Se ausenta exjefe de campaña de Trump de la audiencia

La audiencia del lunes contó con otros testigos en vivo, incluido Chris Stirewalt, un exeditor político de Fox News Channel que declaró en la noche de las elecciones que Biden había ganado Arizona.

Washington, DC. (VOA) – El comité especial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que investiga los sucesos que desembocaron en el asalto al Capitolio centró su segundo día de audiencias televisadas en rebatir las afirmaciones del expresidente Donald Trump de que las elecciones le fueron robadas y abordó cómo el exmandatario se benefició económicamente de su batalla judicial para revocar los comicios.

La sesión, que comenzó con retraso por la baja de última hora de uno de los testigos clave de la jornada, el exjefe de campaña de Trump, Bill Stepien, volvió a recurrir a su formato de testimonios en persona y grabaciones, presentados por los legisladores, principalmente la demócrata Zoe Lofgren y la republicana Liz Cheney.

- Publicidad - HP1

Entre ambas congresistas intentaron hilvanar una narrativa que buscaba rebatir no solo el hecho de que no hubo fraude en las elecciones presidenciales de hace dos años, tal y como vienen atestiguando las autoridades, sino que además el entonces presidente era consciente de ello y aún así continuó fomentando la idea de que Joe Biden no ganó legalmente.

Los alegatos de fraude, «idioteces»

Uno de los testimonios más destacados, nuevamente, fue el del exfiscal general William Barr, quien en entrevistas con el panel había detallado cómo le había dicho a Trump en varias ocasiones que las constantes denuncias de las que el mandatario se hacía eco en redes sociales e intervenciones televisadas carecían de base; que eran, entre otras cosas, “idioteces” o “auténticos sinsentidos”.

“Pensé, si de verdad se cree estas cosas es que está completamente desconectado de la realidad”, llegó a decir Barr, quien finalmente acabó presentando su dimisión poco después, tras declarar públicamente la legitimidad de los comicios.

A pesar de su ausencia, debido a que su esposa se puso de parto poco antes de la audiencia, las palabras de Stepien también se centraron en explicar que el expresidente era consciente de que los patrones de votación eran los que la campaña había estado manejando y que no había alegaciones que pudieran darle vuelta al resultado de las elecciones.

Stepien era un testigo clave a medida que el panel profundiza en lo que llama la «gran mentira», las falsas afirmaciones de fraude electoral del presidente republicano derrotado que impulsaron sus esfuerzos para anular las elecciones de 2020 y provocaron que una turba de sus partidarios asediara el Capitolio de Estados Unidos.

El ex jefe de campaña, que tuvo que ser citado por el comité, aseguró que desaconsejó a Trump que, la misma noche de los comicios, se proclamara vencedor, antes siquiera de que hubiera finalizado el escrutinio.

“Mi recomendación fue que dijera que era demasiado pronto para saber, que los votos aún estaban siendo contabilizados”, aseguró Stepien.

Por el contrario, a altas horas de la madrugada del 4 de noviembre de 2022, apenas unas horas después del cierre de las urnas, Trump se dirigió a la nación y aseguró: “Nos estábamos preparando para ganar estas elecciones. Y, francamente, ganamos estas elecciones”.

El panel contó también con testimonios de funcionarios del Departamento de Justicia que detallaron cómo investigaron las numerosas alegaciones de irregularidades que proliferaban en las redes sociales sin que llegaran a encontrar evidencias de fraude masivo.

«La gran estafa»

Muchas de estas alegaciones fueron testadas, además, en los tribunales. El equipo de campaña presentó hasta 62 denuncias separadas por todo el país; todas menos una fueron desestimadas por falta de pruebas.

Sin embargo, la investigadora del comité Amanda Wick relató que el equipo del expresidente siguió recaudando fondos para su lucha legal, el “Fondo Oficial de Defensa Legal Electoral”, que recaudó más de 250 millones de dólares en fondo que, en última instancia, habrían sido desviados a un fondo de campaña del propio Trump: «Save America PAC».

“No solo se trata de la gran mentira, también es la gran estafa”, zanjó la congresista Lofgren.

Horas después de la audiencia, el expresidente Trump emitió un comunicado criticando la investigación y, obviando la presencia de dos congresistas republicanos en el mismo – Adam Kinzinger y la propia Cheney- acusó a los demócratas de regodearse en la historia en vez de ahcer frente a los «problemas» actuales.

«En vez de solucionar problemas, los demócratas se están regodeando en la historia con la esperanza de cambiar la narrativa», señaló el exmandatario republicano. «Estados Unidos se hace añicos y los demócratas carecen de soluciones».

Ya en el pasado los miembros de la comisión habían dicho que habían descubierto suficientes evidencias para que el Departamento de Justicia considere una acusación penal sin precedentes contra el expresidente.

La semana pasada, la primera audiencia televisada del panel, retransmitida en horario de máxima audiencia, atrajo a casi 20 millones de estadounidenses.

Durante el último año, la comisión ha estado investigando el ataque más violento contra el Capitolio desde la Guerra de 1812 para garantizar que nunca vuelva a ocurrir. Los legisladores esperan demostrar que el esfuerzo de Trump por anular la victoria electoral de Joe Biden representó una grave amenaza para la democracia.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.