El uso de adjetivos tiene una gran fuerza para esconder y tergiversar las intenciones, le pongo un ejemplo, hay un grupo que se califica a sí mismo como progresista, usa el lenguaje político del siglo XIX (conservadores-liberales) prohíbe las energías limpias a favor del carbón y combustóleo, elimina la aristocracia (gobierno de los mejores) en favor de la nacocracia (gobierno de los ignorantes e incultos).

Hoy están en el poder destruyendo todas las organizaciones democráticas y libertarias, regresando a la barbarie donde un partido de estado usa los recursos públicos para construir un andamiaje político que le permita perpetuarse en el poder.

De nuevo el uso de lenguaje para esconder delincuentes, aparece la banda de delincuentes y los esconden bajo el nombre pomposo de siervos de la nación,… a no, es servidores de la nación emulando a Vicente Guerrero que escribió “Los Sentimientos de la Nación”… a no, no pudo ser Guerrero porque no sabía escribir, aunque el kks dijo que Guerrero fue el que los escribió y como es muy culto y preparado debe tener razón, no sé porqué los libros dicen que fue Morelos.

- Publicidad - HP1

Bueno esta horda de delincuentes al servicio de López están en precampaña comprando votos mediante “ayudas” con recursos de la partida secreta que revivió el kks del pasado turbio donde el presidente recibía ríos de dinero sin tener que informarle a nadie, que por cierto Vicente Fox eliminó y este vivales de Macuspana ha revivido para forrar de dinero a su familia, amigos y seguidores.

Todos los “ahorros” que no son ahorros sino recortes, que se están haciendo en el gobierno federal se van a la bolsa de Alí Babá que puede disponer de ellos como mejor le parezca, esto es grave para la sociedad porque el dinero que nos quitan cada vez que compramos algo (IVA), de nuestro sueldo (ISPT) o en la declaración anual (ISR) no va a servicios que el estado debía de proporcionar a la sociedad como educación, salud e infraestructura sino que a cambio de estas contribuciones que hacemos, el dinero se va a las empresas del peje y sus hijos, a sus cómplices y a la compra de votos.

La administración pública se encuentra colapsada, las instituciones no tienen a veces ni lo mas elemental para sus funciones, se ha despedido a miles de empleados “pa orrar”, no hay infraestructura y aún en esta grave pandemia los hospitales no cuentan con medicamentos para curar a niños con cáncer ni material para enfrentar la pandemia y todo lo arreglan con demagogia y charlatanería.

Pero ¿Cuántos nos cuestan estos delincuentes electorales? Pues nada menos que el 20% del presupuesto federal, en una organización ilegal, delincuente y dañina.
Los sueldos de estos delincuentes suman 2,570 millones mas bonos y prestaciones, en julio eran 18,299 angelitos que revisan domicilios, capturan la credencial de elector de sus clientes, estos delincuentes no son ningunos voluntarios ganan 10,217 pesos y sus 266 coordinadores 73,507 pesitos cada mes, nada malo para quienes ofrecen su lealtad a su jefe político.

Cada región de los delincuentes electorales, coinciden geográficamente, nada más y nada menos, que con los distritos electorales federales, que coincidencia, estos coordinadores dependen del superdelegado que gana casi lo que le presidente $122,000 pesillos, en la cúspide está el coordinador general que le responde directo al presidente, lo que deja claro que es una organización electoral semejante a la de Cuba o Venezuela por no irnos más atrás en el historia.

Estos delincuentes se encargarán de que el pueblo bueno y tonto vote por mantener la dictadura por siempre, los superdelegados fueron escogidos entre los candidatos a gobernadores que no llegaron y se hacen presentes en todas las reparticiones del botín para aparecer en el 2021 en la boleta con todas las ventajas del “trabajo” electoral previo, en Chihuahua tenemos el caso de Loera de la Rosa que fue candidato en las elecciones donde ganó Javier Corral y ahora es el super delegado y abiertamente hace campaña para la gubernatura en el 2021.

En el 2019 los regalos del “Gran benefactor” alias el kks sumaron 220 mil millones de pesos dados en la más amplia opacidad posible, sin que nadie sepa en qué manos quedó ese dinero, cuanto se repartió a la gente y cuánto quedó en los testaferros del “Gran Benefactor”.

Mientras el kks o «Gran Benefactor», como usted quiera llamarlo, hace política barata desde el púlpito del Palacio denostando a sus detractores, medios, empresarios, oposición acusando sin pruebas, con una verborrea barata «el pueblo se cansa de tanta pinche tranza», el país se desmorona, se dirige a hacer de México la nueva Venezuela o la miseria cubana.

Si hubiera una oposición con h… valor esto ya se estaría denunciando ante la sociedad y el mundo, pero la única verdadera oposición está controlada y atemorizada, por lo que la sociedad debe de tomar la iniciativa de denunciar estos delitos electorales ante las autoridades nacionales e internacionales, va en juego el futuro de nuestros hijos, nietos, biznietos… la cobardía de hoy será la desgracia de mañana

WhatsApp Image 2019 10 07 at 11.02.34 AM
Marcos Barraza

Ingeniero de profesión y aficionado a la ciencia y filosofía. Intelectual de nuestro tiempo que compagina conocimiento científico y humanista. Domina las ciencias exactas y armoniza con las ciencias sociales.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.