Última Instancia | Aspiraciones presidenciales

Publicidad - LB3 -

En estos días, a raíz de que el presidente de la República abrió con suma anticipación el proceso no-formal de postulaciones de precandidatos a la primera magistratura del país de su partido Morena, llamándoles despectiva y burlonamente “corcholatas” (como para dar a entender “la quito y la pongo y la tiró a mi conveniencia porque yo soy el que manda”), se desataron múltiples movimientos, a mi forma de ver, ilegales, al violar las leyes electorales que el propio presidente, cuando era oposición, fuertemente promovió.

Los principales aspirantes de Morena son:

• Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, quien tiene la fama de ser la que quiere el presidente, porque, supuestamente, la puede manejar tras bambalinas, creándose así una especie de “Neomaximato”.
• Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores. Tiene buena fama de hacer lo necesario para sacar los objetivos que desea el presidente, pero como parece ser que ya tiene favorita, constantemente le “mete zancadilla”. Ebrard tiene una buena fama con la ciudadanía. Ya nadie se acuerda la razón por la cual Fox lo despidió del puesto de Secretario de Seguridad Pública del D.F. Fue cuando, prácticamente en sus narices, permitió el linchamiento en Tláhuac de policías federales cuando una turba de personas los quemó vivos, sin que Ebrard diera órdenes de parar el ataque, habiendo un cuartel de la policía a menos de un kilómetro de distancia del lugar del linchamiento.
• Adán Augusto López Hernández, cercano al presidente, pero muy lejos del nivel de conocimiento necesario, aunque últimamente ha hecho grandes esfuerzos de protagonismo.
• Ricardo Monreal. Astuto coordinador parlamentario de Morena en el Senado, quien dirige la Junta de Coordinación Política. El presidente lo ha aislado e ignorado, pero, recientemente, finalmente le dio la categoría de “corcholata”.
• Gerardo Fernández Noroña. Recientemente lo puso en la lista el presidente, junto con Monreal. Yo atribuyo que lo haya hecho para poner a Monreal en su misma categoría de que “te pongo, pero eres irrelevante”.

- Publicidad - HP1

En el Partido Acción Nacional hay muchos:

• Ricardo Anaya. Es el que va siempre arriba en las encuestas, pero no puede regresar a México porque lo meten a la cárcel.
• Santiago Creel. Preside la Cámara de Diputados. Vetusto dino del PAN quien considero que ya pasó su época, perdió el D.F. ante López Obrador, cometió muchos errores en su campaña y fue pésimo Secretario de Gobernación de Fox.
• Lilly Téllez. Senadora postulada por Morena que se pasó al PAN por decepción. Periodista de profesión. Mujer valiente y aguerrida. La gente dice que es demasiado agresiva y le da miedo.
• Mauricio Vila. Gobernador de Yucatán a punto de terminar su mandato. Es serio, ha hecho muy buen papel, pero se le ve con poco carisma.
• Juan Carlos Romero Hicks. Exgobernador de Guanajuato, presidió el CONACYT y fue rector de la Universidad de Guanajuato. Por mucho, es el panista que más prestigio goza de honradez y seriedad. Aún le falta crecer en niveles de conocimiento, y nos puede dar una buena sorpresa.
• Maru Campos. Gobernadora de Chihuahua que acaba de iniciar su mandato. Considero que no es el momento para ella, ya que empieza su administración, y Marko Cortés únicamente la ha puesto en la pasarela para tener una alternativa mujer vs. Claudia Sheinbaum. Considero que no es seria esa posición.

Los aspirantes del PRI:

• Enrique de la Madrid. Ha hecho gran labor de penetración de su imagen en el círculo rojo y en las clases medias. Se le ve como persona seria y comprometida, con perfil académico, pero trae el lastre de ser priista e hijo de expresidente.
• Ildefonso Guajardo. Parecido a de la Madrid, en cuanto a preferencias, tiene también buena presencia en el círculo rojo y clases medias, pero se ha devaluado su imagen al haber votado la reforma que extendió el plazo de permanencia del ejército en labores de seguridad pública.
• Beatriz Paredes. Con gran prestigio como política avezada, con negativos por su edad y proveniente del viejo PRI.
• Finalmente, José Ángel Gurría, quien terminó su mandato como Secretario General de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico y fue Secretario de Hacienda en el gobierno de Ernesto Zedillo. Gurría tiene un gran prestigio. También considero que él es muy conocido en el círculo rojo, pero como nunca ha tenido un cargo de elección popular es poco conocido para una contienda presidencial.

Movimiento Ciudadano

• Luis Donaldo Colosio Rojas. El poder de la marca Colosio es lo único que tiene, que no es poco. Pero siempre ha dicho que no contenderá. Eso nos da una muestra de seriedad.
• Enrique Alfaro. Gobernador de Jalisco que termina su mandato en el 2024 estimo que le falta empuje para una contienda presidencial.
• Samuel García. Gobernador de Nuevo León, estimo que su reciente elección y su tierna edad no le permite el tener un buen éxito para una elección presidencial.

Conclusiones:

I. Aún hay muchas indefiniciones en esta contienda. Vienen para el régimen muchos tiempos difíciles, como la inflación, la crisis fiscal y financiera que se viene, esto puedo causar inestabilidad que afecte el bienestar de la población, con consecuencias catastróficas en el prestigio del presidente.
II. Las revelaciones de Guacamaya pueden traer más sorpresas que afecten al régimen. Todos los días sale un escándalo nuevo.

III. La división en Morena se puede tornar severa conforme avancen los problemas y corran los días. Esto puede causar estrago en las preferencias electorales de quien postule Morena.

IV. Tenemos el factor de [email protected], que va a empujar por un método de elecciones directas por los ciudadanos, tipo elecciones primarias, para elegir la candidatura de la oposición. Ello puede fortalecer mucho al candidato postulado.

IMG Carlos Angulo2
Carlos Angulo Parra

Analista político. Abogado corporativo. Fue Diputado Federal en la LXII Legislatura del Congreso de la Unión.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse