Gritan enérgicos en diversos foros como si de una condena se tratara.


Toman la bandera más oportunista, la que se inspira en el Golpe Blando, en la desviación del interés general por sostener la del coto siempre oculto, otrora convertido en poder tras el poder.

Yo soy oposición, dicen pletóricos, como si fuera digno de orgullo en estos tiempos que el país necesita de TODOS en unidad, no una oposición sistemática a todo y por todo sin razón, como sucede hoy día.

- Publicidad - HP1

La principal crítica en tiempos electorales fue siempre esa, se ofrece bloque opositor, pero no se ofrecen propuestas, ni beneficios sociales tangibles.

Se denosta desde el conglomerado opositor, pero no se ofrece viabilidad de nación alguna atrincherados en su “línea argumentativa”, desde el día cero de este sexenio, pregonando que todo tiempo pasado fue mejor…

Altamente cuestionable, si bien no todo fue malo, no fue perfecto, particularmente en el rubro de la corrupción y de los millonarios negocios de unos cuantos al amparo del sistema de gobierno y de la figura presidencial en particular.

Es vergonzante ver gobernadores, alcaldes, diputados, senadores y actores políticos opositores (de centro e izquierda), agazapados bajo el paraguas de una ideología de derecha – no híbrida –, que no predican por estatuto, para sumarse sin fundamento al antidemocrático: «Frenar a Morena y al presidente».

¿Que no tienen planteamientos propios?, ¿Y sus valores e ideales de nación donde quedaron?

Porque no es creíble que en realidad abracen el ideal de extrema derecha promovido por el PAN. Salta a la vista que actúan por interés cupular y en defensa del registro, nada más. Léase por, para y en beneficio de ellos mismos como grupo político.

¿Cuál defensa o interés superior de la nación?

Ahora bien, ¿Frenar a Morena y al Presidente, porque? ¿Acaso, amable lector, recuerda algún momento de intento conciliatorio?

Nunca, se han dado el tiempo de conciliar, de matizar.

Se ha vivido en el disenso desde la campaña: “AMLO es un peligro para México”, acuñada por Antonio Solá en 2006 y financiada por la Iniciativa Privada con una grosera inversión que se estima en los mil millones de pesos.

El caso «Loret», más allá de la «Casa Gris», visibilizó la continuación de un frente de persecutor concertado. El Golpe Blando en acción contra el presidente López Obrador.

Y no, no me venga a querer desacreditar con esa línea argumentativa supresora, calificándome de “chairo” o no se que otro término quiera usar, como atisbo que lo hará. La realidad es la realidad.

No vamos a censurar el material investigativo que llega de la mano de Mexicanos Contra la Corrupción (Claudio X. González Guajardo) bajo la producción de LatinUs (Roberto Madrazo Pintado), libertad de expresión la hay, por ello se hizo y por ello se expuso a la audiencia, ese no es el tema.

El tema es la debacle que proponen estos oscurantistas modernos que apuestan a la caída de AMLO, como si no entendieran que su inimaginable caída vendría con una crisis mucho más profunda y seria de la que hoy quieren dar cuenta…

El tema es el desvío del objetivo central en esta cruzada de inminente de Golpe Blando, solo hay que ver lo grotesco del montaje comunicativo:

Brozo, descosido en su «libertad de expresión» para denostar e insultar a grito abierto, con todas sus letras, lo que nunca le hubiera dicho a cualquier otro presidente, o muestreme la evidencia de que así fue…

No olvide quien es Brozo en esencia: un comediante, que ha hecho de su actuación el papel de un payaso que critica la vida política. ¡UN ACTOR!

Loret, iracundo en su papel agitando a la audiencia, pero atemperado ante la cámara: “agresión a la prensa”, “violencia”, “me auditan”, “es ilegal”…

Mover masas es su negocio, lo sabía como reportero y más aún como empresario de la comunicación financiado por Roberto Madrazo Pintado como la mano que mece la cuna tras las figuras de Federico Madrazo Rojas y Alexis Nickin Gaxiola, hijo y yerno respectivamente; que controlan LatinUs.

Otros nombres de financiadores de esta plataforma resultan Patricia Olamendi, su hijo Miguel Alonso y Silvano Aureoles.

La inversión contra el Presidente López Obrador se estima similar a de los años 2000 a 2005 con alrededor de 7 millones de pesos por semana, en apreciación de los periodistas Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela.

El esfuerzo “periodístico” que representa LatinUs queda expuesto en su objetivo primero de voz misma de Madrazo Pintado en entrevista con Ciro Gómez Leyva: “…Cómo podemos convocar a que la gente se mueva con este tipo de acciones (Latinus)… para desnudar al presidente…”

No queda duda, LatinUs es un proyecto político que atiende los intereses de un grupo de poder, encabezado por el principal adversario del primer mandatario: Roberto Madrazo Pintado.

Con los datos en la balanza, no hace falta mucho para imaginar el trasfondo: Golpe Blando previo al proceso de “Revocación de Mandato”.

Ese mismo Golpe Blando lo ve ya en el estrato local y estatal, donde analistas, comunicadores y medios en general desdibujan, presumiblemente -por la evidencia- por encargo, la labor del Gobierno Federal, AMLO y los actores de la 4T en el Estado.

Incluso es posible verlos operando en chats “privados”, donde se pueden encontrar rompiendo el diálogo si este es contrario a la estrategia, para luego imponer el tema negativo, no hablan de otra cosa. Luego enfrentan, disensan, evaden.

Como siempre le sugiero ser neutral al evaluar, abra la mente, no deje que intereses que no son los suyos le arrebaten la posibilidad de tomar una decisión de tal calado.

El proceso de revocación está cerca y cada día la embestida presidencial será peor, pero es importante siempre ser analítico, es muy obvio el burdo manejo de golpeo. Solo esté atento…

YO SOY OPOSICIÓN.

David Gamboa
David Gamboa

Lic. en Mercadotecnia por la UVM. Es un profesional del Marketing Digital y apasionado de las letras. Actualmente es Editor y Director General de Juárez a Diario y Consultor en temas mercadotecnia.