El malestar que generó el gasolinazo se increpó aún más con las declaraciones del presidente Enrique Peña Nieto, de malestar pasó a RABIA por esa pieza de oratoria barata que improvisó el presidente, sin ninguna sensibilidad política, social, humana, sin el menor respeto al encono nacional, sin considerar algún atenuante que pudiera amortiguar el enojo social, nada de contenidos que dieran una luz de revisión o suavizar el impacto de su gasolinazo, nada, ningún contenido respetuoso todo lo contrario, su rosto adusto, su tono improvisado daba a entender a que “HÁGANLE COMO QUIERAN”, pero de qué va, va y  les guste o no les guste, su tono de soberbia dirigiéndose al pueblo de México como si fuéramos ignorantes o niños que deben aprender, me resultó una burla.

Enrique Peña Nieto nos mintió de nueva cuenta, nos engaña ya que sus razones del gasolinazo son una falacia total, rebatible hasta por el menos informado al que se supone el hombre  más y mejor informado del país, nos miente cuando nos dice que es por el alza en los mercados de la gasolina en el mundo, no es cierto, solo basta ver los precios en la ciudad vecina de El Paso Texas, Texas de donde proviene nuestra gasolina importada, los empresarios Texanos y sus socios los políticos mexicanos de alto copete y alcurnia no subsidian ni a su madre, nos quiere engañar con el espejito de que no es el gasolinazo el resultado de la reforma energética ni de la reforma fiscal , nos engaña porque bien sabe que los gasolinazos tienen un origen, LAS REFORMAS, sin las reformas no hubiera podido hacerlo, así de simple.

El malestar ciudadano se manifestó de diferentes formas y acciones, desde marchas, plantones, toma de casetas, cierre de carreteras que fueron subiendo de tono conforme iban tomando fuerza el manifiesto malestar de los ciudadanos y ahí, en ese momento, intervino toda la artillería gansteril, regularmente del partido PRI y del gobierno, para enlodar las manifestaciones ciudadanas pacíficas, principalmente en el Estado de México, la Ciudad de México y el Sur del país,  huestes gansteriles que se infiltraron entre la ciudadanía inconforme para ocasionar desmanes, robos, destrozos y toda clase de tropelías.

- Publicidad - HP1

Si somos observadores de eventos pasados y los presentes nótese una característica de esas huestes, los rostros cubiertos y los mismos procesos de desmanes, son sistemáticos, con cronología, actúan como tropa entrenada, saben los objetivos y las formas, sus formaciones de agresión, etc., cosa que una manifestación ciudadana no lleva tal coordinación, por muy violenta que sea, y lo más claro, los policías pocas o nulas detenciones realizan de estas huestes de saboteadores… por lo regular detienen a los ciudadanos, las huestes saben cómo desaparecer de inmediato, el ciudadano no.

Me llamó mucho la atención que en las tomas de casetas, principalmente de Chihuahua capital se hubiera, por los medios, acreditado el liderazgo a grupos identificados con partidos políticos como el PRD y más me llamó la atención que las tomas fueran dirigidas a todas las fuentes de ingreso del GOBIERNO DEL ESTADO, ninguna realmente que mereciera de perdido foto para noticia fue ajena al gobierno del Estado de Chihuahua, pegándole directamente a los ingresos de Chihuahua, ninguno al Gobierno Federal, es de entender a los Agricultores, pero a los partidos que fueron cómplices de Peña Nieto en las Reformas como el PRD, PT, y las rémoras del PRI como el Verde dolarizado. El que lea que entienda, al menos yo ya entendí como está este asunto.

Ninguno de los actores políticos y partidistas tienen autoridad moral para sumarse a la manifestación pacífica de los ciudadanos, el único es nuestro gobernador de Chihuahua Javier Corral siempre y cuando saque del panorama a Madero y Angulo, que nada tienen que hacer como interlocutores de nadie.

Ciudad Juárez tiene dos precios de gasolinas, uno que es como debería de ser de $12.44 y el otro de $15.71 y esto es derivado de la misma política de comercialización de las gasolinas, los dos precios están dentro del marco legal de venta de la gasolina, es la “apertura” del mercado que tanto nos embarran en la cara ya que el CONTROL DE PRECIOS DE GASOLINAS tiene una banda de mínimo precio y máximo precio que lo impone la SHCP, así que si tiene suerte y le toca cargar gasolina cargará en una de $12.44 y si no tuvo suerte pues pagara $15.71 por litro., el asunto es más que nada de flujo de efectivo de los gasolineros, del que pueda aguantar 30 días a que le regresen el subsidio al IEPS, el que no lo tenga pues tendrá que ir pensando en vender sus gasolineras a los grupos poderosos de la gasolina.
Forma parte de estrategia del poder y de negocios.

Nos esperan más cosas por ver, y mucho más incendiarias que el gasolinazo como por ejemplo el aumento del pasaje en las rutas urbanas, ahí las cosas se podrán color de hormiga marabunta, y a querer y no los empresarios del transporte tendrán razón en subir sus precios, aunque no dejan de ser unos chatarreros.

sabido
Raúl Sabido
+ posts

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.