Los mitos y verdades de los tesoros perdidos de México en el tiempo

“Una tragedia representa para un pueblo que olvida en el tiempo su riqueza y guarda silencio, o manifiesta apatía ante el engaño para que la olvide, habrá siempre quien recuerde y habrá quien te ayude a olvidar”.

Uno de los íconos de la corrupción y la impunidad en México, y para muchos es intocable, es Carlos Romero Deschamps, el líder del Sindicato Petrolero y  figura eterna en quien nunca se cerrará el puño de la justicia sobre de él, está acusado por enriquecimiento ilícito, y lavado de dinero sumándose además denuncias por delincuencia organizada y defraudación fiscal y el señor corrupto sigue controlando el Sindicato Petrolero pues su delfín ganó las elecciones para dirigente nacional del STPRM.

Una de las historias de los tesoros perdidos de México en el extranjero es la que cuenta del tesoro que fue acumulando Joaquín Hernández Galicia alias “La Quina” en un banco extranjero de Nueva York, una fortuna acumulada en transcurso del tiempo y que solo podía ser retirada por dos personas en lo particular, una por el señor Salvador Barragán Camacho junto con otra, por el líder sindical Joaquín Hernández Galicia.

- Publicidad - HP1

“La Quina” reunió una cantidad enorme de dinero provenientes de las regalías de la venta de cada barril de petróleo a las que tenía derecho el STPRM estipulado en su contrato con la empresa PEMEX que le fueron otorgados por los presidentes de México del siglo pasado hasta el sexenio de Carlos Salinas, fueron regalías corruptas condicionadas al voto de los trabajadores del STPRM.

Ante la caída de “La Quina” su sucesor Romero Deschamps quiso retirar ese tesoro a favor, en teoría, de los trabajadores sindicalizados de PEMEX pero no pudo hacerlo porque las cuentas eran de personas y no de sindicato alguno y más se complicó primero con la muerte de Salvador Barragán Camacho y se perdió ese tesoro ante la muerte de “La Quina”, los esfuerzos de los presidentes Salinas, Calderón y Peña Nieto por recuperar ese tesoro fueron en vano ante la oportunidad de pasar a ser parte del patrimonio del Banco que custodiaba ese tesoro, un tesoro en dólares muy superior a los mil millones.

Son muchas las historias y los mitos  que se narran sobre los dineros del STPRM, todos los activos del sindicato desaparecieron en el inicio de la gestión de Romero Deschamps en claro contubernio con Carlos Salinas de Gortari que le entregó en bandeja de plata al sindicato, el dinero de la venta salió del país.

Pero existe una historia, que es la madre de todas las madres, en cuanto a botín de dinero mexicano depositado en el extranjero se refiere, es la historia de los 822 BILLONES de pesos, a valor actual, del tesoro que nos heredó PORFIRIO DÍAZ a todos los mexicanos y, según los que han investigado esta historia, se encuentra ese tesoro en resguardo del Fondo Monetario Internacional, originalmente fueron 50 millones oro de hace más de 100 años.

La historia, o el mito, es este:

El 19 de Enero del 2021 se publica en INFOBAE con un encabezado que decía lo siguiente, “AMLO ordenó investigar el paradero de un “tesoro” en el extranjero de 822 BILLONES que data de los tiempos de Porfirio Díaz”.

El tesoro en cuestión tendría un origen en el periodo de Porfirio Díaz, quien con la intención a hacer una “inversión a largo plazo”, realizó un depósito inicial de 50 millones de pesos en oro en el extranjero para el pago de la Deuda Pública Agraria (DPA) de los pueblos originarios, procedente de los terrenos expropiados a los hacendados como parte de la creación de los ejidos. Se  aseguró que el objetivo de este fondo sería distribuirlo entre los mexicanos 100 años después para favorecer el desarrollo del país. Además que Porfirio Díaz promulgó las leyes que garantizaron que el recurso creciera de ese tamaño.

El 19 de Julio de 1925 aparece un decreto expedido por la Secretaría de Hacienda que reforma y adiciona la Ley del 10 de Enero de 1920 que creó la Deuda Pública Agraria (DPA) y el Decreto que adiciona la amortización de los Bonos de Deuda Pública Agraria (DPA).

Con el paso de los años, el fondo ha ido incrementando hasta llegar a la billonaria cifra. Se asegura que algunos presidentes han tenido conocimiento del recurso (¿) pero que pocos han hecho algo al respecto. En 1913, Plutarco Elías Calles decretó que el pago de las tierras de los ejidos de las tribus de los Pápagos, del norte de Sonora, era procedente. Más tarde, en 1953, Banxico intervino creando el Fondo Mixto Privado.

El ex presidente José López Portillo emitió un decreto para regularizar el cumplimiento de la ley DPA con la intervención del Banco de México. Este registro está a nombre de Mauricio Montijo Lucero, quien aseguró que el recurso equivale al valor del terreno sobre el cual se constituye la República Mexicana. Además, aseguró que el complemento de esa garantía son monedas de oro que dan un importe de 822 billones de pesos y que se encuentra resguardado en el extranjero por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En una entrevista radiofónica Montijo Lucero aseguró que López Obrador no tiene conocimiento sobre este tema. Pues se reunió con él de manera informal y posteriormente fue redirigido a una entrevista con Alfonso Romo, jefe de la Presidencia, quien se comprometió a revisar la información entregada por Montijo, en la que estaba la ficha técnica del Fondo Mixto Privado y los antecedentes del Fondo de Reserva de los Pueblos Originarios del Norte del país.

¿Quién es Mauricio Montijo Lucero?

Es el administrador único y agente liquidador del Fondo Mixto Privado de Patrimonio Autónomo.

Dice la historia, y los archivos, que con Plutarco Elías Calles al frente del Ejecutivo Federal, se emite un decreto para iniciar con la indemnización de los pueblos indígenas en el futuro, monto que se conformó por los depósitos acumulados y un avalúo de las tierras mexicanas, el DPA nació con 50 millones oro en los principios del siglo XX.

Montijo Lucero declara que “Los depósitos mismos forman algo que se llama Cuenta Única del Capital de Apoyo (CUCA) de la cual toda la población se convierte en socio activo, han pasado tres generaciones de 33 años y México tiene el derecho de cobrarlo hasta la cuarta generación (Falta 10 años), pero México debería estar recibiendo los dividendos de esa cuenta única de aportación para distribuirlos entre toda su población”… con esta declaración podríamos imaginarnos las razones del porqué el silencio del Gobierno de México a través de los tiempos, pronto estaremos sobre la cuarta generación, los organismos financieros eran intocables en el periodo neoliberal.

¿Usted cree que a los organismos financieros mundiales les convenga deshacerse de esos tesoros en sus arcas?

Desde la colonia y hasta nuestros días hemos sido saqueados por extranjeros y connacionales que coadyuvaron con el hurto y saqueo de la riqueza nacional, en la primera parte del Siglo XX México fue comparado en su economía con la de los Estados Unidos, por ahí vaya deduciendo los sucesos de la historia del siglo pasado y los grandes traidores y ladrones que gobernaron el país.

Los piratas y las malinches asedian siempre nuestras riquezas, es una fortuna inmensa la que se repartiría entre todos los mexicanos vivos dentro de 10 años, y eso por supuesto no es algo del agrado del capitalismo internacional que reclaman primacía en el reparto de riquezas.

Por supuesto las negativas sobre la existencia de esos tesoros se han manifestado desde hace años, pero hay datos, información, huellas e inclusive decretos que dan indicios claros de la existencia de ese tesoro nacional.

Yo me baso en que el decreto del presidente Calles ya habla de fondos en el DPA y la forma en que decreta en como se van a repartir.

México ha sido inmensamente rico, pero las Malinches han tenido poder para saquearlo y entregar el país a los PIRATAS.

sabido
Raúl Sabido

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.