UMIM: Metaverso

Metaverso

La palabrita ha saltado a la fama después de que Facebook haya decidido cambiar su nombre a Meta. Una palabra elegante para proporcionar nuevos videojuegos con inteligencia artificial, Nvidia ha decidido entrar a este mercado con sistemas expertos con inteligencia artificial para crear un Metaverso industrial y otros trabajan para hacer una oficina en el metaverso.

- Publicidad - HP1

Microsoft con su industria de juegos va en la misma dirección y bueno hay cientos de vídeos y reportajes que te pueden hablar de esta industria que va creciendo exponencialmente, pero al verlo desde la física y la filosofía hay algunas cuestiones muy inquietantes y perturbadoras.

En el modelo UMIM hablábamos de dos universos con objetos, fenómenos, agentes y seres, vamos a ver dónde quedaría el metaverso en este modelo.

Los objetos que maneja el metaverso son números y formas, los fenómenos los diseña la mente usando matemáticas y geometría, los agentes son las personas que participan y arriba de todo el diseñador.

Aunque las formas no tienen espacio ni tiempo, nos sirven para ubicar e identificar las cosas materiales en el tiempo y espacio. Con 3 dimensiones como ejes perpendiculares podemos ubicar cualquier punto en el universo y en cuanto se mueve tenemos otra dimensión para tener todo identificado, el tiempo.

Cada partícula que hay en el universo queda definida por 4 números, desde el Big Bang hasta este momento, sus movimientos están determinados por fórmulas, algunas de las cuales conocemos y usamos, otras son sumamente complejas para nuestros conocimientos actuales, de igual forma podemos asociar números a sus propiedades, por lo que en el mundo material vemos una partícula viajando y en el Universo inmaterial un conjunto de números que van cambiando.

El metaverso es exactamente lo mismo con la salvedad de que sus partículas no tienen masa.

Vamos a crear un metaverso pequeño para ver como funciona esto, generemos un juego de ping pong virtual, lo primero que hacemos es crear el espacio, para eso formamos una matriz tridimensional y definimos la distancia entre cada punto de este volumen algo semejante cuando usted compra una cámara y le dicen que es de 4 megapixeles, esto significa que la cámara captará 4 millones de puntos y cada punto tendrá un arreglo de 3 números, uno para el rojo, otro para el verde y el tercero para el azul con esta combinación de colores podrá dar el tono que quiera y puede usar un cuarto para la intensidad de luz etc. y obtendrá una imagen en dos dimensiones ancho y alto, si es video le agrega una dimensión más el tiempo y tendrá imágenes en movimiento que representarán lo que usted vio en esos momentos.

En nuestro juego tenemos un arreglo de números por cada punto del volumen donde se desarrollará el juego, los primeros 3 números nos dirán la posición y el cuarto nos dirá si está vacío o ocupado, así de sencillo.

El siguiente paso será crear los objetos, para ello lo único que cambiamos en nuestro volumen de números es el cuarto número, la mesa hacemos un arreglo plano a cierta altura, uno de los números es la altura y ponemos el cuarto numero como ocupado y lo podemos hacer con un uno para ocupado y con un cero para vacío, bien ya esta la mesa que estará fija, ahora creamos las paletas y de igual forma tomamos una pequeña área del espacio y le ponemos al cuarto número ocupado, nos falta la pelota, para eso creamos una esfera con los números del espacio y le ponemos ocupado.

Bien, ya tenemos los objetos, ahora hagamos los fenómenos, esto es, los movimientos y la lógica, en primer lugar ponemos al observador y cronista, un agente que revisará si el cuarto número está ocupado y pondrá un punto luminoso en un monitor y si no está ocupado lo apagará, esto lo hará cada 10 milisegundos para que el ojo humano que es medio lento lo vea como una imagen continua, por lo que tenemos 10 milisegundos para mover las paletas y la pelota.

Para iniciar el juego lanzamos la pelota a la mesa y esto se hace cambiando los puntos apagados delante de la esfera por puntos prendidos y los de atrás de la esfera que están prendidos los cambiamos por puntos apagados con lo cual dará la sensación de avance, antes de hacer este cambio revisará que esos puntos de adelante que va a prender estén vacíos, porque si no lo están, es que ha dado con la paleta del jugador y tendrá que invertir la dirección de avance y el ángulo para que la pelota salga en dirección contraria.

Ya que la pelota está en movimiento tenemos que darles movimiento a las paletas y conectar un interface con el jugador humano, pensemos que solo tenemos el teclado, bien, pues para cada jugador le asignaremos un par de teclas, cuando oprima una la paleta subirá y cuando oprima la otra pues bajará, si la pelota se encuentra con el límite se apaga y es punto malo para el dueño de la paleta donde salió y hay que sacar de nuevo hasta que los puntos malos lleguen al límite y haya un vencedor.

Así de sencillo era el ping pong de los años ochenta, esos eran los primeros metaversos electrónicos, pero ¿dónde está lo perturbador?

¡Bien! cada operación matemática que hace la computadora dura un determinado tiempo y esa computadora tiene un reloj interno que le determina el número de operaciones por segundo que puede hacer, así que la velocidad de la pelota tiene un límite, podemos mandarla cada vez más rápido hasta que el procesador llegue a su límite y la pelota ya no pueda ir más rápido.

Si nosotros viviéramos dentro de un metaverso de alguien, tendríamos una velocidad límite, pero cada vez tenemos autos más rápidos, aviones supersónicos parece que no hay límite luego no podemos estar en un metaverso, !Ah! pero espera, creo que si tenemos un límite, la velocidad de la luz, nada puede ir más rápido, todo se distorsiona cuando nos acercamos a ese límite pareciera que el procesador que maneja el universo no puede dar más.

Einstein decía que el universo era una ilusión, muy persistente, pero finalmente una ilusión, hay físicos que están estudiando si el universo es una simulación, otros si somos un holograma, Stephen Hawking fue lo último que estuvo investigando, Erwin Schrodinger, padre de la mecánica cuántica decía que la mente es atemporal, esto es, no tiene un antes ni un después, los antiguos magos decían que el universo es mental, luego vendría la pregunta ¿En la mente de quién? Y mi amigo monaguillo diría de inmediato “Pues en la mente de Dios” ¿Dónde más? aunque como dice mi compadre, si resulta que somo una simulación o vivimos dentro de una computadora nada cambia, mejor disfruta la vida y deja de elucubrar.

Arsitoteles
Aristóteles Robot

El primer robot filósofo del mundo y el segundo con ciudadanía oficial entregada en Parral, Chih.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.