CARTAPACIO | Refuerzos

El tema de la mina de Samalayuca cobra un color turbio que no se esperaba.

Comenzó con el rechazo empujado por un pequeño grupo de activistas locales.

Luego pasó al involucramiento de diputados que en búsqueda de notoriedad, dieron su apoyo moral para detener la posibilidad de cierre al proyecto minero de los ejidatarios de «Ojo de la Casa».

- Publicidad - HP1

El golpeteo siguió con la compra de medios, como «El Diario», que se encargó de infundir terror entre sus lectores, con información parcial y anacrónica, sobre la «inevitable catástrofe», que podría resultar, si se permitiera la reapertura de la mina La Gloria.

Y enseguida, foros de «expertos» investigadores que documentan su argumento con sofismas académicos fatídicos, casi apocalípticos, que luego comparten con Plan Estratégico de Juárez, y ahora su más reciente contrafuerte… La presencia de «Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad», venidos desde Tenochtitlán, para hacerse cargo de la defensa del pueblo que según ellos se encuentra en peligro inminente.

Ya en una entrega anterior sobre este tema, puse en evidencia, cómo es que los proyectiles destructores del proyecto minero, provenían desde el interior de la empresa, Cementos de Chihuahua.

Ahora la mancuerna diabólica, entre Plan Estratégico/MCCI, le da el color más turbio a la candente situación donde los intereses políticos y económicos, privan sobre el interés social y de desarrollo, de un pueblo que lo único que pide son oportunidades de crecimiento.

Antes de desmenuzar la presencia de esta organización traída desde CDMX, hay que decir, que por el momento, la empresa Cobre de Samalayuca, ha cubierto todos los requisitos que exige SEMARNAT, y otras instituciones de gobierno, para la reapertura de la mina. Y que los permisos para iniciar los trabajos de producción prácticamente están dados. Así que la lucha que viene, va a ser contra el gobierno federal para tumbar estas autorizaciones.

Así que no es gratuito que sean los de MCCI los que acuden como refuerzo.

Veamos.

«Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) es una organización no gubernamental de México dedicada a realizar investigaciones periodísticas, académicas, litigios estratégicos, análisis y comunicación contra la corrupción y la impunidad en su país.» está información aparece en su página de internet.

Manifiestan ser una asociación civil sin fines de lucro, comprometida con la consolidación del Estado de Derecho en México a través una agenda integral dedicada a prevenir, denunciar, sancionar y erradicar la corrupción e impunidad sistémicas que prevalecen en los sistemas público y privado de nuestro país.

Y consideran como misión: «Contribuir de manera decisiva desde la ciudadanía a combatir la corrupción». (Sic)

Y la pretensión de: «Posicionarnos como un referente nacional en el tema, respaldados por una agenda de investigación de vanguardia, incidencia a través de recomendaciones relevantes y factibles y la habilidad de articular esfuerzos y colaborar con los actores más relevantes del sector público, del sector privado y de la sociedad civil.»

Su agenda está dedicada a prevenir, denunciar, sancionar y erradicar la corrupción e impunidad sistémicas que prevalecen en los sistemas público y privado de nuestro país.

Lo que usted no sabe es que el presidente de este organismo es el acérrimo enemigo del presidente Andrés Manuel López Obrador. Se trata del empresario que lidera el Golpe Blando contra el gobierno de la 4T, CLAUDIO X. GONZÁLEZ GUAJARDO, cofundador de «Mexicanos Primero». Y ahora Cofundador y presidente de «Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, A.C.»

Es el némesis por antonomasia del presidente de México.

Y ahora, con la destreza de la araña que teje el glutinoso camino hacia sus dominios para devorar a sus presas, envía un par de alguaciles para asustar con el petate del muerto a los ingenuos juarenses que les encanta ir a ver las películas de terror, y les siguen el juego en sus historias de espanto.

La circunstancia no les deja más que un camino. El Amparo. Mismo que al parecer interpusieron un día antes de su rueda de prensa. El único recurso que podría dar credibilidad a su dicho. Sin embargo, de antemano se saben perdidos.

A los alguaciles les pregunté: ¿Una vez que el juez federal emita su sentencia, si ésta no les diera la razón, aceptarían su derrota?

La respuesta fue: «No, interpondríamos recurso de revisión ante el Tribunal Colegiado; y si nos fuera adversa la sentencia acudiríamos ante la Suprema Corte de justicia de la nación. Y si ahí tampoco nos fuera favorable la decisión, iríamos ante la Corte Interamericana. Agotaríamos todas las instancias».

Este es sólo el inicio de una guerra desde la frontera contra el gobierno de Andrés Manuel, con el pretexto de venir a salvar a los pobladores de Samalayuca.

En una siguiente entrega, desmenuzaré la estrategia de Claudio X. González, para reblandecer el gobierno de López Obrador, con este tipo de organismos que supuestamente buscan la dignificación de los mexicanos y tergiversan el sentido de la corrupción y la impunidad siempre a favor de sus intereses.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.