La falsa defensa de la democracia en Chihuahua

Si me ha seguido, se habrá dado cuenta de mi imparcialidad, si bien presento mi opinión a su consideración, amable lector.

En recientes días, candidatos de tres partidos, han dimitido en favor de la candidata de la alianza PAN/PRD, Maria Eugenia Campos Galván.

No soy defensor de la 4T, mucho menos López Obradorista, soy ciudadano que ejerzo mi derecho de pensar, de disentir o de convenir.

- Publicidad - HP1

Quienes me conocen saben de mi simpatía por el Partido Acción Nacional, sí, voté por Javier Corral y si hubiera vivido en Chihuahua capital, seguramente habría votado por Maru Campos aunque aquí vote por Mocken en 2018 como vehículo para sacar a Cabada de la presidencia.

Nunca me he afiliado, ni he militado en ningún partido político, aunque he recibido muchas invitaciones para hacerlo.

Muchos de mis amigos están identificados también entre sus filas y los respeto, pero tampoco soy ciego, los tiempos cambiaron y los partidos también.

Ya no son aquellas las causas que enarbolaban el extinto Maquio, ni Carlos Castillo Peraza por ejemplo, que sumaron a tantos de mi generación convencidos de que el PAN sería la solución a los problemas del país, y lo fue hasta que fueron gobierno y se fracturaron, se corrompieron y perdieron los ideales.

Nada tiene que ver el PAN de 2021 con el PAN de 1988 cuando sufragué por primera vez.

Hoy personajes como Graciela Ortiz, del tan golpeado PRI, Alejandro Díaz y Maru Baeza de los recién instituidos Fuerza por México y Redes Sociales Progresistas dimiten a sus candidaturas para unirse en torno a una idea central: QUE NO GANE MORENA

Venden al mejor postor su “capital político” que sumaba, según la más reciente encuesta de Campaign & Elections, apenas el acumulado de 6 puntos porcentuales, pero que se ve difícil que esa base decepcionada, como es mi caso, se sume precisamente al apoyo del partido en el poder en el estado, particularmente de una candidata con tanta problema legal a cuestas…

En mi opinión la oferta del conglomerado resultante (PRIANRDFxMRSP) es más una sentencia de odio contra quien piensa diferente, producto del mercantilismo político.

Seamos críticos, se funda en un miedo irracional hacia supuestos planteados desde el imaginario partidista, imposibles de comprobar porque están en el futuro, no hacen planteamientos que beneficien a la ciudadanía que no sea salvarnos del “autoritarismo”.

Cuando escucho eso no puedo dejar de recordar los gobiernos represivos del PRI. Me recuerda el 68, me recuerda a Ayotzinapa…

Nos dicen que nos llevarán a ser como Venezuela, lo que no ha pasado en casi tres años de gobierno y que me hace preguntar qué fue entonces cuando devaluaron el peso al punto de tener que quitarle 3 ceros a la moneda ¿o ya se les olvidó?

No me checa el clima de confusión que se genera alrededor de la ideología comunista y socialista, aprovechándose de la escasa cultura del pueblo y más cuando se hacen pronunciamientos de este tipo acorazados desde un bunker de prebendas y corrupción.

Dejémoslo claro, esas voces que claman justicia y se unen por “defender” Chihuahua, sembrando odio, miedo e incertidumbre por el candidato de Morena, en particular, son el verdadero peligro a la democracia.

Democracia, proviene etimológicamente del griego demos (pueblo) y kratos (gobierno) siendo así un sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes.

Entendiendo lo anterior estará de acuerdo que el bodrio político acuñado en apoyo a Maru, no representa, de ninguna manera, la defensa de la democracia, todo lo contrario, pues intenta suprimir, a como dé lugar, la voz del pueblo elector que se manifiesta mayoritaria y abiertamente en favor de Juan Carlos Loera de la Rosa.

No puede ser de otra manera, porque ningún líder se organiza a la ofensiva contra su adversario, para el líder su adversario es el mismo.

Aquí lo que podemos observar es lo que Al Ries y Jack Trout definen como guerra de guerrillas en su libro “La Guerra de la Mercadotecnia”, un segundo lugar en ofensiva al líder desde varios pequeños frentes.

Usted lo sabe, esta, como ninguna, será una elección cerrada entre dos candidatos (80% de los votos) y tres más (20% incluidos los indecisos) que hasta hoy se muestran firmes y leales a sus partidos sustentando sus candidaturas.

  • Juan Carlos Loera de la Rosa (Morena, PT, Nueva Alianza)
  • Maru Campos (PAN/PRD y FxM, RSP y PRI como promotores del voto)
  • Alfredo Lozoya (Movimiento Ciudadano)
  • Brenda Rios (Verde)
  • Jose Luis Arrieta (PES)

Así, a bote pronto, puedo adelantar que no veo a “El Caballo” Lozoya sumándose a Maru Campos, la candidata de la corrupción, le llama y menos con la gran campaña y crecimiento de la ola naranja que ha logrado en el estado.

Brenda Ríos afirma este día que no se bajará en favor de nadie y “El Capi” Arrieta no se ve por ningún lado.

Una última reflexión: el IEE determinó para las campañas a gobernador un tope de poco más de 64.6 millones de pesos.

Dado que el PRI, Fuerza por México y Redes Sociales Progresistas decidieron apoyar a la candidata del PAN/PRD, lo justo es que su inversión de campaña se agregue a la de Maru Campos que será la beneficiada directamente y mantener equidad y justicia, de otra forma el órgano arbitral estará permitiendo el sobre financiamiento de la campaña de Maru Campos.

Ante este escenario: Voy Loera.

David Gamboa
David Gamboa

Lic. en Mercadotecnia por la UVM. Es un profesional del Marketing Digital y apasionado de las letras. Actualmente es Editor y Director General de Juárez a Diario y Consultor en temas mercadotecnia.

InHouse