Los jóvenes de hoy no traen madera para dedicarse al quehacer público, todos buscan una oportunidad para hacerse de dinero, ¡rápidamente!

Les llaman la generación de cristal, porque se quiebran al primer testereo que les dan.

Además no se comprometen a nada. No hacen mínimo esfuerzo por conseguir su propósito.

- Publicidad - HP1

De ahí que muchos caigan en manos de las fuerzas oscuras para manejar efectivo inmediato.

Sin embargo, hay sus garbanzos de a libra.

De repente algún chavalón levanta la mano.

– Papá, quiero ser político. Le dijo el muchacho veinteañero a su padre.

– No sabes lo que dices, hijo. Le contestó.

– Sé que no es fácil, pero me gustaría llegar a ser diputado, alcalde. Y con el tiempo, quizás hasta gobernador. ¿Cómo se empieza?

-Déjame preguntarle a un experto y te digo mañana.

Y agarra, y que me marca.

¿Qué le recomendarías tú a un jovencito de 20 años interesado en ser político?

Y agarro, y que le contesto…

Le daría 10 puntos iniciales a seguir, lo básico:

1. Asegúrate de tener firme convicción de servicio a tu comunidad.

2. Escoge un partido político.

3. Asegúrate que el partido te considere parte de él.

4. Acércate a los hombres del poder. O sea, las canicas. Convéncelos de tu talento y capacidades.

5. Busca colaboradores de primera. Porque tú pretendes ser de primera. ¿Verdad? Los políticos de segunda, buscan orientación con los de tercera.

6. Comienza por intercambiar ideas, luego compromisos, y finalmente, tejer alianzas.

7. Capacítate en lo elemental: discurso, imagen, ideas para generar políticas públicas, media training, etc. Muchas lecturas. Muchas.

8. Consigue asesoramiento profesional, coaching permanente. Inútil avanzar sin esta herramienta.  Podrás tener lo demás, pero sin esto, se irá derruyendo lo inicial.

9. Busca fórmulas de financiamiento. La política requiere inversión permanente.

10. Y de ahora en adelante infórmate sobre los temas del momento. Desayuna política, come política, cena política, duérmete con la política, y amanécete con la política.

– Y agarra y que me dice: No pos se va a rajar. Es mucho para un chavalo. A duras penas pasa sus materias en la UNI.

– Y agarro y que le contesto… Los diez puntos iniciales son apenas lo elemental, entonces que se meta a cualquier partido a hacer boruca, pintar bardas, colgar pancartas, tirar volantes, gritar consignas. Hacer bulto en las campañas, acomodarse para la foto, sacarse selfies con los personajes del momento; todo esto, durante unos 15 años para que se empiece a dar a notar.

Y le recalqué… El sarcasmo es cortesía de la casa.

Hay que hacer notar que en estos momentos de arranque rumbo al 24, el material humano en competencia, son individuos muy reciclados.

Con mucha resistencia a la innovación de la política.

Faltan cuadros juveniles de talento, rostros frescos.

La irresponsabilidad de los partidos políticos han causado esta deficiencia este rezago.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.