En un trabajo anterior, pudimos exponer someramente, cómo se hace el estudio de las fuerzas de influencia en materia política.

La correlación de fuerzas. ¿Recuerdan?

Una actividad obligada que deben aplicar los políticos en su quehacer particular, para conseguir o retener el poder.

- Publicidad - HP1

Una tarea inexcusable para los partidos políticos y organismos del sector público, si pretenden conservar el poder.

En el estudio de la correlación de fuerzas, muy pocas veces se analiza si estas dichosas fuerzas han actuado, o tienen intención de actuar positivamente a favor de los intereses de la sociedad.

Tampoco si han estado actuando en contra de esos intereses.

Se analiza ¿Quiénes son? ¿Dónde están? ¿Cuál es su capital político? Su fuerza económica; arrastre popular, incluso, su capacidad de fuego, etcétera.

Y partiendo de los resultados de este estudio, se construyen o corrigen estrategias a corto, mediano y largo alcance.

En hoja por separado, hay que observar aquellas fuerzas que de manera natural se contraponen con el proyecto suyo.

A estos bandos les llamaremos LAS FUERZAS ANTAGÓNICAS.

Esta debe ser una exploración más meticulosa.

En la medida en que sepamos más sobre su fuerza y su capacidad de movilización, más posibilidades tendremos para diluirla o alquilarla.

Si no tuviéramos a la vista facciones antagónicas que nos amenacen, debemos procurar no favorecer terreno propicio y ocasional, sobre el cual se pudiesen organizar las fuerzas antagónicas.

La teoría indica, que las fuerzas antagónicas no aparecen espontáneamente.

Se van construyendo paulatinamente.

Se van desarrollando a través de una serie de polémicas ideológicas, religiosas, filosóficas, políticas, jurídicas, etc., cuya concreción se va dando en la medida en la que van consiguiendo ser convincentes y capaces de alterar la disposición de las fuerzas sociales que existen.

Y así, ya con las condiciones suficientes para hacer presencia, se constituyen como un bloque que se arraiga para confrontar sistemáticamente.

En este análisis, Debemos entender que se trata de un bloque «orgánico», no de una fuerza coyuntural u ocasional.

Pero, ¿Cómo distinguir entre el farragoso espectro del poder, quienes son y a que distancia están ubicadas?

Es con La Metis como se percibe su cercanía y su fuerza destructiva o cuando menos… Confrontativa.

Y ¿Qué es La Metis?

Esa es otra historia.

Baste decir hoy, que LA METIS, es una especie de inteligencia práctica, que enfrenta obstáculos que hay que dominar para ganar en los diferentes campos de la acción política.

De eso hablaremos en nuestra próxima charla aquí, en ESCENARIOS.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.