Theodor Mommsen y la Historia de Roma como fundamento del Estado Alemán

Hoy toca hablar sobre un personaje interesante dentro de la historiografía alemana y uno de los escritores más prolíficos de Occidente.

Tuve la oportunidad de leer parte de su obra, cuando estudié en la Academia de Historia y recuerdo bien que un tomo era equivalente una montaña de letras y erudición, y de verdad les comparto que, a pesar de todo, ha sido una de las lecturas que más he disfrutado. Desde la primera línea me atrapo.

Cada página fue como leer un capítulo de un libro y después de leer un capítulo de Historia de Roma de Theodor Mommsen, tuve que usar lentes ya que me rompió la vista, sin embargo; no, no exagero señores. Esta lectura es de lo mejor que he encontrado para el ejercicio intelectual.

- Publicidad - HP1

Theodor Mommsen fue uno de los historiadores alemanes más prolíficos del siglo XIX. La base de su formación académica la tuvo en Francia e Italia por cuenta propia, después de participar en la revolución contra la monarquía se refugió en Leipzig y después se marchó a Breslau, es allí donde se desempeñó como profesor de leyes para luego ser llamado a la Academia de Artes y Ciencias de la Universidad de Berlín.

A sus 70 años se le publicaron todas sus obras que constan de 900 títulos, además, a él se le encargó la edición de la colección más grande de textos latinos. Su obra más famosa es Historia de Roma, donde expresa su posición política para la conformación de una república liberal y no una monarquía.

En su obra capital, Mommsen reconoce que hay cosas que no se conocen, sin embargo; él se suelta haciendo explicaciones de hechos que no conoce ¿por qué?, antes de responder, cabe decir que esto es común en la Historia y en el historiador, es obvio que no conocemos lo que ocurrió en el pasado y se interpretan los hechos compuestos por sucesos a partir de las fuentes históricas.

Entonces ¿la historia es ficticia? No, porque se basa en fuentes concretas que se interpretan a partir del historiador y su contexto, esto Mommsen lo hace, pero en efecto, hay un grado de subjetividad en la historia como en muchas ciencias y áreas del conocimiento.

Lo que nos lleva a pensar ¿entonces cómo se reconstruye lo que no se conoce? ¿Cómo a completar esos huecos de sucesos? Mommsen nos dio la respuesta: conjeturas lógicas e intuitivas a partir de lo que se conoce. Esto es lo que hacen todos los historiadores al momento de reinterpretar o analizar un hecho histórico. Por eso es importante conocer Historia de Roma, para entender cómo es que Mommsen lo hace, porque hay un método.

Su trabajo es una gran aportación (por el tamaño) sobre la sociedad romana. Sus trabajos son lógicos e intuitivos y tiene una combinación de puntos de vista multidisciplinarios.

Historia de Roma es un trabajo muy erudito y su traducción al español es de las mejores que hay, lo que la vuelve un trabajo titánico por sí mismo.

Como decíamos, en este opus magnum se ve el diálogo multidisciplinario con la arqueología, la sociología (aunque no lo dice abiertamente) de la política y la filosofía, incluso el diálogo que hace con Tucídides y otros historiadores antiguos.

Ahora la pregunta de fondo ¿por qué se escribió esta obra? ¿cuáles eran los intereses políticos y académicos?, pues no es nada más y nada menos que el intento de Mommsen de poner al alcance público el ejemplo de una república bien lograda, él quiere demostrarles a los alemanes que el experimento republicano se puede lograr.

El grueso de su obra está encaminado al estudio de instituciones para la formación del estado romano, pues el experimento de la república es viable y lo demuestra con Roma.

Por último, quisiera agregar que Historia de Roma y su autor buscan dar respuestas a los problemas económicos, políticos y sociales de su tiempo como todo trabajo histórico, y que el meollo de los alemanes en ese momento era fundamentar un estado fuerte y centralizado ya que hasta finales del siglo XIX aún había presencia feudal y se buscaba implementar el liberalismo, por ello la república para Mommsen era la mejor opción, todo lo contrario a Hegel con las Lecciones sobre la Filosofía de la Historia Universal. Que fundamente y el estado autoritario, centralizado y rígido.

Galería

null 7

Marduk Silva
Marduk Silva

Licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. Profesor en Preparatoria Lobos de la Universidad de Durango Campus Juárez y en la Escuela Preparatoria Luis Urias.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse