Exoplaneta ayudaría a encontrar un mundo habitable

Un grupo de astrónomos ha logrado detectar la presencia de nubes en un lejano exoplaneta

Canadá (Sputnik) – El hallazgo podría ayudar en la búsqueda de nuevos mundos aptos para la vida. Al analizar datos recolectados por múltiples telescopios, los científicos detectaron nubes en la atmósfera del gigante gaseoso WASP-127b, un exoplaneta ubicado a unos 520 años luz de la Tierra.

Las observaciones sin precedentes son tan detalladas que permitieron definir la altitud de estas nubes y la estructura de la atmósfera superior del cuerpo celeste con la mayor precisión hasta el momento, informa Science Alert.

«Es un trabajo que nos ayudará a comprender mejor las atmósferas de los exoplanetas y a buscar mundos que puedan tener condiciones propicias para la vida o biofirmas en sus espectros. [Con el hallazgo] también nos acercamos a la elaboración de informes meteorológicos para mundos alienígenas distantes», explica el portal científico.

- Publicidad - HP1

El WASP-127b se descubrió en 2016. Se trata de un exoplaneta caliente que orbita su estrella a una distancia extremadamente cercana, lo que hace que su año dure solamente 4,2 días terráqueos. Su tamaño es equivalente a 1,3 veces el de Júpiter, pero su masa es de apenas 0,16 la del quinto planeta de nuestro sistema solar.

Las características de la atmósfera de WASP-127b, la cual es algo delgada y tenue, permiten que sea una candidata perfecta para que se analice su contenido en función de la luz que la atraviesa desde la estrella anfitriona del exoplaneta.

En la investigación, liderada por el astrónomo Romain Allart de la Universidad de Montreal (Canadá), los científicos utilizaron los datos obtenidos por el telescopio espacial Hubble y del instrumento Espresso —acrónimo en inglés para Espectrógrafo Echelle para Exoplanetas Rocosos y Observaciones Espectroscópicas Estables— parte del sistema VLT de telescopios del Observatorio Europeo Austral.

La información permitió echar un vistazo en diferentes altitudes de la atmósfera de WASP-127b.

En el marco del estudio, los científicos observaron la presencia de sodio en la atmósfera, como se esperaba, pero a una altitud mucho más baja de lo previsto. Según Allart, los astrónomos están «desconcertados» de la existencia de este elemento «en un lugar tan inesperado» de este planeta.

Además, los científicos detectaron fuertes señales de vapor de agua en el infrarrojo. Estas señales, sin embargo, no aparecieron en las longitudes de onda visibles.

«Esto implica que el vapor de agua en niveles más bajos está siendo filtrado por nubes que son opacas en la longitudes de onda pero transparentes en el infrarrojo», apuntó Allart.

Aunque los hallazgos revelan la presencia de nubes, se desconoce de momento su composición.

«Todavía no conocemos la composición de las nubes, excepto que no están compuestas de gotas de agua como en la Tierra», dijo Allart.

La investigación encontró, además, que WASP-127b orbita su estrella anfitriona de una manera peculiar. Mientras que, en el Sistema Solar, todos los planetas orbitan en la dirección de rotación del Sol, de manera más o menos plana alrededor del ecuador solar, WASP-127b orbita en la dirección opuesta a la rotación de su estrella, en un ángulo muy pronunciado, cercano a los pollos de la estrella.

«Todas estas características únicas hacen de WASP-127b un planeta que será estudiado muy intensamente en el futuro», afirmó Allart.

La investigación se publicó en Astronomy & Astrophysics y se presentó en la edición de 2021 del Congreso Científico Europlanet.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Especiales

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo electrónico.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna nota?
No dude en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por usted.

Síguenos en nuestras redes sociales.