Comienzan EE.UU. y Corea del Norte maniobras pese a amenazas del Norte

Corea del Norte podría realizar más pruebas en los próximos días, ya que interpreta las maniobras entre EEUU y Corea del Sur como un ensayo de invasión, y suele reaccionar con demostraciones de armas diseñadas para atacar a sus rivales.
Estados Unidos (VOA) – Un portaaviones estadounidense y su grupo de combate iniciaron maniobras con buques de guerra surcoreanos ante la costa oriental de la Península de Corea en su primer ejercicio de esa clase en cinco años, al día siguiente de que Corea del Norte probara un misil balístico de corto alcance en una posible respuesta al ejercicio.

Corea del Norte podría realizar más pruebas en los próximos días, ya que interpreta las maniobras entre Estados Unidos y Corea del Sur como un ensayo de invasión, y suele reaccionar con demostraciones de armas diseñadas para atacar a sus rivales.

Los cuatro días de maniobras pretenden demostrar la “poderosa determinación (de los aliados) ante las provocaciones norcoreanas” y mejorar su capacidad de realizar operaciones navales conjuntas, indicó la Armada surcoreana en un comunicado.

Más de 20 barcos estadounidenses y surcoreanos, incluido el portaaviones nuclear USS Ronald Reagan, un crucero estadounidense y destructores de ambos países, participaron en las maniobras, según un comunicado de la Armada. También participarían cazas y helicópteros estadounidenses y surcoreanos.

- Publicidad - HP1

Serían las primeras maniobras conjuntas con un portaaviones estadounidense cerca de la península desde 2017, cuando Estados Unidos envió tres portaaviones, incluido el Reagan, para hacer ejercicios en Corea del Sur en respuesta a las pruebas nucleares y de misiles norcoreanas. Desde entonces, los aliados habían cancelado o reducido sus ejercicios para respaldar las ahora estancadas negociaciones sobre el programa nuclear norcoreano o evitar contagios de COVID-19.

El misil norcoreano lanzado el domingo recorrió unos 600 kilómetros (370 millas) y alcanzó una altitud máxima de 60 kilómetros (37 millas) antes de caer en aguas ante la costa este norcoreana, según estimaciones surcoreanas. Algunos expertos creen que Corea del Norte podría haber lanzado un misil balístico con capacidad nuclear y muy maniobrable, con alcance suficiente para golpear un puerto surcoreano donde había estado amarrado el Reagan.

Pyongyang ha batido este año su récord de ensayos de misiles y rechaza de plano las peticiones de Washington y Seúl de que reanude la diplomacia nuclear. Corea del Norte ha dicho que no volverá a las conversaciones a menos que Estados Unidos abandone sus políticas hostiles, en aparente referencia a las maniobras con Corea del Sur y las sanciones económicas que sufre, lideradas por Estados Unidos.

Corea del Norte aprobó este mes una nueva ley que autorizaba el uso preventivo de armas nucleares en algunas situaciones, un indicio de una doctrina nuclear cada vez más agresiva. Algunos analistas creen que en último término, Pyongyang busca negociaciones de control de armas con Estados Unidos para conseguir un alivio en las sanciones y otras concesiones, a cambio de una renuncia parcial de su capacidad nuclear.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.

InHouse