CARTAPACIO | Cambio de Agujas

Publicidad - LB3 -

En San Luis Potosí, centro ferrocarrilero por excelencia, aprendí lo que significa «cambio de agujas».

Ustedes ni idea tienen, porque son jóvenes y nunca se subieron a un tren.

‘Cambio de agujas’, es un desvío de un tren; un cambio de agujas es un aparato de vía que permite a los trenes cambiar de una vía a otra.

- Publicidad - HP1

Puede ser derecho o izquierdo, según sea su ubicación en relación con un observador situado entre las agujas del cambio y mirando hacia el cruzamiento.

Hoy, ya no hay trenes de pasajeros y la emblemática estación del ferrocarril que se encuentra frente a la alameda potosina, es un hermoso e interesante museo.

Viene a cuento, porque ese término, aplica perfecto en la política cuando hay que definirse por un candidato.

Le explico un poco.

En Juárez, tenemos un animal político, hoy adormecido, pero quizás nos dé la sorpresa y se espabile para las elecciones del 24.

Todos lo conocemos como TETO.

Exacto, Teto Murguía Lardizabal.

Tiene rato que no aparece en escena.

Todo parecía haber quedado en suspenso, pero con el tiempo, otro animal político fue creciendo y haciéndose choncho.

Y quiéralo o no, se ha ido fortaleciendo y ampliando sus alas.

Hablo de Cruz Pérez Cuéllar, actual alcalde de Juárez.

Igual que Teto, es adorado por la perrada, y odiado por quienes quieren bajarlo del caballo.

Y no, no soy su vocero ni le paso la charola cada que lo menciono.

Lo traigo al tema, porque ha estado haciendo un magistral cambio de agujas, con las corcholatas que aspiran a gobernar nuestro país.

Repasemos la historia.

Originalmente, Cruz se había comprometido con Ricardo Monreal.

Unos dicen que se hicieron compas en el Senado, y que la candidatura a la alcaldía se la debe en gran parte a Monreal.

Nunca sabremos si esto es verdad, pero sí sabemos de su lealtad al compañero senador.

La historia de amor se fue deslavando cuando Monreal comenzó con sus caprichitos y codazos hasta salirse del huacal.

Ahí, el alcalde hizo el primer cambio de agujas.

Y recibió a Ebrard. Pero no muy convencido de su potencia como corcholata ganadora.

Dejó que una inexperta diputada se encargara de organizar el evento y no se comprometió casi nada. Lo oficial solamente.

Segundo cambio de vías.

Alguien le dijo: Adán Augusto López, es el Delfín y le organizó una recepción perrona.

Metió en el centro de convenciones Cibeles, poco más de 2 mil personas de las colonias donde él tiene ascendencia.

El Secretario de Gobernación, no sólo habló bien del alcalde, sino que lo destapó como el futuro gobernador de Chihuahua. Y a la joven diputada, Andrea Chávez la quiere impulsar con mucha fuerza para contender al futuro inmediato.

Y más todavía, dijo que traía mucha lana en las alforjas y que la iba a repartir a los juarenses en varias obras importantes para la frontera.

Pero tengo la ligera sospecha que fue puro jarabe de pico.

Y viene el tercer cambio de aguja.

La recepción de Claudia Sheinbaum.

La verdad, en mis análisis, no le he dado la importancia que parece ha acumulado y de repente me deja boquiabierto.

No te equivoques, me han dicho algunos amigos. Ella es el Delfín más seguro.

Otros me dicen, si ella fuera la candidata, la tienen fácil los de la oposición. Ella es el rival más débil.

Pero, luego de ver la recepción que le hizo Cruz, en Las Anitas, pienso que se ha tendido ya una línea desde palacio a su favor, y activar lo que en política se conoce como «La Cargada».

Pero en Juárez, muy rebasado. UNA BUFALADA.

Evento de apoteosis.

Ni siquiera las diputadas Mary, Laura y Martha, quienes se encargan de las giras de Sheinbaum, imaginaron el desborde de populacho en esta recepción.

Revoloteaban incrédulas como las hadas madrinas de Cenicienta cuando le confeccionaban el vestido para el baile del castillo.

Una de ellas habría dicho la noche anterior… «me dijo Juan Carlos que mejor cancelemos el evento masivo porque no se va a llenar, y Claudia nomás va a hacer el ridículo».

Y nada, que el aparato de Cruz Pérez Cuéllar, les atascó cerca de 10 mil aplaudidores.

Claudia Sheinbaum, estuvo en Juárez, con el pretexto de dar una conferencia sobre políticas públicas exitosas.

Y se fue con una sonrisota.

LA ÚLTIMA CORCHOLATA

Falta uno.

Si en verdad se auto considera una corcholata presidenciable, falta por visitarnos en esa calidad, Gerardo Fernández Noroña.

Acaba de declarar, muy a su estilo… «les voy a ganar».

Pero francamente, después de haber visto el despliegue de casi 10 miembros de la comunidad chaira, permítanme dudarlo.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse