TORRE FUERTE

  • Poliplaza-Gobierno, crece incertidumbre
  • Covid-19: !Dios salve a la reyna!
  • Restaurantes y bares, volver a empezar
  • Explosión y daños, responsabilidad de ASPA

Enrique Torres regidor del PAN

Poliplaza-Gobierno, crece incertidumbre 

- Publicidad - HP1

Un mar de incertidumbre, que no aporta absolutamente nada a la fortaleza del nuevo gobierno de Morena en Ciudad Juárez, las peripecias sobre el futuro y la seguridad de atención médica de miles de familias de jubilados y pensionados que dependen del ejército de trabajadores del Sindicato Único de Trabajadores del Municipio (SUTM) y de los empleados de confianza.

La multicitada rescisión del contrato de Poliplaza Médica, que se ha convertido en un mero capricho, ni siquiera de los trabajadores, pero sí del presidente municipal, Cruz Pérez Cuéllar, según citan algunos de los detractores, tiene, literalmente, en la calle a los trabajadores sindicalizados y a sus familias, que podrían ser hospitalizados en el Centro Comunitario ‘Santiago Troncoso’, de allá por el rumbo de las Torres, en el sur de la ciudad.

Ese es el ‘capricho’ del jefe de la comuna en el gobierno de Morena, que quiere convenientemente vender el concepto de la austeridad en la salud y facturar a los sindicalizados con el silencio y la complicidad de los dirigentes.

Así de simple y a bote pronto, la lectura de los acontecimientos, sobre presuntas y graves fallas en la atención de los derechohabientes del SUTM y de sus familias, que ahora, están a punto de ser lanzadas a la ‘calle’ para que sean atendidas en un centro comunitario, de acuerdo con la información de la titular de Salud, Daphne Patricia Santana Fernández.

El oficio de amparo 944/2021-VI promovido en el Juzgado Sexto Distrito para que no se cancele el contrato de Hospitales de Juárez S.A de C.V., que administra la Poliplaza, por parte del regidor del Partido Acción Nacional (PAN), Enrique Torres Valadez -que debo confesar, no es ‘Santo’ de la devoción de este periodista-, es un caso que increíblemente el señor presidente municipal, considera viene de su muy querido compadre y desde hace buen tiempo enemigo, el ex gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

La “sospecha” de que el regidor pudo haber recibido la instrucción del ex mandatario estatal, para beneficiar a los dueños de la Poliplaza Medica, trae verdaderamente jodido al alcalde de Juárez.

¡Válgame la Santa Virgen!, Así anda el alcaldito de todos los juarenses.

Sigue encaprichado y montado en el tren de la oposición siendo gobierno, para satisfacer apetitos políticos personales y para cobrar viejas afrentas del pasado, que siguen sin dejar dormir al ciudadano presidente del gobierno de Morena en Ciudad Juárez.

El Quique Torres que resultó con Covid-19, fue enviado para ser atendido médicamente a las instalaciones del Centro Comunitario Santiago Troncoso, ubicado sobre la calle que lleva ese nombre y sin número. Y es la ‘suerte’ que perseguiría a todos los sindicalizados, jubilados, pensionados y a sus familias.

Pero a diferencia de la atención en un hospital con estructura y equipo, a pesar de las muchas presuntas fallas referidas, un sitio cálido que no es inhóspito a las condiciones de un centro comunitario.

La respuesta del regidor del PAN fue contundente a la titular de salud, Daphne Santana:

“Ni voy a exponer a personas al contagio del Covid-19, ni mucho menos le pedí me diera cita en un Centro Comunitario que no está apto para operar como nosocomio”

El juicio de garantías promovido por el edil panista, argumenta que ni la responsable de salud municipal, ni la dependencia a su cargo, tienen facultades para prestar a los trabajadores del municipio de Juárez, jubilados, pensionados y derechohabientes el servicio de atención médica.

Trascendió que, a pesar de los ‘apetitos’ personales de vendetta política del presidente municipal, existe un intercambio de respuestas entre el gobierno municipal y Hospitales de Ciudad Juárez, para llegar a un acuerdo, y subsanar las fallas médicas denunciadas.

 Ayer respondió la Poliplaza Medica en el plazo de cinco días que le fue concedido, y ahora habrá que esperar la resolución y respuesta del gobierno municipal.

Oficialmente sigue en stand by la rescisión del contrato a Poliplaza, pero el presidente municipal trae atorados apetitos personales y políticos que le han nublado la razón.

Cruz Pérez Cuéllar se lava las manos. Dijo no saber nada de la rescisión del contrato con el hospital.

Maru Campos con Covid 19

Covid-19: !Dios salve a la Reyna! 

Ahora que la gobernadora panista de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, entra nuevamente a una etapa de aislamiento y de supervisión médica a causa del Covid-19, se acrecenta la responsabilidad y obligación entre los integrantes del dream team del gobierno, de responder al tamaño de los retos y el trabajo del iniciado nuevo año de 2022.

Tiene suerte la mandataria estatal panista de contar con un mariscal como César Jáuregui Moreno al frente de la Secretaría General de Gobierno, que meterá pie al acelerador en las actividades y marcha del gobierno, con una gobernadora que paralelamente, seguirá a distancia, y a ‘control remoto’, los quehaceres de las distintas dependencias en el ejercicio público del gobierno.

El otro funcionario que está obligado a desquitar la ‘dieta’ y el millonario presupuesto estatal recién aprobado por el Congreso de Chihuahua, el del Yunque, Luis Serrato Castell, el diputado federal plurinominal del PAN que ‘sacrificó’ la vicecoordinación del Grupo Parlamentario de su partido en sexagésima quinta legislatura de la Cámara de Diputados;

La cual ocupa hoy, el diputado federal Elías Lixa Abimerhi, detrás de Jorge Romero Herrera quien es el pastor del GPPAN en San Lázaro y quien responde a los intereses del Comité Ejecutivo Nacional del partido albiazul y del dirigente Marko Cortés.

La noticia sobre el malestar y las molestias provocadas por el Covid-19 a la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, quizás no lleguen en el momento más oportuno para los chihuahuenses que exigen resultados inmediatos en el ejercicio de gobierno en un año nuevo que está marcado por la incertidumbre política y social en distintos órdenes de gobierno: economía, seguridad y salud por citar los principales ejes.

Una especie de ‘fina’ ironía en el proceso de transición de un nuevo gobierno que busca levantar las ‘alas’ y sacudirse del vergonzoso ejercicio gubernamental de once años, labrado por los gobiernos del priista César Duarte y del panista, Javier Corral, que, por igual, aunque en diferentes circunstancias y ‘modos’ acabaron con el patrimonio de los chihuahuenses.

El primero puesto en prisión y sujeto a un proceso de extradición que culminará en México, y el segundo, también presunto responsable y candidato a prisión por diversas irregularidades en las cuentas públicas del estado de Chihuahua, a menos de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lo distinga con un cargo diplomático que le daría inmunidad.

Podría considerarse igual, un ‘puente de plata’ para el enemigo político, en un obsequioso regalo del presidente, que empero, todavía no llega.

En contraparte, por alguna razón, la que usted guste, mande y se imagine, la Fiscalía General del Estado de Chihuahua a cargo de Roberto Fierro también tarda en apresurar, con los ‘pelos de la burra en la mano’, un posible proceso de investigación en contra del mandatario por daños a Chihuahua,

Mientras tanto Corral sigue pavoneándose y moviendo la cola, desplazándose por las calles sin preocupación alguna y dándose los lujos de un ‘reyezuelo’ que gusta del golf, de las carreras, de las buenas viandas y de los distintos placeres que ofrece la vida, dentro y fuera del estado de Chihuahua.

¡Que ironía!.

Ayer la gobernadora Maru Campos se vio obligada a compartir y comunicar a sus gobernados y a sus seguidores en twitter y en Facebook sobre las molestias, dolor de cabeza y el mucho cansancio que la obligaron a realizarse nuevas pruebas de Covid-19, y una de las cuales resultó positiva.

“A partir de ahora estaré en aislamiento y con supervisión médica para salir lo más pronto posible. Por favor cuidémonos mucho, no bajemos la guardia y continuemos atendiendo las medidas preventivas porque el virus sigue y todos estamos expuestos al contagio ¡Nos vemos muy pronto!”, posteó la gobernadora en la red social.

César Jáuregui está al mando, y para la clase política de Chihuahua no hay novedad. Nadie le resta méritos.

Saben que es él quien mueve los ‘hilos’ del gobierno que encabeza Maru Campos. Es un ‘secreto a voces’.

Negocios volver a empezar

 

 

 

 

 

 

 

Restaurantes y bares, volver a empezar 

No son los mejores augurios, pero hay quienes afirman que, en medio del caos y los malos vaticinios, habrá que aprender de las experiencias pasadas.

Centenares y miles de comerciantes en diferentes giros, principalmente en restaurantes y bares, apenas se levantaban de la crisis económica y los malos tiempos generados por una pandemia que oficialmente fue declarada “emergencia de salud pública” por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 30 de enero de 2020, y otra vez, estamos parados sobre la misma línea de arranque, y a punto de volver a empezar.

Un nuevo rebrote y la llegada, primero de Delta y recién, de la nueva variante ómicron, tiene a todos los que mueven la economía, de nuevo preocupados sobre el devenir de los tiempos.

Crece como efecto colateral y de manera exponencial, la incertidumbre sobre la salud, la seguridad y la economía en la frontera.

No hace muchos días, los comerciantes de Ciudad Juárez no salían de los apuros y la ‘chinga’ que les metió la oficina de desconcentrada de gobernación estatal donde opera el ‘señor de los puros’, Alejandro Jiménez Vargas, que fue nombrado en ese puesto por Luis Serrato Castell, según dicen, y ya llegó más temprano que tarde, en el nuevo año (2022), otro rebrote de Covid-19 que tiene los hospitales llenos y a todos, con el Jesús en la boca.

Otra vez, los propietarios de los negocios a sujetarse a las reglas de las restricciones con aforos de apenas el 30 por ciento, y sujetos a las ‘ráfagas’ de sanciones económicas oficiales y a las ‘cuotas’ de la delincuencia, que hacen incosteable las actividades económicas en Ciudad Juárez.

Y lo que son las cosas, no hace siquiera una semana, los propietarios de restaurantes y bares presumieron la buena ‘voluntad’ y los acuerdos con las autoridades de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y de la policía municipal para evitar y prevenir eventos de “extorsiones”, y tender lazos de coordinación, y de nueva cuenta llegó el Covid-19.

En la incertidumbre, sin embargo, para acabarla de amolar, como luego se dice, prevalecen los vicios de la corrupción, cobijadas por las malas prácticas y la falta de un “criterio” adecuado y justo, ese que le cargan al ‘señor de los puros’, del que dicen, terminará convirtiendo en un ‘infierno’ la relación institucional de los negocios (restaurantes y bares) con el gobierno.

Muy mal px. Otra vez todos, a jugar, al gato y al ratón.

Explosión y daños, responsabilidad de ASPA 

Asfaltos y Polímeros de Juárez, propiedad de los ingenieros Arnoldo Delgado y Manuel Ortega, están obligados a responder a los daños físicos a viviendas de las colonias ‘Vistas los Ojitos’, ‘Lomas de Morelos’ y ‘Palo Chino’ que reportearon hace algunos días cuarteaduras en los cuartos de habitación.

Las quejas sobre explosiones ocasionadas para la extracción de materiales en una zona cercana al Camino Real, fueron canalizadas a Protección Civil del gobierno municipal que se hace cargo de la indagatoria sobre daños físicos a las viviendas, derivadas de las constantes explosiones que están dañando paredes y vidrios, de acuerdo con las denuncias de los afectados.

Antes de terminar 2021, la empresa había negado el acceso a funcionarios del gobierno municipal que haría la revisión de las instalaciones.

Se dejó citatorio y se supone que ayer hubo reunión entre ambas partes. No hubo información oficial del gobierno.

Mario Hector Silva
Mario Héctor Silva
Periodista y Analista Político en | Website | + posts

Periodista y Analista Político.

Si quiere compartir información, puede hacerlo a mi correo personal y será tratado con toda confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.