La autodisciplina, algo que muy pocos logran convertirla en un hábito, pero que todos sabemos que ES ALTAMENTE NECESARIA para tener éxito en la vida. Si quieres adquirir autodisciplina deberás aceptar tu punto de partida y tener fuerza de voluntad para arrancar y trabajar duro un tiempo hasta que se convierta en algo que forma parte DE TU SER.

«Así te digan lo que te digan» Porque para lo que muchos llaman suerte, en el 99.99% de los casos es SIMPLE DISCIPLINA.

Pero, ¿qué es el hábito de la Autodisciplina? ¿Será algo que podamos ejecutar esporádicamente? ¿Para que nos sirve? ¿En qué consiste?

- Publicidad - HP1

La autodisciplina es TOMAR ACCIÓN independientemente de tu estado de ánimo, la capacidad para fijar una meta realista o formular un plan y saberlo cumplir. Es la capacidad para resistir la tentación de hacer cosas que lastimen a otras personas o a nosotros mismos. Requiere de saber cumplir con las promesas y los compromisos que hemos hecho. Es el fundamento de muchas otras cualidades del carácter firme.

Frecuentemente la autodisciplina requiere de persistencia y poder cumplir con compromisos a largo plazo demorando el placer o recompensa inmediata con el fin de alcanzar una satisfacción más duradera. También incluye saber manejar emociones como el coraje y la envidia, y desarrollar la capacidad para ser pacientes, a veces algo muy difícil de lograr para algunas personas.

Cabe mencionar que la autodisciplina no es LA SOLUCIÓN a todos los problemas. Sin embargo, los problemas que la autodisciplina puede solucionar SON IMPORTANTES y aunque hay muchas maneras de solucionar estos problemas pero con este hábito serás MÁS EFICIENTE.

Hay quienes han llegado a comparar la autodisciplina con un musculo que cuanto más lo trabajemos más crecerá y se fortalecerá potencializándolo en diferentes maneras. Todos tenemos algo de autodisciplina, tú también, ¿o es que no eres capaz de dejar de respirar durante unos segundos? Lo que ES CIERTO es que no todos han desarrollado su autodisciplina al mismo nivel.

Pero ¡CUIDADO! Es un grave error exigirte demasiado a la hora de construir autodisciplina. Si intentas transformar toda tu vida de la noche a la mañana con decenas de nuevas metas y decenas de nuevos hábitos que quieres desarrollar, ¡TE ASEGURO que fallarás!, Únicamente te desesperarás, creerás que era una mala idea y volverás a TU ZONA CÓMODA (de donde no debías haber salido…).

¿Cómo hacerlo entonces? La respuesta es HÁBITO A HÁBITO y poco a poco. Por ejemplo: Si quieres levantarte a las 7:00 de la mañana y ahora te estás levantando a las 8:15 de la mañana, mi consejo es que mañana te levantes a las 8:10, pasado mañana a las 8:05, al siguiente día a las 8:00 y así levantándote 5 minutos antes CADA DÍA hasta que un día hayas llegado a afianzar el hábito de levantarte a las 7:00 am cada día.

Existen teorías de que la formación de un hábito, y por lo tanto la creación de nuevas neuronas, tarda entre 21 y 66 días; la realidad es que depende de la insistencia, la perseverancia y el interés por mantener el hábito realizándose. Ahora eres POCO DISCIPLINADO, todavía puedes usar esa pequeña autodisciplina que está en el fondo de tu mente para CREAR MÁS. Cuanto más disciplinado te vuelvas, más fácil será la vida.

Hay un dilema muy grande que la gente suele confundir. Y estos son los términos de FUERZA DE VOLUNTAD Y AUTODISCIPLINA. Aunque ambas se sirven una de la otra son distintas. Cuál es la diferencia?

FUERZA DE VOLUNTAD: Es la energía interior que te hace tomar decisiones para superar obstáculos como la pereza u otro obstáculo momentáneo.

AUTODISCIPLINA: Es amiga de la anterior y es la capacidad de seguir adelante

Con la Fuerza de voluntad tomas la decisión y con la Autodisciplina ejecutas la acción. Pero ¿Qué hay del AUTOCONTROL? Es casi lo mismo que la FUERZA DE VOLUNTAD, pero este tiene una dimensión social. Por ejemplo si tienes un vecino que todos los días le encanta subirle a la música a todo volumen sin importarle los demás y te tiene harto y te dan ganas de ir a gritarle y liarte a golpes con él y no lo haces. Esto es AUTOCONTROL. No actúa, solo es fuerza de voluntad para perseguir un objetivo específico, simplemente acatas las normas sociales y guardas compostura.

Cuando queremos hacer realidad algo que nos gustaría conseguir o que debemos cumplir es indispensable ser autodisciplinados, esto nos va a permitir realizar nuestras actividades cada vez con mayor naturalidad y destreza.

La autodisciplina nos ayuda a mantenernos firmes en lo que hacemos, sin darle importancia a lo que ocurra fuera de nosotros, que sea de menor valor hasta que logremos lo que nos hemos propuesto.

Es cuanto:.

Eduardo Quezada Compañ
Eduardo Quezada Compañ
+ posts

Estratega Digital.

Lic. en Derecho, estratega digital y asesor en comunicación política. Orgulloso juarense de corazón.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.