»Los abrazos ya no alcanzan a parar los balazos»: Sacerdote Jesuita

Con una emotiva misa de cuerpo presente, los sacerdotes jesuitas Javier Campos y Joaquín César Mora Salazar, asesinados el pasado lunes en el interior del tempo de Cerocahui, municipio de Urique, fueron despedidos este sábado en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús.

Chihuahua, Chih, (Arturo Hernández/ADN).- Durante su sermón en la misa de cuerpo presente de los dos sacerdotes jesuitas asesinados en Cerocahui, el padre Pato Ávila, refrendo su llamado al Gobierno federal para que evalúe su estrategia en contra de la inseguridad, y expresó que “Ya los abrazos no alcanzan a parar los balazos”, lo cual provocó júbilo y un gran aplauso entre los feligreses.

Con una emotiva misa de cuerpo presente, los sacerdotes jesuitas Javier Campos y Joaquín César Mora Salazar, asesinados el pasado lunes en el interior del tempo de Cerocahui, municipio de Urique, fueron despedidos este sábado en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús.

- Publicidad - HP1

La misa dio inicio al mediodía, donde miembros de la etnia rarámuri honraron y despidieron a los padres con una danza típica de ellos. Posteriormente, colocaron rosas blancas sobre los féretros.

Cabe señalar que los padres eran muy queridos entre los tarahumaras, debido a la labor que hacían con ellos, en el poblado de Cerocahui.

Posteriormente, el arzobispo Constancio Miranda Weckmann, acompañado del padre Javier El Pato Ávila, dio inicio a la misa.

Acompañando al arzobispo, también estuvo el Padre Provincial de la Compañía de Jesús en México, Gerardo Moro Madrid.

Sobre los féretros, sacerdotes presentes en el altar colocaron ropajes, como un símbolo litúrgico dentro del servicio póstumo para los padres ultimados.

Luego del mensaje que dio el arzobispo Miranda Weckmann, el padre El Pato Ávila, dijo en su sermón que el gobierno federal debe evaluar su estrategia de seguridad.

“Ya los abrazos no alcanzan a parar los balazos”, expresó, lo cual provocó júbilo y un gran aplauso entre los feligreses.

Tras el sermón, se ofició la ceremonia de la eucaristía, y posteriormente los restos de ambos sacerdotes iniciaron su recorrido a Cerocahui.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Staff

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo electrónico.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna nota?
No dude en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por usted.

Síguenos en nuestras redes sociales.