Sale de prisión Elba Esther Gordillo, lideresa del SNTE, quien pasó cinco años en «reposo» obligado.

Sí, ya sé que «la maestra» al ser encarcelada, dejó en el puesto del sindicato a, Juan Díaz de la Torre. No faltará uno de mis detractores exigiendo que lo diga, so pena de caer en el canasto de la desinformación o la falta de objetividad.

Juan Díaz, gris personaje, tiene sus días contados en la atmósfera política, al despertar la furia de Elba Esther pues él la suponía destruida en prisión, y ya sin su presencia, disfrutaría sin interposición ninguna, la herencia magisterial. Pero ella nunca dejó de ser la jefa.

- Publicidad - HP1

La Gordillo, como Silvester Stallone en aquellas películas de convictos; (Condena Brutal y Escape imposible), tuvo cinco años de entrenamiento para salir rejuvenecida, vigorosa y cien veces más demoniaca que antes.

El más débil de sus enemigos es Juan Díaz, a quien se engullirá de una sola tarascada. Como el MEGALODÓN.

Sentenciado por ella, su hombre de confianza, el que conoció todos sus secretos financieros y quien a los ojos de la ex reclusa, debió de defenderla a capa y espada por obligación moral. No tiene salvación.

A su salida, sin ápice de vergüenza asegura: «¡Soy inocente! Aquí está la constancia judicial que lo acredita. Fui víctima de persecución política, acoso, e injusticia. Un chivo expiatorio al que se le acusó de todo.»

Y el enemigo más poderoso, pero ya debilitado, es Enrique Peña Nieto a quien acusa sin mencionarlo como el artífice de su desgracia.

«La reforma educativa se ha derrumbado.» Fue su amenaza directa.

Enmedio. Entre Juan Díaz y EPN, hay tres docenas de «carnita» que Elba Esther se irá masticando poco a poco mientras Andrés Manuel representa el papel del mandatario misericordioso.

El retorno de Elba Esther le traerá mucho beneficio a AMLO quien inteligentemente se deslinda.

«La maestra, no estará en el próximo gabinete.»

Pero asegura, como ella, que se cancela la reforma educativa.

La venganza es un platillo delicioso que se degusta frío y se come muy despacio.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.