¿Por qué es necesaria una ley de la proveeduría en Chihuahua?

Las condiciones económicas actuales en el Estado requieren de la urgente implementación de políticas públicas  y mecanismos que impulsen el desarrollo económico a partir de la economía local aumentando la productividad y competitividad.

En este sentido, tenemos una gran área de oportunidad en lo referente a la proveeduría,  entendida como la actividad económica mediante la cual una persona ya sea física o moral suministra insumos a la cadena productiva de un bien o servicio, pues si lugar a dudas es un aspecto que requiere de impulso con el fin de incrementar la rotación de capital, propiciar la creación de mejores empleos y sobre todo mejor pagados. 

- Publicidad - HP1

De acuerdo con cifras al mes de junio de 2021, la industria maquiladora, con 62% del total es la que mayor número de empleos genera en el municipio de Juárez; y la que brinda el 43% de los empleos en todo el estado; se debe destacar el 37% de las personas empleadas se encuentran en las microempresas, mientras que las grandes empresas el 33% de los empleos. Por otra parte, el sector de servicios es el que más aporta al Producto Interno Bruto con una contribución del 38% mientras que el sector manufacturero le aporta al PIB un 26%

Sin embargo,  se estima que tan solo alrededor de un 2% de los insumos de la industria maquiladora de Juárez son comprados a empresas locales; en la ciudad de Chihuahua, las maquiladoras compran un 9% de sus insumos a proveedores locales, cifras que quedan muy abajo de ciudades como la ciudad de México y León, en donde localmente se  venden más del 60% de los insumos a la industria, generando una importante derrama económica.

En tal virtud, si tan solo estimamos de manera muy conservadora que a través de un impulso a la proveeduría, el porcentaje de compras a proveedores locales se pudiera duplicar, implicaría mayores empleos además de que se diversificarían y dignificarían. Además, para las empresas transnacionales, es de gran importancia contar con el apoyo de proveedores nacionales y estatales, que les permitan disminuir costos logísticos, inventario y que ofrezcan pronta entrega de material.

Se estima que la correcta regulación y la implementación de mecanismos que estimulen la proveeduría local, representan una oportunidad para el desarrollo del estado, dada la millonaria inversión que la industria maquiladora realiza: en 2020, el recurso que las maquiladoras establecidas en el estado destinaron para compra de insumos fue de más de 892 mil millones de pesos, de los cuales de 792 mil millones fueron destinados para compra de insumos por maquiladoras de Juárez. 

Desde luego que es conveniente resaltar que no podemos fincar todo en la industria maquiladora pero dado que actualmente genera la mayor cantidad de empleo en Juárez, se debe analizar que algo que ha ocurrido en los últimos años, pues entre 2016 y 2020, únicamente se instalaron 12 nuevas  maquiladoras en todo el estado, de entre ellas únicamente 5 se establecieron en  Juárez. 

Desde luego que el tema es mucho más amplio y complejo de lo que aquí se señala pero es importante ponerlo en el tapete de la discusión para que, de considerarlo necesario por todos los actores económicos, políticos y sociales discutamos la creación de una ley de la proveeduría que permita un fomento y regulación de esta posible herramienta, que no la única, para alcanzar un desarrollo económico que permita mayor bienestar para los chihuahuenses. 

BenjaminICSA
Benjamín Carrera Chávez
Catedrático e Investigador en UACJ

Doctor en Problemas Económicos por Universidad Autónoma Chapingo.
Actualmente Diputado Local por el 5to Distrito de Chihuahua, Profesor-investigador en el Instituto de Ciencias Sociales y Administración de la UACJ y miembro del Sistema Nacional de Investigadores del CONACyT, Nivel 1.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse