Política de Agua

La semana se fue como agua, disculpe el mal chiste, pero en efecto se fue como el agua de las presas de Chihuahua, entre chismes y diretes, entre gritos y sombrerazos.

Lo cierto es que el tema, nos guste o no, se politizó al grado de tener declaraciones de alcaldes, gobernadores -hasta el tejano-, diputados locales y federales, senadores y cualquier cantidad de opinólogos en redes digitales.

Hoy en realidad no sabemos donde estamos parados.

- Publicidad - HP1

Nos consta que las acusaciones de los quejosos han sido directas y duras para el presidente López Obrador, la Guardia Nacional y el nuevo régimen en general, se ha vuelto un bloque unificado vs el partido en el poder, por lo menos en la apariencia.

Hemos llegado al punto en que los medios nos hemos convertido en los carteros de la discusión, llevando mensajes de uno y otro bando a la opinión pública dada la ruptura que prevalece entre las partes.

Leyendo diversas posturas y opiniones me encuentro con un artículo firmado por Víctor Orozco -a quien no tengo el gusto de conocer- al que tituló «Chihuahua: La disputa del agua y los modos de hacer política», bastante recomendable para entender de sí o sí la problemática de fondo.

Orozco dice, y dice bien, que el furor ha ocultado el problema real, ofreciendo 9 puntos elementales para su reflexión y debate razonado que a continuación le resumo:

  1. Los agricultores rechazan la extracción de las presas chihuahuenses porque en su opinión faltará agua para el próximo ciclo agrícola; haciendo de este un movimiento “precautorio”, pues nadie puede afirmar si lloverá o no.
  2. Las consignas argumentan que el gobierno está robando el agua a los chihuahuenses y particularmente que las presas nunca se habían abierto para pagar agua a los Estados Unidos según el tratado de 1944. Sin embargo, desde 1945 se ha entregado mes a mes, con variaciones, el agua que corresponde a EEUU.
  3. “Nunca se había tomado agua de las presas para pagar la cuota”. ¿Cómo se puede hacer llegar el agua cada día de cada mes al rio Bravo si no se abren las compuertas?
  4. Tres ex gobernadores, que lideran la convocatoria en la región de Delicias, sostienen que el agua de la presa La Boquilla no se debe incluir porque fue construida antes de 1944, pero el tratado de aguas sólo establece la obligación de entregar el agua; asi animan a priistas, expriistas y aun a los panistas aprovechando los tiempos para hacer campaña desacreditando a MORENA.
  5. El tratado de 1944, regula la distribución de las aguas fronterizas de los ríos Colorado y Bravo, asignando a México un volumen garantizado de 1,850.234,000 metros cúbicos cada año y a Estados Unidos se le asignó un tercio del agua que llegue a la corriente principal del río Bravo (Grande) procedente de los ríos Conchos, San Diego, San Rodrigo, Escondido, Salado y Arroyo de Las Vacas; volumen que no será menor en conjunto, en promedio y en ciclos de cinco años consecutivos, de 431.721,000 metros cúbicos. anuales.
  6. ¿Ha llegado el tiempo de terminar este tratado para buscar otro más beneficioso para México? En 1944, Estados Unidos aún se encontraba involucrado en la Segunda Guerra Mundial en dos frentes, el europeo y el asiático y por tanto requería la cooperación de México para mantener el esfuerzo bélico. ¿Encontraríamos una mejor correlación de fuerzas ahora que entonces? Es evidente que no.
  7. La expulsión de la Guardia Nacional de la Presa de la Boquilla hace unos días es visto como el gran triunfo del movimiento social -unos lo piensan como revolucionario-. Sin embargo, si la fuerza armada no salvaguarda instalaciones estratégicas del país, como son astilleros, aeropuertos, presas, ¿Quién debe hacerlo? ¿Qué tal si los mismos que organizaron los incendios de edificios públicos en la ciudad de Delicias hace unas semanas mandan ahora a sus encapuchados a dinamitar las compuertas o algo parecido? ¿Quién se responsabiliza?
  8. Ha sido notoria la ausencia de informes suficientes y fidedignos sobre todo en el lado del gobierno federal. Tuvieron que ocurrir a la toma de La Boquilla y el homicidio y lesiones a dos manifestantes, para que se montara una conferencia de prensa con CONAGUA y SRE. El gobernador Javier Corral tiene razón cuando afirma que todo se lo dejan a la mañanera de AMLO.
  9. Este movimiento ha despertado un cierto regionalismo que siempre es conveniente tener de reserva cuando se trata de atacar al gobierno federal. Y es ese regionalismo ramplón, racista, superficial, manifiesto en los gritos contra los soldados de la guardia nacional: ¡Fuera de aquí chilangos!.

Hace poco, en la columna titulada La Justa Medianía, hablábamos de la exacerbación del diálogo. De cómo es que está polarización y diálogo de odio viene insertado desde la cúpula de ambos polos políticos. Este sin duda es un claro ejemplo.

Este asunto es ya un estira y afloja, como resume mi colega Raúl Ruiz en su columna de este día Hay tiro, ¡Hay tiro!

Finalmente, Juan Carlos Loera de la Rosa en rueda de prensa afirma categórico que el gobierno de Corral pone en riesgo tratados internacionales, luego de que el gobernador de Texas, Gregg Abbott se manifestara publicamente exigiendo a México el pago del agua.

En medio de este escenario, esta mañana se sube a la palestra mediática el senador Cruz Pérez Cuéllar afirmando que el gobernador “Corral no es mediador, es un completo agitador” en aparente respaldo al Delegado de Programas Federales, Juan Carlos Loera de la Rosa.

Finalmente, está mañana Gustavo Madero en reunión con medios locales defiende de nueva cuenta la causa de los productores y afirma que las acusaciones vertidas por el ejecutivo federal hacia su persona calificandolo de agitador, son falsas.

Lo que es un hecho es que estamos a poco más de 30 días del fin del ciclo y el ruido ensordecedor de los actores políticos opacan el reclamo genuino de los agricultores y aleja la posibilidad de que se reabra el dialogo con la federación…

Así todos perderemos en la política del agua.

David Gamboa
David Gamboa

Lic. en Mercadotecnia por la UVM. Es un profesional del Marketing Digital y apasionado de las letras. Actualmente es Editor y Director General de Juárez a Diario y Consultor en temas mercadotecnia.

InHouse