A finales de la semana pasada la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier y la secretaria de Comercio Internacional del Reino Unido, Anne-Marie Trevelyan; se reunieron para acordar el inicio formal de las negociaciones del tratado.

Es importante considerar el antecedente del tratado que ya tenían los países en el marco de la Unión Europea.

- Publicidad - HP1

Derivado del BREXIT y por lo tanto la salida de la Unión Europea con lo que quedarían fuera de las preferencias arancelarias establecidas en el mismo Tratado, se suscribió el pasado 15 de diciembre de 2020, un Acuerdo de Continuidad Comercial que mantiene el libre flujo de intercambios entre países.

El quince de diciembre de dos mil veinte, en la Ciudad de México, el Plenipotenciario de los Estados Unidos Mexicanos, debidamente autorizado para tal efecto, firmó ad referéndum el Acuerdo de Continuidad Comercial entre los Estados Unidos Mexicanos y el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, cuyo texto en español consta en la copia certificada adjunta.

El Acuerdo mencionado fue aprobado por la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión, el diez de marzo de dos mil veintiuno, según decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación del veintitrés de abril del propio año.

Este Acuerdo tendrá vigencia de 3 años, dentro de los cuales se espera lograr acuerdos para generar un Tratado amplio, moderno e integral, como han sido los Tratados de “última generación”, de acuerdo al artículo 9 del mismo:

Se mantienen las preferencias en materia de acceso a mercados y las disciplinas de comercio, con los ajustes necesarios para hacerlo operativo como la forma de certificar el origen de los productos y otorgar certidumbre jurídica a ambos países.

Señala la Secretaria de Economía entre 1999 y 2019, el comercio bilateral creció 176.9%, y en 2019 sumó 5,212 millones de dólares, lo que representa un incremento de 12.5% en comparación con 2018. Reino Unido es nuestro 16° socio comercial a nivel mundial y, mientras perteneció a la Unión Europea, ocupó el 5° sitio entre sus Estados integrantes. Adicionalmente, el Reino Unido es un importante inversionista en México, ya que la inversión extranjera directa proveniente de ese país, entre 1999 y septiembre de 2020, acumuló 15,065.2 MDD.

El Reino Unido representa para México su 16º socio comercial a nivel mundial como se comentó y su 8º inversionista.

De acuerdo a comunicado, ambas secretarias coincidieron en la importancia de negociar un acuerdo moderno que permita a los dos países aprovechar las oportunidades de la economía del siglo XXI; asimismo, se congratularon por cumplir con los tiempos indicados en el Acuerdo de Continuidad Comercial México-Reino Unido, el cual estableció el periodo de un año para iniciar negociaciones, a partir de su entrada en vigor el 1 de junio de 2021.

Declararon ambas funcionarias que ésta es una oportunidad histórica para fortalecer el comercio bilateral en áreas de interés mutuo como bienes agrícolas y de servicios. Igualmente, se modernizarán reglas relacionadas con inversión y propiedad intelectual y se incluirán disposiciones en temas relacionados con Pymes, género e innovación, entre otros. Ambas naciones compartimos visiones sobre la importancia del comercio incluyente, así como los beneficios que una economía global y abierta traen a las empresas y consumidores.

Se da dentro de los periodos establecios en los mismos acuerdos mencionados para considerar el inicio de negociaciones para aprovechar las oportunidades de la economía del siglo XXI; asimismo, se congratularon por cumplir con los tiempos indicados en el Acuerdo de Continuidad Comercial México-Reino Unido, el cual estableció el periodo de un año para iniciar negociaciones, a partir de su entrada en vigor el 1 de junio de 2021.

Carlos Monroy
Carlos Monroy

Doctor en Materia Fiscal. Consultor en Comercio Exterior y Gerente de Consultoría en Palco Consorcio de Comercio Internacional.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.