Movil - LB1 -
    Publicidad - LB1 -
    abril 19, 2024 | 14:05

    La moda como activismo: La cooperativa juarense “Ni En More” combate el modelo maquilador

    Publicado el

    Publicidad - LB2 -

    La moda puede ser una forma potente y visible de resistencia política. Codificada con un significado, nuestra ropa comunica el estatus social, la pertenencia cultural, y está profundamente ligada a la identidad personal.

    Ciudad Juárez, Chih. (El Paso Matters/René Kladzyk) – Para la cooperativa juarense de moda Ni En More, el activismo es fundamental en su estructura organizativa y se enhebra a través de cada prenda que hacen.

    “Empezamos este proyecto para crear un modelo diferente que sea mejor para las mujeres”, dijo Janette Terrazas, una artista textil y una de las fundadoras de Ni En More. Explicó que el modelo de negocio de Ni En More existe como respuesta directa a la estructura operativa de las maquiladoras, la mayor fuente de empleo en Ciudad Juárez.

    - Publicidad - HP1

    Comúnmente conocidas como maquilas, estas plantas manufactureras de exportación han sido criticadas por mucho tiempo por las malas condiciones laborales. Algunos estudiosos han establecido conexiones entre el empleo en las maquiladoras y los feminicidios, argumentando que las fábricas tratan a sus trabajadores (predominantemente mujeres) como si fueran desechables.

    Según Candelaria Gutiérrez, miembro de la comunidad tribal rarámuri y trabajadora de Ni En More, la experiencia en la cooperativa es totalmente diferente de su anterior trabajo en una maquila.

    “En la maquiladora el trabajo estaba muy mecanizado, haciendo una sola cosa todo el día. Aquí puedo experimentar, explorar”, dijo Gutiérrez, que tiene 25 años y tres hijos. Señala cuánto tiempo más tiene que pasar con su familia, trabajando en Ni En More, porque las horas no son tan largas como lo eran en la maquiladora.

    Gutiérrez también ha estado viviendo en el estudio de Ni En More últimamente, con el fin de escapar de una situación de violencia doméstica. Este elemento de la cooperativa es aún más único cuando se considera dentro de un contexto nacional.

    CB NiEnMore 1076
    Hilda Ortega, coordinadora de costura en Ni En More, muestra las etiquetas que acompañan a cada prenda terminada. La etiqueta explica el origen del nombre “Ni En More”, que combina palabras en español, noruego e inglés para formar la frase “Ni En More”. (Corrie Boudreaux/El Paso Matters)

    Recortes en la financiación de refugios para mujeres han sido implementados en todo México por el presidente Andrés Manuel López Obrador, incluso cuando los femicidios y la violencia contra las mujeres han aumentado durante la pandemia de COVID-19.

    Vulnerabilidad, femicidio y resistencia

    Mónica Ortiz Uribe, presentadora del podcast “Forgotten: The Women of Juárez“, dijo que hay una innegable conexión entre las maquiladoras y el fenómeno del femicidio.

    “Muchas de las víctimas del feminicidio fueron trabajadores de fábricas. Y muchas de las mujeres que desaparecieron y luego aparecieron asesinadas, su desaparición se produjo entre el trabajo y el hogar, entre el viaje de una de las fábricas a sus casas que estaban en las afueras de la ciudad típicamente, en colonias con poca infraestructura”, dijo Ortiz Uribe.

    CB NiEnMore 0941
    Janette Terrazas, cofundadora de Ni En More, demuestra cómo aplastar la cochinilla para hacer una gama de colores en tonos rosados, rojos y púrpuras. Todas las prendas de Ni En More se tiñen con ingredientes naturales como la cochinilla, que es un pequeño insecto que se recoge de las plantas de cactus. (Corrie Boudreaux/El Paso Matters)

    Ortiz Uribe dijo que el número de feminicidios ha crecido en toda América Latina, y ha provocado diversas formas de resistencia pública: “Particularmente en México, el feminicidio se ha extendido desde que el fenómeno comenzó en Juárez. Así que ahora hay una nueva generación de activistas que se oponen a él y exigen protección del gobierno mexicano en un movimiento mucho más amplio”, dijo.

    El nombre de Ni En More está en parte inspirado en la frase de protesta Ni Una Más, que ha sido un grito de guerra en las protestas contra los feminicidios. Terrazas dice que la estructura de Ni En More tiene como objetivo abordar y combatir la vulnerabilidad de las mujeres que se perpetúa en un modelo de maquila, vulnerabilidad que está vinculada a la violencia sistémica contra las mujeres.

    “Queremos crear espacios felices donde la gente pueda manejar su tiempo. La producción es importante, pero para nosotros el conocimiento es más importante, y que (los trabajadores) sean tratados como seres humanos”, dijo. “Creo que esa es la diferencia. Para que puedan tomar decisiones a lo largo del proceso, eso es algo que nunca se ve en las maquiladoras”.

    El proceso de creación de un vestido

    Cada vestido de Ni En More toma más de 60 horas en producirse. Terrazas dijo que este elemento de producción es clave, creando un número menor de prendas (30-40 por semana), mientras que se priorizan los materiales de mayor calidad, la mano de obra y el empoderamiento de los trabajadores a través de un conjunto de habilidades más amplio.

    CB NiEnMore 0953
    Janette Terrazas, cofundadora de Ni En More, levanta una prenda que está empapada en una tina de tinte. La organización sin fines de lucro hace prendas hechas a mano, de color natural, que se venden en México, Estados Unidos y Europa. (Corrie Boudreaux/El Paso Matters)

    “Es un proceso lento”, dijo Terrazas, contrastando el enfoque con el de la moda rápida, un método de fabricación de prendas de vestir que se basa en materiales baratos y mano de obra barata para crear artículos de ropa de baja calidad y altamente desechables. Entre otras cosas, la moda rápida ha sido criticada por sus importantes impactos ambientales.

    Kathleen Staudt, profesora emérita de la UTEP que ha estudiado cuestiones de género, trabajo, violencia y activismo a lo largo de la frontera durante las últimas décadas, señaló el contraste entre el enfoque de la cooperativa Ni En More y el de las maquiladoras, al tiempo que cuestionaba si este modelo alternativo podría ser viable a mayor escala.

    “Es un lugar de trabajo muy rígido en las maquilas. También es un lugar de trabajo muy dominado por los hombres. No es como trabajar en una cooperativa donde puedes trabajar en una prenda de vestir de principio a fin y ver tu producto final y sentir algo de orgullo por él”, dijo Staudt.

    La estructura cooperativa

    La forma en que funciona la propiedad y la distribución financiera en la cooperativa es también una diferencia significativa.

    “Una cooperativa es menos jerárquica, comparada con un sistema extremadamente jerárquico en las maquilas. Que es jerárquico no sólo por el género, sino también por la nacionalidad y el idioma, y los procesos altamente especializados en el proceso de fabricación”, dijo Staudt.

    Hilda Ortega, miembro de la cooperativa Ni En More, tiene 48 años y tiene dos hijos. Dijo que el hecho de que la organización sea una cooperativa es importante por muchas razones.

    CB NiEnMore 0893
    Maritza Uscanga, diseñadora de Ni En More, muestra una prenda hecha a mano que fue coloreada con tintes de semillas de aguacate. Toda la ropa hecha en Ni En More está teñida con ingredientes naturales. (Corrie Boudreaux/El Paso Matters)

    “Más que nada, proporciona una oportunidad. En una maquiladora, sólo tienes tu tarea; aquí, tenemos poder de decisión”, dijo Ortega.

    Gutiérrez estuvo de acuerdo, enfatizando que el proceso de compartir el conocimiento también diferencia al grupo. “En una cooperativa, le das a otras personas la oportunidad de aprender lo que tú estás aprendiendo. Está sucediendo ahora en la comunidad rarámuri”, dijo.

    “No hay un (único) propietario, así que todos son dueños del proyecto”, dijo Terrazas, quien dijo que los objetivos de la cooperativa son fundamentalmente anticapitalistas. “La gente que está aquí también es dueña de los medios de producción”, dijo.

    El verdadero costo de un vestido

    Mantener el proyecto a flote no ha estado exento de problemas financieros, y el elevado precio de las prendas de vestir es un reflejo del alto costo de operar de esta manera (un vestido de Ni En More se vende al por menor por 370 dólares). El sitio web de Ni En More describe el proceso de teñido natural de sus prendas, que incorpora materiales de floristerías y restaurantes cercanos; el sitio web expresa el objetivo de que una prenda de Ni En More sea “algo que nuestros compradores nunca tiren a la basura, y que usen sabiendo que su compra ha marcado la diferencia”.

    Cuando le pregunté a Terrazas sobre el costo de sus prendas, ella notó cuán distorsionadas se han vuelto las percepciones sobre el verdadero costo de la mano de obra, debido a las maquiladoras y a los modelos de producción de moda rápida.

    “No estamos educados para apreciar la mano de obra detrás de las prendas de vestir. Durante muchos años, desde la industrialización, perdimos esta conexión de que hay gente detrás (de la ropa). Sé que el trabajo duro que hacen las mujeres en este proceso es el mismo trabajo duro que hace la gente en las maquiladoras. Pero no lo vemos, porque es más barato. El costo real lo pagan las personas explotadas”, dijo Terrazas.

    La recaudación de fondos para apoyar la misión de la cooperativa ha sido un desafío. Terrazas dijo que al principio de la pandemia tenían serias preocupaciones, pero que la venta de ropa vinculada a un reciente artículo en la revista Vogue ayudó a la cooperativa a sobrevivir.

    Staudt dijo que operaciones como Ni En More tienen tanto beneficios como limitaciones.

    “La disciplina en la fábrica es una grave dificultad para las mujeres que están criando niños, niños con padres o cónyuges (que no siempre son) tan confiables o que traen dinero. Así que ser capaz de hacer este tipo de trabajo y ganar un salario decente es un beneficio. Pero, ¿se desarrollará alguna vez en el volumen de los trabajadores de la maquila?”

    CB NiEnMore 1033

    Staudt sugirió que una estrategia para mejorar las condiciones laborales en Juárez implicaría estándares laborales más fuertes, permitiendo el establecimiento de sindicatos independientes, prácticas de protección para los empleados de la manufactura de la cadena de suministro durante COVID-19, y el aumento de los salarios en todas las maquiladoras.

    Pero proyectos como Ni En More ofrecen un vistazo a una modalidad radicalmente diferente para la fabricación de prendas de vestir en la frontera, un lugar donde la estructura de las maquiladoras ha sido dominante y ha crecido durante décadas.

    “Estamos trabajando y queremos crecer en los años venideros”, dijo Terrazas, quien compara las condiciones laborales de las maquiladoras con un mal romance.

    “Digamos que estás en una relación con alguien que no te trata bien, y es la única relación que has tenido. Crees que esto es lo correcto, crees que esto es normal. Trabajas durante muchos años en las maquiladoras y crees que las cosas tienen que ser así. Pero cuando encuentras algo diferente donde puedes sentirte amado y abrazado, en una relación que realmente se preocupa por ti, creo que puede ser un proceso de curación”.


    Foto de portada: Janette Terrazas, derecha, e Hilda Ortega, ambas colaboradoras del colectivo de costura Ni En More, se ríen al describir el proceso de impresión de una prenda con rosas aplastadas. (Corrie Boudreaux/El Paso Matters)

    Transparencia: Kathy Staudt es miembro y soporte financiero de El Paso Matters.


     

    LOGO ADN Negro

    ¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa? ¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna nota?
    No dudes en enviarnos un correo

    ¿Valoras nuestro trabajo? Apóyanos con tu patrocinio.
    https://www.adiario.mx/patrocinios/

    Publicidad - LB3 -

    HOY EN ADN TV

    - Publicidad - (MR1)

    Historias Recientes

    Serán nombrados por Martín Chaparro los encargados de despacho

    El alcalde suplente fue presentado al gabinete y a los miembros de la Mesa...

    La J+ instalará válvula inteligente en Av. Tecnológico y Aeronáutica

    Personal del departamento Eficiencia Física de la J+ realizará la instalación de una válvula...
    - Publicidad - (MR2)

    LAS PLUMAS DE ADN

    - Publicidad - (MR3)

    Más como esto