Cuando votamos por González Mocken pensamos en su distanciamiento con el PRI y con todos los principales saqueadores de Juárez, sabíamos que su actuación había sido buena el tiempo que sustituyó al más sumiso y corrupto de los Alcaldes, Enrique Serrano, después de Reyes Ferriz.

También se conocía su buena relación con Teto Murguía, aunque hayan querido ocultarlo en la campaña. Era obvio, era evidente y estaba cantado, pero aún así se confió en Súper Mocken, como en su momento se confió en Armando Cabada.

Todos lo sabíamos, para nadie era oculto, y así votamos por González Mocken. En su oportunidad esta columna, este su seguro escribidor, le había ya señalado que ojalá y no se rodeara de las peores lacras PRIistas muertas de hambre y parásitos mamadores del presupuesto en su equipo de trabajo porque a nadie estaba engañado con todo lo que estaba atrás de él.

- Publicidad - HP1

Las políticas de gobierno de AMLO las tendrá que seguir o de lo contrario con la fauna depredadora PRIista en su gabinete se enfrentará a serios, severos y graves problemas mas los que le arrimemos desde las plumas comprometidas con NO MÁS de lo mismo.

A nadie van hacer como al tío lolo. Lo que lo único que se pide en reciprocidad a nuestro voto es que NO HAYA más depredadores presupuestales y corruptos, por eso votamos, ese era el espíritu del efecto AMLO y es el que se pide a González Mocken.

No vale el llanto de “me los manda, impone y recomiendan desde el CEN de Morena” o “es compromiso del Cabadista Loera de la Rosa”.

No, no valdrán las excusas ni las justificaciones. Es la única responsabilidad de González Mocken, tener a su lado gente eficiente, sin simpatías con la corrupción, no gente identificada como mamadores del presupuesto, esa es su urgente necesidad apremiante y única para iniciar bien su gestión, solo basta voltear a ver al Cabadismo para darse cuenta de las consecuencias de intentar engañar a los ciudadanos.

Andan muchos de los que no estuvieron con el Súper Mocken e identificados plenamente con las contras, solo nos faltaría ver gente como Víctor Valencia dentro del gabinete de Javier González Mocken, léase con sarcasmo.

Son tiempos ya de que la palabra del político comience a tener valor, credibilidad y Súper Mocken tiene la oportunidad, y el prestigio para hacer cumplir su palabra de NO PRIistas en su gabinete de Administración Municipal, todos los mamadores presupuestales son de sobra conocidos así que tarugos no nos harán.

La degradación social acelerada en Juárez está a la vista de todos, dejando atrás en el impacto social a la violencia armada.

Baste ver el deterioro moral en todos los estratos sociales, pero principalmente en los bajos donde su limitación moral fue superada por la brutalidad asesina de quienes como resultado de las drogas han perdido toda capacidad de freno y control inmolando criaturas inocentes indefensas ante la corpulencia y fuerza de su agresor.

Podemos pensar los de los otros estratos sociales “ a mi no me alcanza” y ante la apatía de los sucesos podremos sentirnos exentos de las posibilidades de un suceso similar, que gravísimo error.

La masa asesina crece y crece todos los días, llegará el momento que a esa masa se sumaran los vecinos, los compañeros de trabajo, las gentes que prestan los servicios de servidumbre, los chóferes, en fin toda la parte de la población que de una manera o otra tenemos contacto por consecuencia misma de nuestra existencia; los mismos guaruras de los todo poderosos podrán pertenecer a esa masa asesina de ciudadanos que no tienen freno ni tope moral… Y pagaremos las consecuencias de nuestra apatía y sumisión a la realidad, a nuestra cobardía.

Es una bola de nieve que ha venido creciendo y de la cual no aparecen intenciones de ser parada.

Hemos perdido nuestra capacidad de asombro y hemos aumentado nuestro umbral de tolerancia y tarde que temprano iremos pagando las consecuencias uno por uno.

El reciente suceso de un bebe golpeado y lacerado por un adulto drogado con la tolerancia de su pareja sentimental nos debe poner a reflexionar sobre la traída de hijos al mundo… ¿para que traerlos al mundo para vivir un mundo de horror y miseria?

¿Dónde estaban esos Derechos Humanos y Pro Vida cuando le clavaban un píca hielo al bebe en sus labios…? ¡Cuánta hipocresía oportunista y mercantil!

“Uno de los signos que más acusan cambio de clima espiritual es la constante degradación de lo cómico y su concomitante embrutecimiento de la risa. Nunca ha habido (…) tantas gentes que parezcan rebuznar cuando ríen” – Antonio Machado.

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito
Escribidor en | [email protected] | Website | + posts

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.