DON Q. CHILLITO | Proyecto propuesto para acabar con el “Juárez Oscuro”

Hasta hoy no he encontrado justificación alguna, de suficiente peso, para tener que endeudar a la ciudad en forma millonaria por 250 millones de pesos anuales durante 15 años. Ni han podido justificar, probar la necesidad y la viabilidad de los recursos.

¡No entiendo las ganas de un crédito leonino en contra de la ciudad!

Además de que es DEUDA, porque se le deberá al proveedor comprometiendo la partida del DAP y partidas federales si el DAP de origen no es suficiente después de subir el costo del DAP a los ciudadanos.

- Publicidad - HP1

Hoy en día, el DAP es positivo en 16 millones anuales en promedio, por lo que la tirada a 250 millones anuales que es lo que representa el pago del proyecto “Juárez Iluminado” es larga y esos millones de diferencia los tendrían que cargar al ciudadano.

Sólo baste recordar que las colonias de las periferias, a las que les pondrían alumbrado, no pagan luz a la CFE. Nada más para recordarles a los Independientes, porque la diferencia saldría de todos aquellos que pagamos un recibo de luz a la CFE y esto por supuesto no lo dicen, ni tocan el tema los Independientes del Municipio.

Un asiduo lector, el Ing. Navarro, me hizo llegar una propuesta para terminar con el “Juárez Oscuro” que me pareció sensata, viable y sana para la ciudad y esta es la que a continuación voy a describir:

El proyecto nace de los mismos recursos que tiene la ciudad presupuestada, es el origen para que en un plazo de 3 años se cubra toda la ciudad con luminarias nuevas de las mismas condiciones y precio que proyectan en el “Juárez Iluminado”, veamos:

  • Presupuesto de Ciudad Juárez $6 mil millones anuales.
  • Costo por luminaria según proyecto de “Juárez Iluminado” $4 mil 137 pesos
  • Luminarias a reponer en la ciudad: 92 mil de vapor de sodio/aditivos.
  • Luminarias LED existentes en la ciudad; 17 mil que no se cambiarían.
  • Costo total del proyecto de reposición de luminarias: $380 millones 360 mil 550 pesos
  • Erogación anual por el proyecto $126 mil 900 millones por TRES años.
  • El costo del proyecto representan el 2.1% del presupuesto anual de la ciudad.
  • Se REPONEN 31 mil luminarias por año hasta llegar a 92 mil
  • No se necesita concesionar el servicio de Alumbrado Público
  • Se utiliza la misma infraestructura y equipo humano del municipio y de la Dirección de Alumbrado Público.
  • No se le incrementa a los ciudadanos su pago por DAP en ningún momento.

Las luminarias que hoy tiene ciudad Juárez son de vapor de sodio / aditivos metálicos, salvo 17 mil que son LED, tecnología de luminarias no garantizan ningún ahorro efectivo para la ciudad (como en esta columna lo demostramos).

Lo anterior, tomando en cuenta que se atrae el mismo costo por luminaria que el mismo municipio reportó en el proyecto “Juárez Iluminado” por lo que el costo podría ser menor a lo que aquí se presenta por ser de tecnologías diferentes siendo más caro el LED que es de donde se toma el costo por luminaria para aplicarlo a las de vapor de sodio, pero es irrelevante porque lo que se busca es demostrar que se puede tener iluminada la ciudad sin tener que recurrir a un proyecto financiero leonino y fraudulento como lo es el “Juárez Iluminado”…

Es mentira que en tres años con la tecnología LED el costo de energía a la ciudad se disminuye en un 45% como lo afirma el municipio, nunca les bajo el costo de energía cuando instalaron 17,000 luminarias LED, al contrario les subió el pago a CFE.

Obviamente que todo requiere voluntad y decisión para hacer las cosas y tomar el 2.1% del presupuesto de la ciudad no representa más que ajustar algunas direcciones, algunos gastos, nómina y campañas publicitarias en medios de comunicación como Canal 44 para lograr los ahorros necesarios para iluminar la ciudad, si es que realmente se tiene esa intención.

Cualquier persona decente y con visión de emprendedor honesto ve la viabilidad de que este proyecto es el más conveniente y viable para la ciudad pero obviamente le demandaría un esfuerzo de la administración municipal para ahorrar y tomar los recursos de los ingresos presupuestados que hoy ascienden a 6 mil millones de pesos anuales.

Los políticos de la Administración Pública, principalmente los del PRI y PAN han venido utilizando el crédito para sus entidades y esta administración Independiente no tiene nada de diferente con ellos, son más Priistas que el mismo PRI al querer súper endeudar a la ciudad con un proyecto tan fraudulento como lo fue el PMU, lo que hoy hay, más el PMU, más el “Juárez Iluminado” pondrá en serios aprietos a las finanzas de la ciudad en el futuro.

¿Cuál es la razón del capricho?

Qué triste es ver a los bomberos despedidos por Armando Cabada en las instalaciones de la Presidencia Municipal defendiendo su dignidad, valía y honor. Tres conceptos que Cabada no entiende y por lo tanto minimiza con su mutis el reclamo de los bomberos.

Espero que los bomberos despedidos hayan ya presentado demanda laboral por despido injustificado porque si esperan a que sea por voluntad de la presidencia, pues les auguro que se quedarán chiflando en la loma.

Deben consultar un excelente abogado laborista, de esos que pelean con dureza y rudeza, para que no se dejen humillar por la Administración Cabadista. Esperar a ver si cambia de opinión ,no lo va hacer nunca. La soberbia ciega a Armando Cabada.

¿Cómo es posible que ni al baño les permitan entrar, cuando la presidencia municipal es un edificio público al que puede entrar cualquier ciudadano?

No por ello deben dejar de estar en la explanada municipal, deben mantenerse ahí sin duda alguna para muestra de lo que es la Administración Cabadista Independiente.

Los bomberos nobleza de institución de valentía y honor.

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse