EEUU, México y Canadá reconocen que existe un problema. Washington actualizó recientemente Ley de Violencia contra la Mujer para abordar la cuestión.

Washington, DC. (VOA) – Las mujeres nativoamericanas son víctimas de discriminación y tasas de violencia de género “desproporcionadamente altas”, según reconoció el gobierno de EEUU, que junto a Canadá y México emitió una declaración conjunta sobre el tema.

En el documento, publicado por el Departamento de Estado de EEUU, los tres países de Norte América reafirmaron su compromiso para eliminar todas las formas de discriminación y violencia de género perpetradas contra las mujeres indígenas y niñas en diversas comunidades.

- Publicidad - HP1

Según el Instituto Nacional de Justicia de Estados Unidos, el 84% de las mujeres nativas americanas en el país han experimentado violencia física, sexual o psicológica en su vida, “a menudo a manos de perpetradores no nativos”.

Tanto EEUU como el resto de los países de la región reconocen que la violencia contra las mujeres de los pueblos originarios “se perpetúa por la discriminación y el racismo”, que incluye “asesinatos, agresión sexual y tráfico”.

Los tres países, que conforman un Grupo de Trabajo Trilateral -establecido por primera vez en la Cumbre de Líderes de América del Norte de junio de 2016– participaron en el XXI foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas, que se llevó a cabo del 25 de abril al 6 de mayo de 2022.

En la resolución del encuentro todos coinciden en que los crímenes contra las mujeres indígenas no se abordan con acciones rápidas ni eficaces. También reconocen la falta de procesos en lenguas indígenas por parte de instituciones gubernamentales para investigar y resolver estos casos.

EEUU refuerza legislación

EEUU ya ha estado dando pasos respecto a este asunto. Recientemente el presidente Joe Biden firmó la actualización de la Ley de Violencia contra la Mujer (VAWA, por sus siglas en inglés), que compromete 86 millones de dólares para programas de justicia tribal, lo que le da fuerza a la ley.

El objetivo de la norma, de acuerdo con el mandatario, es ampliar las protecciones para las mujeres indígenas y abordar la cantidad de delitos cometidos contra ellas por personas fueras de sus comunidades.

El Departamento de Justicia, que rastrea los delitos violentos en las comunidades nativas, dio a conocer que experimentan algunas de las tasas más altas de violencia contra mujeres indígenas y que la mayoría de esos delitos son cometidos por no nativos.

Uno de los estados que más problemas tiene en este tema es Alaska, donde hay “una crisis de violencia en curso”, según la senadora republicana Lisa Murkowski.

Recientemente Murkowski explicó que “más de la mitad de las mujeres en la encuesta de víctimas de mujeres de Alaska 2020 han experimentado violencia de pareja íntima, violencia sexual o ambas a lo largo de su vida”.

La VAWA se aprobó por primera vez en 1994. Desde entonces, la ley ha sido ratificada cuatro veces desde su aprobación.

Sarah Deer, abogada nativa estadounidense y experta en leyes tribales, ayudó a que se reautorizara la ley en 2013, dijo que esta nueva versión es aún mejor para las comunidades nativas.

“La reautorización de 2022 restablece la jurisdicción penal tribal sobre los no indígenas por una serie de delitos que los pueblos nativos y las naciones tribales han estado pidiendo desde 1978”, publicó Deer en una serie de artículos en su web.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.