Compensa Nueva York a dos hombres condenados injustamente por el asesinato de Malcom X

Publicidad - LB3 -
La ciudad indenmizará con 26 millones de dólares a dos hombres que fueron erroneamente sentenciados por el crimen cometido en 1965. El estado de Nueva York pagará otros 10 millones.
Estados Unidos (VOA) –Dos hombres que fueron condenados erróneamente por el asesinato del ícono de los derechos civiles Malcolm X en 1965 y que fueron absueltos de esos cargos el año pasado serán compensados con 36 millones de dólares. 

La ciudad de Nueva York pagará a los hombres 26 millones de dólares, mientras que el estado de Nueva York pagará 10 millones más, según David Shanies, el abogado de las víctimas, Muhammad Aziz y Khalil Islam.

Ambos siempre sostuvieron que eran inocentes. Aziz tiene 84 años; Islam murió en 2009.

Un juez desestimó las condenas de los hombres el año pasado, ante nuevas pruebas de que hubo intimidación de testigos y la supresión de pruebas relacionadas con su juicio.

- Publicidad - HP1

Los hombres pasaron décadas en prisión y fueron puestos en libertad condicional en la década de 1980. El dinero se dividirá en partes iguales entre Aziz y los herederos de Islam.

Cyrus Vance Jr., quien era fiscal de distrito en el momento del asesinato de Malcolm, se disculpó por las «violaciones graves e inaceptables de la ley y la confianza pública» de la policía.

El Departamento Legal de la Ciudad de Nueva York dijo el domingo que el acuerdo financiero «trae cierta medida de justicia a las personas que pasaron décadas en prisión y soportaron el estigma de ser falsamente acusadas de asesinar a una figura icónica».

Malcolm recibió un disparo en el Audubon Ballroom del Alto Manhattan el 21 de febrero de 1965.

[Con información de Associated Press]

LOGO ADN Negro
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.

InHouse