Protestan cubanos en La Habana por segunda noche sin servicio eléctrico

Grupos de cubanos protestaron el viernes por la noche en las calles de La Habana por segunda noche, denunciando retrasos en la restauración total de la electricidad tres días después de que el huracán Ian dejara sin electricidad a toda la isla.

Estados Unidos (VOA) – Un grupo de monitoreo extranjero informó que el servicio de Internet de Cuba fue interrumpido por segunda vez en dos días, y dijo que parecía no estar relacionado con los problemas de la tormenta sino más bien con un intento de evitar que se difundiera información sobre las manifestaciones.

- Publicidad - HP1

Los periodistas de The Associated Press vieron a personas manifestándose en al menos cinco puntos de la ciudad o en sus afueras, incluidos los distritos de Barreras y La Gallega, donde los residentes bloquearon las calles con llantas quemadas y basura.

Masiel Pereira, ama de casa, dijo que “lo único que pido es que le devuelvan la corriente a mis hijos”. Un vecino, Yunior Velásquez, lamentó que “se está por perder toda la comida” porque no había luz para los frigoríficos.

La noche del jueves, la gente protestó en dos puntos del municipio Cerro, en La Habana. Esa zona estuvo mayormente tranquila el viernes con el restablecimiento del servicio, aunque la gente salió a la importante avenida Villa Blanca coreando “¡Queremos luz!”, mientras golpeaban cacerolas con cucharas. La policía bloqueó el acceso a la calle, pero no hubo enfrentamientos.

El país de 11 millones de habitantes quedó sumido en la oscuridad el martes por la noche, unas pocas horas después de que Ian rugiera sobre el oeste de Cuba y desencadenara problemas en el sistema eléctrico que eventualmente se extendieron por toda la isla.

La electricidad se restableció en algunas partes del país al día siguiente, pero otras áreas quedaron sin servicio, incluso en la capital.

El gobierno no dijo qué porcentaje de la población general permaneció sin electricidad el viernes, pero las autoridades eléctricas dijeron que solo el 10 % de los 2 millones de habitantes de La Habana tenían electricidad hasta el jueves por la noche.

El servicio de Internet y telefonía celular también estuvo fuera de servicio el jueves. El servicio de internet volvió el viernes por la mañana, al menos en algunas áreas, pero por la noche se interrumpió nuevamente, informaron grupos que monitorean el acceso a internet.

Alp Toker, director de Netblocks, con sede en Londres, dijo que el apagón en el servicio de Internet del jueves y viernes parecía diferente de un apagón que ocurrió poco después del impacto de Ian.

“El servicio de Internet ha sido interrumpido una vez más en Cuba, aproximadamente a la misma hora que ayer (jueves)”, dijo Toker en un correo electrónico a AP el viernes por la noche. “El momento de los cortes proporciona otra indicación de que se trata de una medida para suprimir la cobertura de las protestas”.

Doug Madory, director de análisis de Internet en Kentik Inc., una empresa de inteligencia de redes, describió anteriormente el evento del jueves como un “apagón total de Internet”.

Los repetidos apagones en la ya frágil red eléctrica de Cuba estuvieron entre las causas de las protestas sociales más grandes de la isla en décadas en julio de 2021. Miles de personas salieron a las calles, cansadas de los cortes de energía y la escasez de bienes exacerbada por la pandemia.

Cientos fueron arrestados y procesados, lo que provocó duras críticas a la administración del presidente Miguel Díaz-Canel.

Los expertos dijeron que el apagón total mostró la vulnerabilidad de la red eléctrica de Cuba y advirtieron que requerirá tiempo y recursos, cosas que el país no tiene, para solucionar el problema.

El sistema eléctrico de Cuba “ya estaba en un estado crítico e inmunocomprometido como consecuencia del deterioro de las termoeléctricas. El paciente ahora está en soporte vital”, dijo Jorge Piñon, director del programa de América Latina y el Caribe del Centro para la Política Internacional de Energía y Medio Ambiente de la Universidad de Texas.

Cuba cuenta con 13 centrales de generación eléctrica, ocho de las cuales son termoeléctricas tradicionales y cinco centrales flotantes alquiladas a Turquía desde 2019. También hay un grupo de pequeñas centrales distribuidas por todo el país desde una reforma energética en 2006.

Pero las plantas están mal mantenidas, un fenómeno que el gobierno atribuyó a la falta de fondos y las sanciones de Estados Unidos. Las complicaciones en la obtención de combustible también son un problema.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.

InHouse