Niega papa Francisco que planee renunciar pronto

Durante una entrevista exclusiva con Reuters, el papa Francisco se rió de rumores sobre un supuesto padecimiento de cáncer.

Estados Unidos (VOA) –
El papa Francisco ha desestimado los informes de que planea renunciar en un futuro cercano, diciendo que está en camino de visitar Canadá este mes y espera poder ir a Moscú y Kyiv lo antes posible.

En una entrevista exclusiva con Reuters en su residencia en el Vaticano, Francisco también desmintió los rumores de que padecía cáncer y hasta bromeó diciendo que sus médicos «no me dijeron nada al respecto». Por primera vez ofreció detalles de la dolencia en la rodilla que le ha impedido realizar algunos deberes.

En una conversación de 90 minutos el sábado por la tarde, realizada en italiano y sin asistentes presentes, el pontífice de 85 años también reiteró su condena al aborto tras el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos el mes pasado.

Rumores sobre presagios de un anuncio de renuncia se dispersaron por los medios luego de una conjunción de eventos a fines de agosto, incluidas reuniones con cardenales de todo el mundo para discutir una nueva constitución del Vaticano, una ceremonia para jurar nuevos cardenales y una visita a la ciudad italiana de L’Aquila.

- Publicidad - HP1

L’Aquila está asociada con el papa Celestino V, quien renunció al papado en 1294. El papa Benedicto XVI visitó la ciudad cuatro años antes de renunciar en 2013, el primer Papa en hacerlo en unos 600 años.

Pero Francisco, alerta y tranquilo durante toda la entrevista mientras discutía una amplia gama de temas internacionales y de la Iglesia, se rió de la idea.

«Todas estas coincidencias hicieron que algunos pensaran que sucedería la misma ‘liturgia'», dijo. «Pero nunca me pasó por la cabeza. Por el momento no, por el momento no. ¡De verdad!», dijo.

Sin embargo, Francisco repitió su posición a menudo declarada de que podría renunciar algún día si su mala salud le imposibilitara dirigir la Iglesia, algo que había sido casi impensable antes de Benedicto XVI.

Cuando se le preguntó cuándo pensaba que podría ser eso, dijo: «No lo sabemos. Dios lo dirá».

Lesión de rodilla

La entrevista tuvo lugar el día en que debía partir hacia la República Democrática del Congo y Sudán del Sur. El viaje que tuvo que cancelar porque los médicos dijeron que también podría perderse un viaje a Canadá del 24 al 30 de julio a menos que aceptara tener 20 días más de terapia y descanso para su rodilla derecha.

Dijo que la decisión de cancelar el viaje a África le había causado «mucho sufrimiento», particularmente porque quería promover la paz en ambos países.

Francisco usó un bastón al entrar a una sala de recepción en la planta baja de la casa de huéspedes de Santa Marta, donde ha vivido desde su elección en 2013, evitando el apartamento papal en el Palacio Apostólico utilizado por sus predecesores.

La sala tiene una copia de una de las pinturas favoritas de Francisco: «María, desatando nudos», creada alrededor de 1700 por el alemán Joachim Schmidtner.

Cuando se le preguntó cómo estaba, el Papa bromeó: «¡Todavía estoy vivo!».

Dio detalles de su dolencia por primera vez en público, diciendo que había sufrido «una pequeña fractura» en la rodilla cuando dio un paso en falso mientras un ligamento estaba inflamado.

“Estoy bien, poco a poco voy mejorando”, dijo, y agregó que la fractura se estaba cerrando, ayudado por láser y magnetoterapia.

Francis también descartó los rumores de que se le había encontrado un cáncer hace un año cuando se sometió a una operación de seis horas para extirpar parte de su colon debido a diverticulitis, una condición común en los ancianos.

«Fue (la operación) un gran éxito», dijo, y agregó entre risas que «no me dijeron nada» sobre el supuesto cáncer, que desestimó como «chismes de la corte».

Pero dijo que no quería una operación en la rodilla porque la anestesia general en la cirugía del año pasado había tenido efectos secundarios negativos.

¿Viaje del papa a Moscú?

Hablando de la situación en Ucrania, Francisco señaló que ha habido contactos entre el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergéi Lavrov, sobre un posible viaje a Moscú.

Las señales iniciales no eran buenas. Ningún papa ha visitado nunca Moscú, y Francisco ha condenado repetidamente la invasión rusa de Ucrania. El jueves pasado lo acusó implícitamente de librar una «guerra de agresión cruel y sin sentido».

Cuando el Vaticano preguntó por primera vez sobre un viaje hace varios meses, Francisco dijo que Moscú respondió que no era el momento adecuado.

Pero insinuó que ahora algo puede haber cambiado.

“Me gustaría ir (a Ucrania), y quería ir primero a Moscú. Intercambiamos mensajes sobre esto porque pensé que si el presidente ruso me daba una pequeña ventana para servir a la causa de la paz (…) Y ahora es posible, después de que regrese de Canadá, es posible que logre ir a Ucrania», dijo.

«Lo primero es ir a Rusia para intentar ayudar de alguna manera, pero me gustaría ir a las dos capitales», agregó.

Fallo sobre el aborto

Cuando se le preguntó sobre la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos que anuló el histórico fallo Roe v. Wade que establecía el derecho de la mujer a abortar, Francisco dijo que respetaba la decisión pero que no tenía suficiente información para hablar sobre ella desde un punto de vista jurídico.

Pero condenó enérgicamente el aborto, comparándolo con «contratar a un sicario». La Iglesia Católica enseña que la vida comienza en el momento de la concepción.

«Pregunto: ¿Es legítimo, es correcto, eliminar una vida humana para resolver un problema?».

Se le preguntó a Francisco sobre un debate en Estados Unidos sobre si un político católico que se opone personalmente al aborto pero apoya el derecho de los demás a elegir debería recibir el sacramento de la comunión.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, por ejemplo, ha sido impedida por el arzobispo conservador de su diócesis natal de San Francisco de recibirlo allí, pero se le da la comunión regularmente en una parroquia en Washington, D.C. La semana pasada, recibió el sacramento en un Misa papal en el Vaticano.

“Cuando la Iglesia pierde su naturaleza pastoral, cuando un obispo pierde su naturaleza pastoral, genera un problema político”, dijo el Papa. «Esto es todo lo que puedo decir», afirmó.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.