Hay un modo sencillo de saber si uno es un ser espiritual. Solo hay que leer Gitánjali, de Rabindranath Tagore y comprobar si te resuena.

Rabindranath Tagore nació el 6 de mayo de 1861 en Calcuta, India, en el seno de una familia de brahmanes rica e instruida.

Tagore fue el menor de los catorce hijos de Debendranath Tagore y Sarada Ravat.

- Publicidad - HP1

Con 17 años publicó su primer libro de poemas.

Pasó algún tiempo en Inglaterra (1878) donde cursó estudios de Derecho. Regresó a su país y no tardó mucho en convertirse en el autor más importante y famoso de la época colonial.

En 1883, se casó con una niña de diez años, con la que tuvo cinco hijos, varios de los cuales murieron pronto; ella falleció en 1902. Tagore no se volvió a casar.

Escribió en lengua bengalí. Su obra, muy imaginativa y profundamente religiosa, está impregnada por su amor a la naturaleza y a su tierra. Autor de poesía, cuentos, novelas y obras de teatro, además de componer centenares de canciones populares. En 1929 se inició en la pintura.

Devoto de la paz, denunció el nacionalismo en cualquier país, en cuya manifestación detectó uno de los peores males de su tiempo, opuesto al universalismo al que aspiraba. Intentó inspirar a los seres humanos un sentimiento de que había muchas cosas que los unían. Al igual que Gandhi, se opuso al determinismo de las castas; pero, a diferencia del gran líder hindú, estuvo lejos de profesar desdén por la cultura occidental.

Internacionalista decidido y educador, en 1901 fundó en su propiedad bengalí la escuela Santiniketan, para la enseñanza de una mezcla de filosofías orientales y occidentales, que en 1921 se convertiría en la Universidad Internacional Visva-Bharati. Muchas opiniones de Tagore sobre nacionalismo, educación y diálogo entre culturas tienen aún validez intelectual, y algunas de sus ideas han atraído e influido a pensadores contemporáneos tanto en India como en otros países.

Tagore renovó la poesía y la prosa bengalíes, tanto La casa y el mundo como Gora, una juventud en la India son una buena muestra de su obra. Su tarea creativa fue incesante, y en 1912 despertó en Europa el interés por sus obras, especialmente en William Butler Yeats, que colaboró en la traducción de Gitanjali, cuya primera edición inglesa lleva un elogioso prólogo del gran lírico irlandés. Otro de sus admiradores fue Ezra Pound, aunque después llegó a detestarlo. Su influencia también es clara en el primer Neruda. En 1913, le otorgaron el Premio Nobel de Literatura y dos años después el rey Jorge V le nombró caballero, título al que renunció tras la matanza de Amritsar en 1919, cuando las tropas británicas mataron a 400 manifestantes indios.

De sus composiciones fueron elegidas por dos naciones como himnos nacionales: » Amar Shonar Bangla » de Bangladesh y » Jana Gana Mana » de India.

Si cierras la puerta a todos los errores, también la verdad se quedará fuera

Rabindranath Tagore falleció el 7 de agosto de 1941 en Santiniketan. Este es un fragmento de su largo poema.

Disfrútalo.
SFU.
Sobre todo, mucha Salud, donde quiera que estén.


«La más complicada enseñanza lleva a la sencillez de una melodía»
Q∴H∴ Rabindranath Tagore

¡Cuánto tiempo dura mi viaje, y qué largo es mi camino!

Salí en la carroza del primer albor, y caminé a través de los desiertos de los mundos, dejando mi rastro por las estrellas infinitas.

La ruta más larga es la que sale más pronto a ti, y la más complicada enseñanza no lleva sino a la perfecta sencillez de una melodía.

El viajero tiene que llamar, una tras otra, a todas las puertas extrañas para llegar a la suya.

Ha de vagar por todos los mundos de afuera, si quiere llegar al fin a su santuario interior.

¿Dónde lo consigo?


Gitánjali de [Rabindranath Tagore, Félix Gerónimo]Gitánjali (Edición Kindle)

Editorial: Félix Gerónimo (2 de Julio 2020)
Author: Rabindranath Tagore
ISBN-10: B08C9W18WR
Consíguelo en Amazon


la cantera
La Cantera
+ posts

La Cantera. Es un espacio de difusión pública sobre el librepensamiento, las buenas costumbres y para la preservación del pensamiento masónico moderno, bien sea masonería simbólica o filosófica; escocesa, yorkina o mexicana; o la obra filantrópica de Shriners o de Widow Sons; todo en este lugar.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.