«…Como una verdadera hazaña debe ser calificada la obtención del primer lugar como mejor Presidente Municipal del país, por parte del joven alcalde de Parral, el popular Alfredo «El Caballo» Lozoya, ¡Por segundo mes consecutivo!, por parte de la reconocida encuestadora Massive Caller, al ubicarlo con una puntuación récord de 69.4% de aceptación ciudadana, más de 5% superior al segundo lugar que correspondió a Santa Catarina, Nuevo León, 9% arriba de la alcaldesa de la Ciudad de Chihuahua, Maru Campos, quien ocupó un digno cuarto lugar; y 26% más alto que Armando Cabada, Presidente Municipal de Ciudad Juárez, con un nada despreciable lugar 30 entre los cien mejores alcaldes de México…», afirma con admiración el influyente personaje, cercano sin duda a los más altos círculos de poder en el altiplano, mientras recibe el último reporte financiero de sus inversiones en Brasil, por parte de su elegante y guapa Vicepresidenta Ejecutiva, originaria de Boston y egresada con honores de la prestigiada London School of Economics.

«…Lozoya fue simplemente el mejor, de entre otros municipios de mayor dimensión económica y geográfica, incluidas dos capitales en los mejores 9 lugares, como lo son Aguascalientes y Chihuahua, pero también junto con Cabada, es el único alcalde independiente de todos ellos; ni que decir de la diferencia abismal de 55.7% que lo separa del último lugar, que en esta segunda medición de Massive Caller correspondió al edil de Oaxaca…” “…Los últimos cinco lugares peor calificados por sus ciudadanos fueron: Puebla, 17.7 % Tlalnepantla de Baz, 17.3%, Ciudad Victoria 17.1%, Ensenada, 15.0% y la ya mencionada Oaxaca, 13.7%

«…Termina el tiempo de los políticos folclóricos y populistas populacheros, ineptos y corruptos. El estado de Chihuahua ha tenido ejemplares de pura cepa en este sentido, baste recordar el pasado reciente, en Ciudad Juárez, Héctor el «Teto» Murguía, dos veces alcalde, y con casi una tercera y funesta frustrada reelección, fallida precisamente por el actual edil en el 2016, se hizo famoso por sus gracejadas, como aquella de «su corazón gordito y grasiento», «soy popular y la gente me quiere porque no le temo a embarrarme de mocos y de suciedad cuando los saludo», o como cuando para vergüenza de todos los presentes en un evento formal, se refirió a Marinela Sertvije «como la del gansito», que molestó sobremanera a la aludida, quien a los pocos minutos se retiró sin despedirse, conducta verbal imbécilmente pura…”

- Publicidad - HP1

«…Ni que decir del frustrado «delfín» duartista a la gubernatura, Enrique Serrano, cuando con pasos torpes intentaba bailar polkas y corridos norteños, a la par que «cantaba» aquello de «y donde andaban…?», intentando sin éxito ser gracioso, para burlarse de su contrincante de mayor peligro, el panista Javier Corral, quien a la postre seria su Némesis, tratando de resaltar que el sí tenía arraigo y que había «defendido» al estado en su mayor época de violencia, como si aquello se acreditara con el papel de comparsa y bufón del entonces recién llegado gobernador César Duarte, hoy prófugo de la justicia…»

«…Regresando al exitoso alcalde de Parral, su estilo sencillo, desenfadado y de trato directo, sin alardes populistas-populacheros, con el que aborda los más complejos problemas que aquejan a sus gobernados, le ha valido el aprecio y apoyo como a nadie en el país, lo que lo coloca en inmejorable posición de aquí al 2021…»”…Lozoya posee fina sensibilidad popular, “El Caballo” galopa por empatía con las formas de la política próxima al lenguaje y sentir de pobres y ricos, hacia el ánimo de continuar sirviendo a la gestión pública, no sufre por carencias ni ambiciones desmedidas, le gusta el campo amplio de la política al servicio de las mejores causas de la Gente…

¿Alguien lo duda…?

Sergio Armendariz SQD
Sergio Armendáriz
Comunicador Social en Organismos Privados y Públicos | + posts

Comunicador en Radio, TV, Prensa Escrita y Portales Electrónicos. Académico Universitario. Funcionario Educativo. Miembro Consultivo en OSC.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.