Los líderes mundiales se reúnen por tercer día consecutivo para un debate de alto nivel en el marco de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su 76 periodo de sesiones.

Moscú (Sputnik) – Este año, debido a la pandemia del COVID-19, el evento —que por tradición tiene lugar en la sede de la ONU en Nueva York (Estados Unidos)— se realizará de manera híbrida. Mientras algunos líderes mundiales han viajado a la ciudad estadounidense para participar presencialmente, otros comparecen a través de llamadas de video.

En el tercer día del evento pronunciarán su discurso, entre otros, el presidente boliviano, Luis Arce; el presidente de El Salvador, Nayib Bukele; y el primer ministro de Italia, Mario Draghi.

- Publicidad - HP1

La Asamblea General de la ONU es el órgano principal del ente, en el que están representados todos los Estados Miembros. Se reúne anualmente para tratar cuestiones de importancia mundial y tomar decisiones conjuntas. El tema principal de la cumbre de 2021 es la pandemia, en particular, cómo ponerle un fin definitivo y redefinir la economía mundial pospandémica.

Cuba no entregará la patria a sus enemigos

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, descartó una eventual entrega del país y su Revolución a los enemigos, en alusión al Gobierno de Estados Unidos.

«Todo lo han hecho para borrar a la Revolución cubana del mapa político del mundo. No aceptan alternativas al modelo que conciben para su patio trasero. Su plan es perverso e incompatible con la democracia y la libertad que preconizan. Pero nuestros enemigos deben tener claro que no entregaremos la Patria y la Revolución que varias generaciones de patriotas nos legaron de pie», afirmó el mandatario cubano en mensaje grabado previamente.
Díaz-Canel aseguró que el mundo asiste a prácticas políticas inaceptables que atentan contra el compromiso universal de defender la Carta de las Naciones Unidas, incluido el derecho soberano a la autodeterminación.

«Estados independientes y soberanos están siendo conducidos están siendo conducidos bajo múltiples presiones para subordinarse a la voluntad de Washington y a un orden basado en sus reglas caprichosas», denunció el jefe de Estado caribeño.

El presidente denunció además la vigencia del bloqueo económico, financiero y comercial que Estados Unidos mantiene contra Cuba hace más de 60 años, pese al rechazo internacional, con la adición de 243 medidas de coerción adoptadas por el Gobierno de Donal Trump (2017-2021).

«Es en ese contexto que se lanza contra nuestro país una guerra no convencional, a la que el gobierno estadounidense dedica de manera pública y notoria fondos multimillonarios, mediante campañas de manipulación y mentiras», acusó Díaz-Canel.
Además, agradeció toda muestra de solidaridad internacional desinteresada y sin condicionamientos.

«Aprovecho para agradecer a todos su respaldo en esta coyuntura, que enaltece los valores de humanidad y la cooperación internacional incondicional y sin injerencia», expresó el mandatario cubano, quien reivindicó además la vocación solidaria y humanista de su país.

Díaz-Canel aseguró que Cuba practica la solidaridad desinteresada con quienes recaben su apoyo y también la recibe con gratitud de gobiernos, pueblos, amigos y la diáspora.

«Al propio tiempo, en respuesta a solicitudes recibidas y guiada por su profunda vocación solidaria y humanista, Cuba ha enviado más de 4.900 colaboradores, organizados en 57 brigadas médicas, a 40 países y territorios afectados por la covid-19», destacó.

El jefe de Estado resaltó en particular la labor de los profesionales de la salud, cuyas misiones humanitarias inspiraron un movimiento global de apoyo a la candidatura del contingente médico cubano Henry Reeves para el premio Nobel de la Paz.

Díaz-Canel también adelantó que Cuba avanza en la campaña de vacunación para inmunizar a su población antes del cierre de 2021.

«Aspiramos a la inmunización total de la población a finales de 2021, lo que nos permitirá avanzar en la lucha contra el rebrote de la pandemia», anunció Díaz-Canel, quien valoró el desarrollo en su país de tres vacunas y dos candidatos vacunales contra el COVID-19, pese a las limitaciones de recursos.

Asimismo, citó eante la Asamblea General de la ONU a Afganistán como ejemplo del fracaso de la política liderada por Estados Unidos contra el terrorismo.
«No se puede prevenir ni combatir el terrorismo con bombas, que la ocupación sólo deja destrucción, y que a ningún país le asiste el derecho de imponer su voluntad a naciones soberanas. Afganistán no es un caso aislado», señaló el mandatario cubano.
Díaz-Canel advirtió que la ONU no puede ignorar la lección de dicha nación asiática, donde dos décadas de ocupación solo dejaron como saldo de miles de muertos, millones de desplazados y billones de dólares en ganancias del complejo militar-industrial.
«Afganistán no es un caso aislado. Ha quedado evidenciado que donde los Estados Unidos interviene, se incrementan la inestabilidad, las muertes, el sufrimiento y quedan cicatrices perdurables», señaló el jefe de Estado cubano, cuyo país también ha sido víctima de terrorismo.
Al final, reivindicó a la República Popular como la única China, y rechazó todo intento de fragmentar al llamado gigante asiático.

«Reiteramos el inquebrantable respaldo al principio de ‘Una Sola China’ y nos oponemos a cualquier intento de lesionar la integridad territorial y soberanía de la República Popular China, así como a la injerencia en sus asuntos internos», recalcó el mandatario cubano.

Panamá: solidaridad para enfrentar la pandemia de COVID-19

El presidente de Panamá, Laurentino ‘Nito’ Cortizo, reivindicó a la solidaridad global como único camino para encarar la pandemia de COVID-19.

«La pandemia ha puesto en evidencia que, en el mundo interconectado de hoy, el único camino para la supervivencia de la humanidad debe ser guiado por la solidaridad», aseguró Cortizo, quien recalcó la necesidad de garantizar vacunas para todos los países.

El mandatario anunció que su país está a solo semanas de lograr la inmunidad de rebaño contra el COVID-19, pero alertó que el objetivo debería ser alcanzar la inmunidad global.
«La meta no puede ser que algunos países lleguemos a la inmunidad de rebaño, cuando el objetivo debe ser que alcancemos inmunidad global», expresó Cortizo.

Además, reclamó un esfuerzo mundial para anticipar una inminente crisis humanitaria provocada por la migración irregular.

«Apelamos a la comunidad internacional para hacer, lo más pronto posible, un esfuerzo conjunto, con estrategias coordinadas y recursos para anticipar una crisis humanitaria regional de graves proporciones. Esto es una responsabilidad de todos», afirmó Cortizo, quien aseguró que Panamá brinda una atención digna a los migrantes que entran de forma irregular al istmo.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.