• Un paseo familiar por Cinepolis • PARTIDOS pobres, POBRES partidos •

Yo recuerdo que en forma unilateral la JMAS cambió mi medidor de agua y lo sustituyó por uno nuevo, sin decirme agua va me la dejaron ir con el costo de ese nuevo medidor el cual acabo de pagar hace dos recibos, hoy dicen que los nuevos medidores inteligentes “No tendrán costo para el usuario” lo cual yo no les creo ni el bendito, recuerdo que fui a reclamar y solo me dijeron que si no quería el corte del suministro de agua tenía que pagar el adeudo que me reclamaban y que me podían dar plazo para el pago, por supuesto no me quedo de otra más que recurrir a las mensualidades para el pago de ese recibo que según ellos correspondía a un medidor nuevo y con ello evitar el corte, olería yo muy gacho si no acepto pagar y que me cortaran el agua, más la hediondez de la casa y los olores gachos de las verijas sucias, no con el agua no se juega.

Nos vemos bien guapos con las nuevas tecnologías para el control del suministro de agua y el ahorro de personal de la JMAS cuando las fugas de agua abundan por todos lados, seremos una ciudad con tecnologías de punta para el control y pago justo del suministro de agua en una ciudad que no tiene drenaje pluvial, en una ciudad donde la red sanitaria tiene más de 50 años de uso y presenta ya fallas en sus estructuras, hundimientos por fugas de agua, pero eso sí, bien monitos con tecnologías de punta para cobrarnos el suministro de agua, no pos si, bien cobrones.

- Publicidad - HP1

Lo primero que deberían de hacer es invertir en las redes sanitarias de la ciudad en forma más rápida antes de iniciar a gastar millones en “formatos” de cobro por un servicio deficiente y una vez que tengan a la ciudad como la ciudad lo merece entonces sí buscar los “formatos” para cobrar y vigilar el uso del agua, antes es una forma de recibir recursos sin merecerlos.

Pero como siempre, lo único que interesa es sacarles el dinero a los ciudadanos poco importa el retorno de lo que pagamos.

Salir al cine con la familia, de 2 adultos y dos niños, y a Ciinepolis puede resultar un asalto al bolsillo y además un tormento el comprar en la dulcería.

No es posible que una empresa como Cinepolis tenga problemas por faltante de personal, es incomprensible cuando solo en la dulcería te gastas en la familia $550.00 entre palomitas, refrescos, nachos y hotdogs mas las entradas otros $200.00 que en total te dan $700.00 por familia de 4, un poco más de $150 por cabeza.

Hora pico, 8 de la noche, y la cola para pagar en la taquilla es enorme pero lo más grotesco de esto es que solo hay una caja abierta (como de seis cajas) para toda esa fila, pero bueno vas con tiempo y eso lo puedes aguantar.

Llega el momento de la dulcería para toda la familia y la cola es tres veces mayor que la de la taquilla y la dulcería solo tiene 5 cajas abiertas de 10 que pueden estar cobrando para que todos alcancemos la función a su inicio, además que parece que platican la película los cajeros con los clientes, a nadie le importaba la monumental fila para la dulcería.

Todos lo de atrás, incluido yo, ya estábamos desesperados por la lentitud y la poca atención para enfrentar el problema por parte de supervisores y empleados del cine.

Decidí pedir hablar con el gerente del cine, y lo logré, pero con una actitud de perdona vidas después de escuchar mi sugerencia de que pusiera más empleados a cobrar en la dulcería me da la respuesta del porque le pasa eso, que porque no tienen personal, que la gente no quiere trabajar y que no van a solicitarles empleo, me quedé atónito por las respuestas.

Una compañía de ese nivel de ingresos y de ganancias no se puede dar el lujo de carecer de personal y mucho menos de tener insatisfechos a sus clientes.

Lo único que pudo ofrecer fue que regresáramos a otras funciones a ver si la cola de la dulcería eran menores…. increíble, incluso delante de mi le pidió a una empleada que en ese momento pasaba que por favor la ayudara en las cajas de la dulcería a lo que le contesto “que no, que ella tenía mucha hambre y no era su responsabilidad estar en caja”.

Comprendí y vi toda la problemática completa de esa empresa que se reduce a Gerencia, supervisión, salarios y recursos humanos, un vacío total de liderazgo y compromiso.

Entramos con la familia y los “Chuchulucos” 8 minutos después…

Mientras tanto, el cliente que se joda.

“Más tarda en caer un hablador que un cojo”, es el refrán que queda al puro dedillo ahora con el asunto de los dineros de los partidos.

A petición del Presidente López Obrador de que aceleren la renuncia a los recursos asignados a los partidos, los de Morena por conducto de su presidenta ha respondido que ellos reducirán su gasto en un 75% lo que ahora pone en predicamento al PRI, PAN, PRD, PVEM, MC, porque durante mucho tiempo estuvieron señalando la enorme cantidad de recursos que le correspondían a Morena cuando ellos en los tiempos Neoliberales se despacharon con la cuchara grande, incluso con más recursos de los que por ley hoy le corresponden a Morena, incluso con recursos fiscales que no les correspondían que mediante simulaciones fueron entregados al PRI.

El reto está en la mesa y los partidos de oposición están más que obligados a responder igual o mayor de lo que respondió Morena con la advertencia de que hoy tanto el PRI como el PAN prácticamente están en quiebra, en banca rota y una acción así los pondría en estado de inanición completa.

Baste recordar que Morena ha venido de la lucha sin la cantidad de recursos que manejaron PRI Y PAN, y que las prerrogativas hacia Morena hoy son las más grandes de todos los partidos, o sea que aún con el 25% de lo que les toca pueden ellos maniobrar políticamente porque así están acostumbrados, así están hechos.

Como dijo un político, un político pobre es un pobre político…

Un partido pobre es un pobre partido.

A ver que responden.

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito
Escribidor en | [email protected] | Website | + posts

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.