa Martínez, escritora invitada y originaria de Mexicali, Baja California, compartió su caso del trabajo en conjunto con editorial independiente en su ciudad natal, que publica las obras de manera electrónica, ya sea en línea o para su descarga.

Martínez compartió su reciente experiencia, donde sus obras serán leídas en una preparatoria, las cuales reflejan la cultura de la frontera, personas comunes y corrientes, con quien se pueden identificar fácilmente.

Cabe mencionar que el Encuentro Literario se llevó a cabo el fin de semana pasado del 9 al 13 de marzo, concluyendo en las instalaciones de la Casa de Adobe.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.