#NoMásPoderAlPoder, ni a la tv

Publicidad - LB3 -

Una reacción inmediata, un compromiso diverso y plural, robusto de prestigio en la defensa de las mejores causas de México, se ha concitado en torno del llamado para formar un Frente por la Comunicación Democrática, como una de las respuestas necesarias a la iniciativa de contrarreforma en Telecomunicaciones enviada por Peña Nieto al Senado de la República. No se necesita ser experto en la materia para darse cuenta de las enormes contradicciones que sostiene la propuesta presidencial, con relación al texto de la Constitución y su articulado transitorio. No es tan sofisticado el tema como para no detectar que están amenazadas libertades y derechos fundamentales. Un simple cotejo comparativo da cuenta del tamaño de la traición a la reforma que la oposición colocó como su principal motivo y justificación para participar en el Pacto por México. En el bolsillo la reforma energética, fondeado para más de un sexenio con el paquetazo fiscal, el PRI-gobierno se presenta a menos de dos años de su regreso al poder como un gobierno sin palabra.

El eje de la iniciativa es una componenda mayúscula: El gobierno quiere mantener el control sobre la información y la empresa de Emilio Azcárraga sale protegida en su condición monopólica. Por ello, un grupo de mexicanos que hemos decidido colocar por encima de nuestras diferencias el interés general, consideramos necesario enterar al mayor número de ciudadanos de la enorme regresión que tiene este proyecto de ley y cómo daña al desarrollo de la sociedad; cómo concierne al pueblo y agrupa diversas ideas que proponen líneas de acción para detener este atropello.

La población debe saber que la reforma constitucional promueve un verdadero cambio en el paradigma del modelo de comunicación imperante hasta la fecha; sin embargo, en la iniciativa no sólo no se reflejan, sino que la mayoría quedan reducidos o negados. En el cinismo de la defensa de la iniciativa Peña-Televisa se ha llegado al extremo de decir que, como se les pasó la mano en la Constitución, ahora «arreglarán» los problemas a través de la ley.

- Publicidad - HP1

Durante la semana pasada hemos contactado a diversos actores políticos y sociales; se han organizado foros y conferencias, mismos que se consolidan como las reuniones preparatorias de una Asamblea Nacional que constituya al Frente por la Comunicación Democrática. El acto tiene por objetivo concientizar sobre las numerosas pretensiones contrarias a la Constitución, múltiples omisiones a mandatos constitucionales, las insuficiencias y los sesgos regulatorios que produce una legislación desequilibrada entre los agentes económicos de las telecomunicaciones y la radiodifusión, así como una marcada desigualdad entre los medios comerciales y los públicos, a quienes se les termina discriminando y manteniendo bajo el control gubernamental.

La importancia básica de este Frente radica en la arrogante insistencia de Televisa de beneficiarse con una legislación a modo. Ese empeño fue derrotado por la Suprema Corte de Justicia en el año 2007, cuando se echó abajo la llamada Ley Televisa. No obstante, la televisora recupera esos privilegios en la Iniciativa de Peña Nieto, un proyecto que a todas luces no sólo fue hecho según sus intereses, sino en el que Televisa contribuyó en su composición, logrando incorporar disposiciones excesivas para retrasar lo más posible una real competencia.

Claro que es desalentador que un poder fáctico vuelva a provocar de esta manera, tratando de imponerse sobre la Constitución, peor aun: que lo haga por medio de la misma Presidencia de la República. Por eso hemos lanzado la convocatoria a la que se han sumado una potente cantidad de académicos, artistas, periodistas, organizaciones sociales, especialistas y ciudadanos en general, donde invitamos a toda la sociedad a participar, será el próximo viernes 11 de abril a las 11:00 am en el Teatro de la Ciudad de México, en Donceles 36, Col. Centro. El reto mayor es desmontar el cálculo político de que si en la reforma energética no pasó nada, en ésta menos sucederá.

Confían en que la sociedad mexicana, adormecida por el trabajo del duopolio televisivo, permanecerá indiferente. Hay que demostrarles que no será así.

javier corral 2
Javier Corral Jurado

Javier Corral Jurado Político, periodista, académico, y columnista.
Multi-galardonado por su actividad periodística. Fue Gobernador del Estado de Chihuahua de 2016 a 2021 y Senador de la República en donde formó parte de las comisiones de Educación, Gobernación y participa como Secretario de la Comisión de Radio y Televisión, así como Presidente de la Comisión de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias.

Esta columna se reproduce bajo permiso de su autor.

InHouse