El pasado 21 de marzo fue día de asueto y aunque los ciclos estacionales son trascendentales para el desarrollo de nuestra vidas no fue precisamente por el inicio de la primavera.

Pocos personajes en la historia de México tan venerados como Juárez figúrese qué hay calles , escuelas , billetes , monumentos, ciudades y niños que se aún se llaman así ;
Benito , Benito Juárez .

Su historia personal y política sin más es digna de admirarse sin embargo me parece peculiar como un hombre tan extraordinariamente inteligente haya implantado un sistema de sumisión patriarcal y cómo ante toda su grandeza minimizó el papel de la mujer en su sociedad .

- Publicidad - HP1

Cierto es que no podemos evaluar la historia con los valores del presente , pero cuando se habla de libertad los ingredientes no cambian, la receta sigue conservando elementos fundamentales.

Tan ese así que más de 100 años antes del periodo de Juárez , de acuerdo con la mayoría de los filólogos la Décima musa abogó por la igualdad de los sexos y por el derecho de la mujer a adquirir conocimiento. Sor Juana la pionera indiscutible del movimiento moderno de liberación femenina hacia su parte .

Esta información así como el legado de todas las mujeres que participaron la lucha de la independencia de México por alguna razón no llegó al personaje en cuestión ni a sus amigos .

Dentro de los logros de Juárez estuvo la Epístola de Melchor Ocampo los artículos que se incluía en la ley de manera obligatoria que acotaba el papel de la mujer frente a la sociedad conyugal .

Según los liberales de la época a la mujer se le exigía lo siguiente ;
“la mujer, cuyas principales dotes sexuales son la abnegación, la belleza, la compasión, la perspicacia y la ternura, debe dar y dará al marido, obediencia, agrado, asistencia, consuelo y consejo, tratándolo siempre con la veneración que se debe a la persona que nos apoya y defiende, y con la delicadeza de quien no quiere exasperar la parte brusca, irritable y dura de sí mismo”.

Este pensamiento me parece sumamente retrógrada , pero desafortunadamente sigue vigente .

Basta con echar una mirada honesta al perfil ideal femenino para la sociedad conyugal para los hombres .

El machismo de Melchor y Juarez se percibe cuando a una mujer exigente en su casa y en trabajo se le dice “vieja loca” .

Cuando se niega a ser sumisa y tomar desiciones por su propio proyecto de vida sin el referente masculino de su esposo . Cuando es seguidora de su hombre no creadora en conjunto .

Sigue cuando en los círculos sociales, las instituciones y en las familias una mujer es segregada por no ser abnegada , o no decir las cosas de manera tierna para no exasperar la parte brusca de los hombres que están a su alrededor .

Porque cuando un hombre grita al estar molesto hay que entenderlo , si se equivoca tiene derecho, pero una mujer al hablar fuerte es impositiva y si se equivoca y es incapaz .

Y entonces, aunque se grite y se levanten pancartas y se pongan moños morados y se hable hasta el cansancio de libertad el empoderamiento sigue siendo una mentira .

Porque aunque se diga que la vida privada no incide lo público yo creo que Benito y Melchor describieron a sus mujeres y con ello marcaron las posibilidades de otras.

Por eso es importante saber a quien veneramos o seguimos en lo público , que piensan y qué lugar le dan a sus mujeres en sus vidas que libertad tienen para decidir , para crear , para confrontar , o si solamente son una extensión de sus propias ideas o proyectos.

Rocio Saenz 2 sqr
Rocío Saenz
Renace Mujer | Website

Lic. En Comercio Exterior. Lic. En Educación con especialidad en Historia. Docente Educación Básica Media y Media Superior, Fundadora de Renace Mujer A.C. Directora de Renace Mujer Lencería, Consultora socio política de Mujeres.