Lo comenté en mi anterior columna… El problema del agua en las presas de Chihuahua no tendrá solución hasta que la cordura y la razón se hagan presentes.

Pero no lo verán sus ojos, queridos lectores míos.

A menos que se negocien tras los cortinajes, cosas que se traen entre manos los causantes del tumulto y desconcierto.

- Publicidad - HP1

Detrás de la cortina, varios personajes mueven «las aguas» y generan turbulencia, para acarrear el fluido vital a su molturador. O dicho en palabras campiranas… LLEVAR AGUA A SU MOLINO.

Uno de ellos, el más perverso, mezquino y codicioso, es el diputado panista, Mario Mata. A quien debemos reconocer como magnífico manipulador de masas.

Al principio, sólo tiraba la piedra y escondía la mano. Pero después, cuando medio prendió la hojarasca, se arroja al frente del «Movimiento».

Y se pone a tiro por su incongruencia.

Mientras acerca a los supuestos campesinos agraviados a la represa, los medios comienzan a sacarle la garra por algunas travesurillas de cuando era alcalde de Delicias.

El Soberano.mx, escribe:

«El Diputado Mario Mata, quien instigó ayer la agresión contra elementos de la Guardia Nacional que defendían la Presa Las Vírgenes como recurso estratégico de la Nación, fue acusado de autorizar un proyecto inmobiliario de 700 millones de dólares con lago privado que derrochó millones de litros de agua para el disfrute de unos pocos, durante su gestión como alcalde de la ciudad de Delicias.»

O sea que no es un auténtico defensor del buen uso del agua que digamos.

En redes sociales lo exhiben así:
«Hace tan sólo unos meses, el Diputado Local panista Mario Mata comenzó una batalla contra el cumplimiento del Tratado Binacional que redistribuye el agua de las cuencas transfronterizas entre México y los Estados Unidos, con el apoyo del Gobernador Javier Corral y con la pretensión de posicionar públicamente a figuras panistas distintas a la de Maru Campos, alcaldesa de Chihuahua y adversaria interna del gobernador, hoy asediada por sus vínculos con César Duarte.»

Los más informados insisten:

«Al inicio de su estrategia comenzaron disputando al resto de estados del país, como Tamaulipas, el derecho a la utilización del recurso hídrico, perteneciente a la Nación, y tras el alto del gobernador Cabeza de Vaca a Javier Corral, reviraron, acusando al Gobierno Federal, quién está cumpliendo con el tratado binacional, de “dejar sin agua a Chihuahua”.

Otra nota en Facebook indica:

«Aunque el suministro de agua para el campo chihuahuense está garantizado, estos últimos días organizaciones campesinas articuladas por el PAN y por el diputado Mario Mata, atacaron a las fuerzas federales, intentando tomar el control de una presa, recurso estratégico de la Nación custodiado por la Guardia Nacional, robando incluso armas a la propia autoridad, acto constitutivo de delitos.

Esta historia, más allá de una anécdota con la que los liderazgos panistas intentan existir mediáticamente, revela la falta de coherencia de sus liderazgos locales.

El diputado Mario Mata acumula en sus espaldas múltiples escándalos emanados principalmente de su gestión como alcalde de Delicias, donde utilizó una reserva estratégica de agua para construir un lago artificial en Altozano, derrochando millones de metros cúbicos y demostrando su poco interés por las necesidades hídricas de los campesinos, historia que fue recordada estos días en las redes sociales.»

Toda suerte de dimes y diretes lo calcinan.

Desde distintas redes y medios de comunicación, los usuarios afirman que el tema del agua se utiliza como una cortina de humo que pretende ocultar que incluso personas cercanas a Javier Corral y al PAN de Chihuahua recibieron financiación directa del exgobernador César Duarte, hoy detenido en Estados Unidos.

Lo acusan de favorecer a la cervecería de meoqui y las grandes nogaleras.

Y me sigue llegando información:

«Y esa es sólo una de tantas, Raúl Ruiz. También le vendió los terrenos municipales del Velatorio Municipal A Gustavo Madero y Cambió las luminarias por unas de Led, con un costo millonario y ahorita son una porquería y un show de luces, porque se la pasan fallando y parpadeando, así las cosas con este diputado.»

La otra cara de la moneda, en defensa de las acciones del gobierno federal, el diputado local por Morena, Gustavo de la Rosa Hickerson, consideró legal el uso de la fuerza pública contra productores de Delicias que protestaron contra el tratado de aguas y exigió cárcel para algunos de los manifestantes.

La gorda azúl lo condena por criminalizar el interés de los campesinos por «proteger» su derecho.

“No estemos criminalizando el uso de la fuerza pública frente a una situación de cumplimiento de Estado de Derecho.

El Estado de Derecho debe aplicarse, los productores deben respetar la ley; a los productores que han abusado de la ley, que han causado daños, se les debe encarcelar y procesar, los tenemos ubicados”.

Expresó en la sesión de la segunda diputación permanente en el congreso del estado chihuahuense.

Nuevos actores políticos cobran presencia con este incidente. Maru Campos, y la pléyade azúl fueron los primeros.

Apoyar al supuesto desvalido les produce capital político. Apoyar causas como estas, es redituable.

Pero cuando se trata de ir contra la injusticia; no es este el caso.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.