Advierte EE.UU. que el dinero y las injerencias de Rusia son un peligro para las democracias

Publicidad - LB3 -
Rusia ha aumentado el financiamiento encubierto a partidos políticos y figuras en todo el mundo para ejercer su influencia, afirma un informe de los servicios de inteligencia estadounidense.
Estados Unidos (VOA) – Rusia ha invertido al menos 300 millones de dólares para influir en la política y los procesos políticos en más de dos docenas de países desde 2014, refleja una revisión de inteligencia desclasificada por las agencias de Estados Unidos que advierte que el Kremlin no tiene planes de renunciar a esa práctica.
El dinero, canalizado a partidos políticos y candidatos de al menos cuatro continentes a través de varias compañías fantasmas, es probablemente “la punta del iceberg” y EEUU y sus aliados luchan para rastrear el camino de todas esas contribuciones ilícitas, señala el documento.

«Estas son cifras mínimas”, dijo un alto funcionario de la administración que habló a los reporteros el martes bajo condición de anonimato.

La Voz de América envió un correo electrónico a la embajada de Rusia en Washington para pedir sus comentarios, pero hasta el momento no obtuvo respuesta.

“Rusia ha transferido fondos encubiertos en casos que no han sido detectados”, añadió el funcionario, que advirtió que la guerra en Ucrania podría impulsar a Moscú a aumentar sus esfuerzos para financiar a partidos políticos y candidatos para “debilitar las sanciones internacionales y mantener su influencia en todo el mundo”.

- Publicidad - HP1

La revisión de inteligencia, completada en los últimos meses, concluyó que los esfuerzos de Rusia aumentaron drásticamente en 2014, propagándose por Europa a África y las Américas.

Un funcionario familiar con el reporte, pero no autorizado a hablar oficialmente sobre el mismo, dijo que algunos de los países que han caído bajo los esfuerzos encubiertos de Rusia son Albania, Bosnia, Montenegro, Bélgica y Madagascar.

Al menos en un caso Rusia usó intermediarios para transferir dinero a partidos nacionalistas de extrema derecha.

Como un primer paso, los funcionarios dijeron que el Departamento de Estado envió un aviso a 110 países con el contenido de la revisión y estudiará los pasos que estos deben seguir para contrarrestar los refuerzos de Rusia.

Además, funcionarios de inteligencia de EEUU están informando en privado a ciertos países cuyas elecciones y procesos políticos han sido blancos específicos de la campaña del Kremlin.

La revisión no observó específicamente las actividades de Rusia en Estados Unidos, pero con el país a dos meses de las elecciones de medio término, las autoridades señalaron que ni siquiera Washington es inmune.

«Está claro que tenemos también esa vulnerabilidad y que la influencia encubierta de Rusia impone todo un desafío”, dijo el primer funcionario.

Aunque esta advertencia, y estos datos, sobre los intentos de Rusia de injerir en los asuntos políticos de otros países son nuevos, las preocupaciones no lo son.

Algunos funcionarios estadounidenses comenzaron a decir en 2014 que Rusia, bajo el presidente Vladimir Putin, estaba enfrascada en un juego peligroso acercándose y alentando a grupos nacionalistas en Europa.

Para 2018, el Servicio de Inteligencia Exterior de Estonia y otras agencias de inteligencia occidentales estaban también sonando las alarmas.

«Hemos detectado una red de políticos, periodistas, diplomáticos y empresarios que son en realidad agentes de influencia de Rusia y hacen lo que se les ordena”, dijo en ese momento el jefe de espionaje estonio, Mikk Marran.

Los investigadores afirman que Rusia ha expandido su alcance desde el Este de Europa y el Báltico hasta Europa Occidental, África y otros lugares.

Al mismo tiempo, las opciones de Rusia para enviar dinero y otras ayudas a grupos y candidatos políticos aumentó también para incluir a expatriados y oligarcas rusos, compañías fachada, fundaciones, centros de estudios, agencia de adopción y humanitarias.

«Son oportunistas”, dijo a la VOA Josh Rudolph, de la Alianza para Asegurar la Democracia, un grupo activista de seguridad electoral, quien comentó que los financiamientos políticos encubiertos forman parte de la estrategia de injerencia electoral de Rusia junto a los ataques cibernéticos y las campañas de influencia en las redes sociales.

«Parece que lo hacen cuando piensan que tienen una oportunidad, cuando hay una elección cerrada”, añadió.

Y si un esfuerzo puntual a favor de un partido o candidato falla, eso no importa.

“Es esencialmente imposible medir el impacto con precisión”, dijo Rudolph, repitiendo lo que piensan algunos funcionarios estadounidenses. “El punto es que están tratando y asignando grandes recursos en elecciones muy parejas”.

LOGO ADN Negro
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.

InHouse