DON Q. CHILLITO: Los PRIvilegios de los PRIvilegiados

No cabe duda que legaron un México de PRIvilegiados que inmerecidamente recibían las canonjías del poder solo por el simple hecho de ser idiotas útiles en el momento que los necesitaran y para lo que los necesitaran.

Es altísimo el costo que se paga por todas esas sanguijuelas presupuestales que, a través de las canonjías, obtenían los beneficios diferenciados del resto de los ciudadanos que, ante el primer soplo de austeridad, salen a relucir los montos regalados.

Contrastado con los ciudadanos que trabajan arduamente para ganar su sustento y, sí, para pagar los impuestos que al final sirven para las dádivas a los PRIvilegiados.

- Publicidad - HP1

En el asunto de la caseta de Sacramento, y ante la pesada carga de los pasivos y las amortizaciones carreteras de ese tramo, sale a relucir la forma de cómo “evaden” los pagos por el servicio de peaje algunos PRIvilegiados, y sus familias.

Se dice que son aproximadamente 295 mil pesos diarios que contempla, también, los vehículos que evaden la caseta por terracería y brechas cercanas.

Todo esto, en forma anualizada nos da la triste cantidad de 108 millones de pesos, increíble que en una sola caseta esa sea la cantidad que se “evaden” de los pagos del servicio, imaginemos lo que pudiera representar en todas las casetas del estado, porque si los PRIvilegios y los brecheros están en esa caseta no dude que estén en el resto de ellas en el estado.

El pseudo-líder Víctor David Juanes Medina es una de esas sanguijuelas mamadoras del presupuesto al tener para su uso una tarjeta de cruce a tasa cero. No paga por pasar las caseta de Sacramento cuántas veces le venga en gana. No solo eso, sus familiares tienen también tarjetas de tasa cero con una cantidad de cruces.

Solo esta familia, de 11,000 sin pagar el servicio de peaje representando un “subsidio” a esas sanguijuelas de 760 mil pesos, un “subsidio” real a la familia de Juanes Medina

¿Por qué?

Como Juanes deben existir muchos más en cada caseta de cuota en el estado…

Hemos dicho, en diferentes columnas de Don Q, que los políticos con capacidad de manejo de los presupuestos, «adquieren» ciudadanos con recursos del erario estatal o municipal para que sean sumisos y agachones.

Solo cuando dejan de ser “útiles” políticamente es cuando salen a relucir todas las trácalas y PRIvilegios a costillas de los dineros de los ciudadanos de Chihuahua.

Los “idiotas útiles” nos salen caros y son como las chanclas, se usan y se tiran a la basura.

El Gobernador del Estado, Javier Corral, debe dejar de dar información en parcialidades y a sus conveniencias.

¿Cuánto es lo que se “evade” en todo el sistema de carreteras por todas las sanguijuelas PRIvilegiadas? El Gobierno del Estado lo sabe y muy detalladamente.

Es indudable que no solo son las sanguijuelas, sino también los “listos” brecheros los que contribuyen a la evasión del pago por el servicio de peaje, usan la misma carretera, pero no pagan lo correspondiente a la cuota, entonces ¿unos si y otros no?

Sin embargo, la tolerancia del Gobierno del Estado es inaceptable, porque tiene todos los medios a su alcance para cerrar los accesos a las brechas desde la carreteras de cuota o al menos complicar el acceso a esas brechas. Cuando se lo propone el gobierno lo hace…

Hoy sale a luz pública este asunto por la simple razón de que le es conveniente a los detractores del gobernador.

Por todos lados hacen la diferenciación de ciudadanos, los ilegales, los tolerados, las trácalas, las sanguijuelas, los PRIvilegiados, los cómplices, los legales.

Ya salieron las primeras órdenes de aprehensión en contra de grandes defraudadores y saqueadores del país. Ahí tiene a Emilio Lozoya Austin y Alonso Ancira Elizondo.

A Lozoya Austin ya lo habían inhabilitado como primer paso para el proceso de su captura. A Alonso Ancira Elizondo lo detuvieron ya en España.

Vamos a conocer más saqueo a la nación, más porquería, pero estos dos angelitos van a poner a temblar corvas de algunos ex presidentes de la República, si no es que sucede otra cosa en los próximos días.

Anticipamos en esta columna, el primer ex presidente en pisar la cárcel tiene los días contados de libertad y está entre Vicente Fox y Felipe Calderón.

Las declaraciones sensatas del Diputado Benjamín Carrera en lo referente a que el proyecto “Juárez Iluminado” debe analizarse despacio, no cayó bien en la administración municipal. Causaron ruido y cierta molestia en nobles partes porque en los independientes dan por hecho que su proyecto va porque va.

La recomendación del Diputado Carrera es más que acertada, ya que el proyecto se debe revisar a fondo; sobre todo en lo referente al origen de los recursos que amortizarían su pago.  «Esos datos» que la administración municipal los han venido escondiendo o distorsionando: el DAP.

No se trata de parar un proyecto solo por pararlo, que nadie se confunda.

En este caso, son tantas las mentiras que se han vertido que han olvidado que con el simple hecho de presentar los números del DAP todas las dudas se disipan en automático, dando claridad a la intención del proyecto.

El Diputado Carrera debe tener ya los datos del DAP y la resolución del juez en referencia a la garantía de la inversión anterior donde se cambiaron 30,000 luminarias.

Según los datos oficiales el presidente municipal Armando Cabada le demandó la garantía al proveedor porque no servían. Sin embargo, no sustentó su argumento para obtener el derecho a la garantía de para reponer o reparar las luminarias dañadas, garantía que representaban el 27% de las luminarias existentes en Juárez.

Esperamos de los Diputados más alternativas para resolver el alumbrado y terminar con el “Juárez Oscuro” al que nos ha condenado el Alcalde Armando Cabada.

Veremos cómo se desarrolla en el Congreso este asunto y el actuar de los Diputados.

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.