Obama y Harris encabezan la tercera noche de la Convención Demócrata de EE.UU.

El expresidente Barack Obama y la aspirante a la vicepresidencia, Kamala Harris, encabezan la lista de oradores de la tercera noche de la convención demócrata, que marca un punto de inflexión en la carrera hacia la Casa Blanca del exvicepresidente Joe Biden.

Washington, D.C. (VOA/Ken Bredemeier) – Una serie de luminarias demócratas estadounidenses, encabezadas por el expresidente Barack Obama y la candidata a la vicepresidencia, Kamala Harris, presentará el miércoles por la noche en la Convención Nacional Demócrata virtual sus argumentos para elegir a Joe Biden como presidente en las elecciones del 3 de noviembre .

Durante dos noches, una gran cantidad de partidarios de Biden, incluidos destacados republicanos que se han vuelto contra el presidente Donald Trump, han expresado su apoyo al demócrata de 77 años y han condenado el mandato de Trump en la Casa Blanca como caótico y errático.

Se pueden esperar más ataques contra Trump en la tercera noche de la convención, con los demócratas tratando de convencer al electorado de Estados Unidos de que cometió un error al elegir al magnate inmobiliario convertido en político en 2016 y de que Biden aportaría un nuevo sentido de cortesía hacia la vida política estadounidense y compromiso con aliados en el extranjero.

- Publicidad - HP1

Visite un especial completo sobre las elecciones 2020 en EE.UU.

Harris, de 55 años, una de las dos docenas de demócratas que buscaron la nominación presidencial del partido pero perdieron ante Biden, dará su discurso político nacional más importante después de servir durante años como fiscal en el estado de California, antes de ganar un asiento en el Senado en 2016.

Biden la eligió como su compañera de fórmula la semana pasada, después de que hace meses prometió elegir a una mujer para unirse a su búsqueda para derrocar a Trump y al vicepresidente Mike Pence después de un solo mandato de cuatro años. Harris es hija de madre india y padre jamaicano.

Ella hablará desde el estado natal de Biden, Delaware, como lo hará él el jueves por la noche cuando acepte la nominación presidencial del partido en su tercera candidatura a la presidencia en tres décadas.

Biden se desempeñó como vicepresidente de Obama durante ocho años antes de que Trump derrotara a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton en las elecciones de 2016. Obama se abstuvo de expresar su preferencia por un candidato presidencial demócrata en la larga serie de primarias demócratas que llevaron a la eventual victoria de Biden.

Durante gran parte de la presidencia de Trump, Obama también se negó a ofrecer réplicas a los frecuentes ataques de su sucesor en Twitter. Pero eso cambió cuando Biden ganó la nominación, con Obama declarando enérgicamente su apoyo a su ex segundo al mando y criticando abiertamente a Trump.

Obama, el primer presidente negro de Estados Unidos, ha recaudado dinero para la campaña de Biden en reuniones virtuales con donantes adinerados. Pero las apariciones en mítines políticos con Biden en las próximas semanas antes de las elecciones parecerían poco probables por una simple razón: Biden ha renunciado a los mítines a gran escala por consejo de expertos médicos preocupados por la propagación de la pandemia de coronavirus.

Hasta la fecha, Biden ha hecho campaña principalmente desde Delaware, aunque ocasionalmente ha aparecido en pequeñas reuniones en la gran ciudad cercana de Filadelfia, Pensilvania.

Otros demócratas clave están listos para defender a Biden el miércoles por la noche, incluida Hillary Clinton, que obtuvo casi tres millones de votos más que Trump en 2016, pero perdió las elecciones en el Colegio Electoral del país, el sistema indirecto de democracia de EE.UU. en el que el resultado general está determinado por los ganadores de cada uno de los 50 estados.

Otros dos críticos vocales de Trump también hablarán: Nancy Pelosi, líder de la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, y la senadora progresista Elizabeth Warren de Massachusetts, que también buscó la nominación presidencial demócrata y estaba en la lista de Biden como posible compañera de fórmula.

Los participantes en la convención, realizada virtualmente después de que el partido nacional casi cerró por completo su reunión planificada en la ciudad del medio oeste de Milwaukee, Wisconsin, por temor a propagar el coronavirus, nominaron oficialmente a Biden para la presidencia el martes.

Biden dijo que la nominación «significa el mundo» para él y su familia. Está previsto que pronuncie su discurso de aceptación el jueves, en la que será la última noche de la convención.

La esposa de Biden, Jill, profesora universitaria de inglés, habló con los delegados de la convención y el público estadounidense desde un aula vacía de la escuela secundaria donde una vez enseñó.

Dijo que su esposo traería a la Casa Blanca «un liderazgo digno de nuestra nación».

“El peso que cargamos es pesado y necesitamos a alguien con fuertes hombros”, dijo sobre la pandemia del coronavirus y la agitación económica en la que millones de trabajadores estadounidenses han perdido sus trabajos. “Sé que si confiamos esta nación a Joe, él hará por sus familias lo que hizo por la nuestra: acercarnos y completarnos».

Trump ha estado intentando eclipsar la semana de Biden en el centro de atención política, viajando a varios estados clave en esta contienda política.

El jueves, estará de visita cerca de la casa de la infancia de Biden en Scranton, Pensilvania. Los republicanos están organizando su convención nacional virtual la próxima semana, comenzando el lunes y culminando con el discurso de aceptación de la candidatura de Trump en la Casa Blanca el 27 de agosto.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.