‘Dos mujeres, un camino’, fue una telenovela mexicana creada y producida por Emilio Larrosa en 1993 y 1994 . Protagonizada por Erik Estrada, Laura León y Biby Gaytán.

Pero no. No es el tema que quiero tratar en Cartapacio.

Es el caso de dos mujeres juarenses, valiosas.

- Publicidad - HP1

Preocupadas por la gente que habita esta frontera.

Ambas buscan un espacio desde el cual detener el dispendio de quienes conducen cada tres años los destinos políticos de Ciudad Juárez.

Una es Vicky Caraveo, luchadora social de mucho tiempo. Con un reconocimiento incuestionable de su noble corazón. Siempre defensora de las causas difíciles, a veces inalcanzables, quiméricas. Pero siempre sincera, honesta, desinteresada,  generosa y leal a su gente.

La otra, Esther Mejía, actualmente diputada federal, a la que yo llamo, una hormiguita, porque es incansable y siempre dadivosa. Se quita la camisa para dársela al que le falta. Se gasta todo su dinero en darle un poco de bienestar a los que menos tienen.

Ambas por el mismo camino, la ruta a la sindicatura de Ciudad Juárez.

Cualquiera de las dos haría un excelente papel como defensora del pecunio del municipio.

Ambas inteligentes y con poder de convocatoria. Tanto para conseguir votos, como para armar un equipo multidisciplinario y dar respuesta a lo que los electores esperamos de ellas.

Dos mujeres valiosas y un camino para llegar a la sindicatura. Arrancan campaña mañana jueves, entre la bruma del semáforo en naranja.

No descalifico al resto de los contendientes. Todos ellos muy capaces, de grandes logros académicos y trayectorias incuestionables. Pero, ¿igual de desinteresados?, ¿con el objetivo de ser honestos supervisores de las arcas municipales?

En sus respectivas campañas los escucharemos.

Qué nervios, ya mañana arrancan sus campañas.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.