La Niña podría traer nieve y tormentas a América del Norte

La Niña por lo general trae más lluvias que el promedio y temperaturas más frías a las zonas del norte de EE.UU., y menos lluvias y clima más cálido que el promedio en el sur del país.
Estados Unidos (VOA/) – Meteorólogos gubernamentales de Estados Unidos anunciaron el jueves que se ha desarrollado un patrón climático de La Niña en el Océano Pacífico, posiblemente exacerbando una temporada de huracanes ya activa y estableciendo un invierno más frío y húmedo para América del Norte.

El subdirector del Centro de Predicción del Clima de EE.UU., Mike Halpert, dijo en un comunicado de prensa que La Niña puede contribuir a un aumento de la actividad de los huracanes en el Atlántico al debilitar los vientos sobre el mar Caribe y la cuenca del Atlántico tropical. Dijo que puede permitir que las tormentas se desarrollen e intensifiquen.

Halpert indicó que el potencial para el desarrollo de La Niña se consideró cuando la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) actualizó su pronóstico para la temporada de huracanes en el Atlántico el mes pasado.

- Publicidad - HP1

En una declaración en su sitio web, la NOAA describe a La Niña, como un fenómeno atmosférico oceánico natural marcado por temperaturas superficiales del mar más frías que el promedio en el Océano Pacífico central y oriental cerca del ecuador.

En el invierno, La Niña generalmente trae precipitaciones por encima del promedio y temperaturas más frías que el promedio a lo largo del nivel norte de EE.UU., junto con precipitaciones por debajo del promedio y temperaturas por encima del promedio en el sur.

La NOAA dice que eso genera preocupación para el suroeste de EE.UU., que experimentó una temporada de lluvias de verano débil y ya está experimentando una sequía severa.

El efecto contrario, El Niño se caracteriza por temperaturas oceánicas inusualmente cálidas en el Pacífico ecuatorial. Eso a menudo puede resultar en un aumento de las precipitaciones en la franja sur de EE.UU., lo que, en el peor de los casos, puede causar inundaciones destructivas y sequías en el Pacífico occidental.

La NOAA dice que La Niña más reciente apareció durante el invierno de 2017-18, y El Niño le siguió en 2018-19. Cuando ninguno de los patrones climáticos está presente, como fue el caso el invierno pasado, la Oscilación del Sur de El Niño es neutral y no influye en los patrones climáticos globales.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.