A estas alturas del partido, los equipos que van a contender el 6 de junio próximo, hacen sus cálculos y todos, suponen que tienen cubierto el lote de personal que defenderá sus colores en las urnas.

Nada más alejado de la realidad pensarlo así.

- Publicidad - HP1

Todos andan mochos.

Veamos.

Serían poco más de 5 mil urnas por cubrirse en todo el estado. Y poco más de 2 mil sólo para el municipio de Ciudad Juárez.

El cálculo lo hago así, con aproximaciones, porque será hasta el próximo lunes 22 de febrero, cuando el IEE dará a conocer con exactitud el número real de casillas basado en el número total del padrón registrado hasta el momento.

Los priístas en sus mejores días, cubrían poco más del 90% de las urnas. En épocas aquellas cuando eran la aplanadora tricolor.

Los panistas anduvieron siempre abajo del 50%, casi al 6O% aún en la anterior elección, donde gana Javier Corral. Y es que el total del padrón panista no llega a los 5 mil en todo el estado.

El PRD no trae canicas. Si acaso los mismos que se ven en las mesas de sus ruedas de prensa y dos o tres familiares más.

El PES, maneja sus números muy alegremente. Antes de la ruptura interna, Misael Máynez, aseguraba que en su estructura había casi 3 mil inscritos y la mitad se fueron con él para formar la organización política CHIHUAHUA LÍDER.

David Ernesto Medina, actual dirigente estatal del PES, asegura que no fueron tantos, pero tampoco dice cuántos quedaron en el nuevo PES. Recordemos que este nuevo partido sólo trae las siglas del anterior.

El PT, históricamente ha aportado el 1.27% de material humano en sus alianzas; por lo que, en esta elección, con la nominación de Juntos haremos historia en Chihuahua, se pretende superar ese número, según datos proporcionados por el Capitán Arrieta; así que si estas elecciones va solo en candidaturas a diputados, «no le arriendo las ganancias», así decía mi abuelo cuando la sombra de la duda lo invadía.

El partido de los FORTACHONES no reporta nada. El doctor Alejandro Díaz, se muestra muy confiado en que las dirigencias de FUERZA POR MÉXICO, se están aplicando en eso, pero francamente, no se oyen caer las nueces.

El PANAL, podría llenar el total de las casillas, porque sin duda tiene material humano con qué cubrir este hueco, pero ahora tendría que dividirse porque tiene que ayudar a su hermano menor, el recién nacido partido Redes Sociales Progresistas.

El Verde, desde siempre ha reposado en la estructura del PRI, y francamente en estos tiempos no se ha visto movimiento que indique haber robustecido sus filas, por eso entró en amasiato con Chihuahua Líder.

Se me figura aquellas parejas potosinas de fin de siglo, que se presumían entre sí la alcurnia familiar y terminaban casándose víctimas de sus mismas engañifas.

Al final de la boda se enteraban uno y otro estar en quiebra ambos por igual.

La postulación de Máynez por el Verde lo obliga a mostrar el músculo electoral que supuestamente posee y el colmillo retorcido, de María Ávila, lo arrastrará hasta la estación de un tren fantasma que se lo llevará como el viento gritando como la llorona… ¡Ay, mis hijos!

En Morena, la cosa no es diferente.

Aunque Juan Carlos de la Rosa, le haya dado ya 23 vueltas al estado, no cuenta sólidamente con el número total de representantes de casilla.

Los siervos de la nación, sirven de promoción del voto, y en su momento, servirán como acarreo a las urnas.

En conclusión, la estructura para esta elección, la tendrán que poner los candidatos a diputados y alcaldes por su cuenta.

Soñar con la feliz idea que los partidos cubrirán esta deficiencia, es una utopía.

En el mundo de las engañifas, todos tratan de sorprender al vecino.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.