Como si el diablo anduviera suelto, antes de arrancar con las campañas, afloran las malquerencias, aborrecimientos, rencores; la furia pela los dientes de los que pretenden el poder; se pierde la armonía y el respeto entre militantes y dirigentes.

Principalmente en MORENA; la perrada está encabronada.

La corrupción se abrió paso entre la ingenuidad de los que pensaron habría democracia interna para la selección de candidatos.

- Publicidad - HP1

No se puede concebir de otra forma.

Por más que quieran perfumar la porquería, el hedor trasmina. Y aunque te pongas triple cubrebocas, hiede.

Todo comenzó con la aceptación de Armando Cabada como aspirante a diputado por el partido al que laceró y despojó con trampas y trastupijes el triunfo de su candidato a la alcaldía.

Me refiero a Javier Gonzalez Mocken, que no concebía el grado de la nefanda Y concupiscente conducta del dirigente nacional, Mario Delgado; y se mudó al PAN.

Es un secreto a voces. No hubo dinero de por medio, fue un acuerdo de alcoba. Y se le obsequia una plurinominal.

Luego, el corrupto alcalde, se trajo a su compagre, Gabriel Flores Viramontes, quien se gastó varios millones en propaganda visual para gestionar su imagen desde carteleras y pinta de bardas, en su intento de quedarse con la candidatura a la alcaldía, pero Cruz Pérez Cuéllar presionó y le dieron esquinazo.

Hasta ahí una parte del sainete.

Se abre una fisura sanguinolenta y una pustula brota; infecciones que se supone deberán atender de inmediato entre Cruz y Juan Carlos, pero ninguno quiere darle la cara al otro.

Luego, la burla en Chihuahua capital. La presentación de Marco Quezada como candidato a la alcaldía, como si no hubiese material humano con talacha de por medio.

La perrada no aguantó y se le echaron encima a los dirigentes. Poco faltó para que lapidaran a tomatazos al profe Martín Chaparro. Ya hay una queja oficial de la militancia chihuahuense.

El colmo estalla, cuando aparece en escena Adriana Terrazas, forrada en túnica guinda y aromas de cempasúchil e incienso chairo, exigiendo el paquete de su compra. ¡Una plurinominal! Y sin hacer escoleta en campos morenos.

¡Nomamespancho!

La infección que causa el desaseo de la dirigencia estatal y nacional, le quitará muchos votos a LOERA si no da un golpe de timón, o más bien un golpe de Estado.

Morena necesita un mando firme. Un nuevo presidente estatal.

Un liderazgo que procure la adición y no la desunión.

Pero eso no lo verán sus ojos si no hacen una recomposición de candidaturas.

LOERA se registró este domingo como candidato por Morena a la gubernatura del estado y parece que ya trae nitro en el combustible.

En el PAN, ya va cicatrizando la charrasqueada que Javier Corral le propinó en el rostro al panismo chihuahuense con su obsesión de sepultar a Maru Campos, en los confines de prisión.

Corral ya debió entender que los panistas decidieron, y si presiona más, le puede brincar un amotinamiento azul.

Por lo pronto ya anda circulando un documento para expulsarlo del partido.

El jefe Diego ya se le fue a la yugular al obsesivo Gobernador. ¡Persecutor! Lo califica.

A una semana de su registro, la alcaldesa con licencia, María Eugenia Campos, hace una campaña sorda. Reuniones que no parecen campaña, amarres que no huelen a actos anticipados.

Los FORTACHONES
Traen el engrudo hecho bolas.

La manera en que Irma Medrano les avienta el arpa como candidata a la alcaldía, exhibe al Dr. Alejandro Díaz, como distraído. Lejano a la realidad que ya se acerca.

Los expertos dicen que han puesto en sus manos la posibilidad de conseguir solo el 3% para tener el pase a las próximas elecciones. Sólo eso. No hay interés por el triunfo. Eso dicen.

LOS NARANJAS

Se le agota la pintura naranja al Caballo LOZOYA.

El día de su registro anunció que oficialmente pondría «en marcha a Chihuahua»… Y nada.

Anda como que le dio el mal del puerco. Pastando plácidamente en la campiña chihuahuense. Inmóvil.

¿O será que se ha distanciado con el güerito Martínez? Los equipos entre uno y otro no logran armonizar. Se nota como que todos andan sueltos, cada quien agarrando agua para su molino.

MIENTRAS TANTO LAS CHELAS

Los priyistas, sin brújula. La campaña de Chela Ortiz, de bajo nivel. Dirigida tal vez a los compas de la mano de obra en la construcción.

¡Ya se destapó la chela!

(Y como ilustración de una corcholata cervecera! Esa es su idea fuerza. Nomamespancho.

El Capi’Arrieta, por el PES, muy divertido. De viaje allá por Cuernavaca, con el Cuau, en jornadas de capacitación.

LA GUAPA BRENDA

Brenda RíosJuvenil, bien vestida, guapa, pero sin idea de lo que es una campaña política. A ver si esta semana se advierte intención.

Está bien que oficialmente las campañas arrancan el 5 de abril, pero siempre hay actividades previas que dan una idea de por dónde irá el convoy. ¿Que no?

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.