Los abrazos no alcanzaron, pero los militares sí

Hace exactamente una semana, ciudad Juárez vivió un día como aquellos años donde la violencia, la impunidad y el dolor imperó. Nos hizo recordar, sentir escalofríos, resguardarnos y quedarnos sin palabras como en 2010. La seguridad de los juarenses fue vulnerada y violentada, la ciudad quedó en llamas, más hubo una gran diferencia a esas épocas. Esta vez se trató de NARCOTERRORISMO.

Los incendios y tiroteos provocados por el narcotráfico, aunque el presidente municipal Cruz Pérez Cuéllar se atreva a decir lo contrario, los ataques no solo fue el desenlace de un motín en la cárcel, se fueron contra civiles y comercios. Hubo once personas fallecidas entre ellas un niño, dos mujeres trabajadoras de una tienda de autoservicio y cuatro personas de una radiodifusora que no estaban haciendo otra cosa mas que su trabajo, el cual tuve el honor de conocer a dos de ellos, varias otras lesionadas.

Definamos la palabra terrorismo, es la forma violenta de una lucha, mediante la cual se persigue la destrucción del orden establecido o la creación de un clima de terror e inseguridad susceptible de intimidar a los adversarios o población en general. La definición de narco es un adjetivo de una persona que trafica narcóticos. Si el presidente municipal dice que no fue el crimen organizado o el narcotráfico, entonces me siembra la duda si estaríamos hablando de terrorismo puro.

- Publicidad - HP1

El fiscal hace unos días descarta que se trate de actos terroristas, sus palabras exactas fueron “jurídicamente no llegamos a un grado de terrorismo”. Aquí invade la polémica para encontrar la definición legal de terrorismo parte de una premisa elemental, resulta difícil encontrar a alguien que se defina como terrorista en México. Sin embargo, si un grupo de gente armada realiza estos actos para generar miedo y poder y presionar así a las autoridades, decía mi abuela si se ve como un pato, ¿hace como pato y camina como pato que es? Cumple con las características de un acto terrorista y sin duda se puede añadir el prefijo NARCOTERRORISTA.

La gobernadora un día después del jueves negro subió un video donde con una sonrisa señala que ciudad Juárez ha vuelto a la normalidad, que la gente ya está saliendo nuevamente, mientras transitan las calles en una camioneta blindada. Me sentí ofendida como muchos juarenses y no creo que hubiese sido la única, más quiero pensar que fue una mala, muy mala estrategia de comunicación del gobierno del estado.

Luego este lunes el presidente de la república López Obrador insinuó que los atentados son parte de una conspiración política, sin duda sabemos que el presidente gobierna con su palabra. Dedica todas las mañanas a intentar moldear la percepción con una gastada retórica estrategia de seguridad de Abrazos no Balazos” de decir que los delincuentes son seres humanos, su esposa la NO primera dama cambiando armas por libros. No muestra indignación mucho menos empatía. No olvidemos que esto no solo pasó en ciudad Juárez, este mes ha sido un ataque continuo en diferentes entidades federativas.

El asesinato a sangre fría de civiles, de personas inocentes nos ha dejado a los juarenses nuevamente sin aliento. Juárez nuevamente se encuentra en noticias internacionales. Nos encontramos en un estado fallido, sin gobernabilidad, donde los criminales ponen a un gobierno de rodillas. No está claro el por qué, ni el objetivo, lo que sí está claro es que Juárez por un largo tiempo no podrá ser el mismo. Los que tenemos negocios, que apenas nos empezábamos a recuperar, nuevamente estamos contra la corriente. Simple la gente y con justa razón y temor no quiere salir. Otra vez los negocios vacíos, las calles solas, los audios y la psicosis circulando por los chats de WhatsApp.

¿O será que es un buen pretexto para la militarización?  Querer usar el ejército como fuerza de seguridad policiaca en todas las labores que implica la seguridad pública y el control social, justificar que los militares se apropien de las calles, el mismo jueves en la tarde venían en camino 600 efectivos de la SEDENA como cual adivinos. Así fue que los abrazos no nos alcanzaron, pero los militares sí, una incongruencia más del gobierno federal.

WhatsApp Image 2022 05 25 at 6.53.46 PM
Aldonza González Amador
Criminóloga y Empresaria Juarense

Criminóloga y Empresaria Juarense
Actualmente Presidenta del Organismo Nacional de Mujeres Priistas en el Estado de Chihuahua (ONMPRI) y Estudiante de Administración de Empresas en la Universidad de la Rioja España.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.