TORRE FUERTE: La renuncia de Marco: Odios y sinsabores

Marco Quezada y Lucia Chavira

TORRE FUERTE

  • La renuncia de Marco: Odios y sinsabores
  • Cabada, “delincuente electoral”
  • Ismael Alvídrez, muerto en vida
  • Diputados eliminarán ‘fuero’ al Presidente
  • Pleitazo entre morenistas

La renuncia al PRI de Marco Quezada /

- Publicidad - HP1

El último desencuentro entre el ahora exgobernador prófugo de la justicia, César Duarte Jáquez y el también exalcalde, Marco Adán Quezada, otrora gran amigo y compadre del ex gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza Terrazas, ocurrido en los días en que el entonces diputado y presidente del Congreso, había proyectado su plan para ser candidato y gobernador de la entidad, fue el mismo día, del paradójico inicio del ocaso de Marco Adán.

Fue encuentro casi ‘brutal’, donde uno de los testigos relató a este periodista que los gritos y las mentadas de madre entre Marco y César, no tuvieron reparo alguno y estuvieron a una nada de los golpes, por el coraje que ya se traían uno y otro, ambos protagonistas, los hombres que fueron artífices del proceso de elección interna del PRI, que concluyó, para desgracia de Teto Murguía y de Oscar Villalobos en la mismísima cúpula del partidazo en Insurgentes en la capital del país.

Y desde entonces ya jamás hubo un hálito de ‘gracia’, y mucho menos perdón para el ex diputado local, compadre de Reyes Baeza y presidente del PRI, que hace apenas unas horas decidió “renunciar” al PRI después de 30 años de militancia de un partido, que al igual que a otros políticos, les dio todo, a cambio de ser solados ‘institucionales’, y amigos leales de quienes entonces ostentaban el poder político. Algo parecido, muy parecido al caso del expriista juarense, Víctor Valencia de los Santos, que vivió, igualmente su “waterloo político” ante César Duarte en los inicios de aquella campaña política de 2010.

Y fue el mismo el argumento utilizado por Valencia, el que ayer soltó Marco, quizás imbuido por esa atropellada y mala relación política con el exgobernador de Chihuahua: “irrevocable” y sustentada en que el PRI de la señora Claudia Ruiz Massieu, es el mismo partido que no ha movido un solo dedo por exigirle cuentas y poner fuera de combate al exgobernador de Chihuahua, cuya persecución y proceso judicial en su contra, se ha convertido hasta hora en mera leyenda.

Un cuento que los priistas y los próximos Dino’s de ese partido podrán contar a sus nietos, cuando se refieran a las cruentas guerras políticas y a los odios entre adversarios políticos y los pertenecientes al mismo partido político.

De ese tamaño los odios y los sinsabores de quienes nos gobiernan y de  quienes en medio de la coyuntura se atreven a retar al ungido y a quien gobernará Chihuahua. Y allí está el caso del ‘show’ de las trocas monstruo y la tragedia ocurrida en la capital, que también de acuerdo a otra leyenda, es atribuida al exgobernador César Duarte, de quien, algunos aseguran, no permitiría que Marco Adán se fuera limpio en el ejercicio de su gobierno en la capital.

Luego llegó el 2016, donde la esposa del expresidente del PRI estatal, Lucía Chavira, fue literalmente ‘sacrificada’, porque los recursos y los apoyos oficiales del gobierno, fueron a parar a la campana de la candidata panista María Eugenia Campos, amiga del entonces gobernador priista de Chihuahua. Ese fue el golpe letal que acabó y derrumbó los ánimos de Marco Adán Quezada.

Lo de ayer pues, mero formalismo para darle trámite a un trago amargo que se factura a César Duarte.

El mismo libreto utilizado por muchos otros políticos fue el mismo utilizado por Marco Adán, que asegura que su renuncia es irrevocable, “pero no significa que se retire de la política”, la que seguirá tejiendo con un grupo de amigos.

La renuncia está vinculada pues al manejo al interior de PRI, aunque a decir verdad tiene todo tinte de vendetta política. Cualquiera diría que se fusiló los argumentos y el libreto de Víctor Valencia, el político más odiado por los Duartistas, priistas y ahora morenistas.

 

Cabada, “delincuente electoral” /

Cuestión de horas, solamente unas horas para que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE) en Guadalajara, dé a conocer la sentencia definitiva relacionada con la impugnada elección a presidente municipal de Ciudad Juárez.

Los bien enterados saben que el escrutinio de la elección está ganada para la causa del candidato de Morena, Javier González Mocken, que han demostrado que por apenas unos cuantos votos, pero al fin válidos, están a una nada de lograr el triunfo político y revertir la decisión otorgada al independiente Armando Cabada por parte de los magistrados del Tribunal Estatal Electoral (TEE) de Chihuahua.

Pero el tema de las casillas anuladas. 21 en total, donde González  Mocken llevaba ventaja y que fueron “sembradas” y sancionadas, es el tema que mantiene preocupado al ‘team’ de Morena.

Ellos saben que el candidato independiente y su equipo político actuó de una manera perversa y consideran que indiscutiblemente, el candidato independiente, para mantenerse en la lucha política a la alcaldía, actuó de manera premeditada, al viejo estilo priista, para ‘sembrar’ a funcionarios y anular las casillas, tal y como se hacía en el partidazo, en secciones y áreas o distritos donde el voto no favorecía al PRI, sino al Partido Acción Nacional.

Dicen que esa era una práctica muy común en el tricolor y que lo hacían para buscar que se anularan las casillas en donde los votos no favorecían al PRI.

Nombres a quienes se atribuye ahora las maniobras en el equipo del independiente son:Víctor Valencia de los Santos con conocimientos y maniobras ilegales, de toda clase, al interior del PRI, la ex diputada tricolor, “consentida” del ex gobernador César Duarte,Laura Enriqueta Domínguez Esquivel y el profesor César Tapia, todos ellos “asesores” y amigos del alcalde Armando Cabada que se resiste a acatar la decisión de los juarenses en la elección del pasado 1 de julio, donde los votos de la jornada favorecieron al candidato de Morena, Javier González  Mocken.

De esa clase de entuertos son los que tendrán que librar los morenistas para demostrar con argumentos y pruebas en la mano que Cabada es un “delincuente electoral”.

El resto de las acusaciones que fueron formuladas y presentadas en carpetas y expedientes por parte del abogado Federico Solano, relacionadas con doce carpetas de investigación por diversos delitos que se atribuyen al todavía alcalde de Juárez, salen sobrando.

Y hasta donde se saben, no son ‘clave’ para la decisión que puedan tomar los magistrados en el resolutivo de la sentencia final.

El último reporte atribuido a Javier González Mocken, es que el hombre desea ganar bien y conforme a derecho, haciendo válidos una serie de argumentos y pruebas en torno a la perversidad de su opositor político, y sobre eso se espera que resuelva el tribunal de alzada en la sala regional Guadalajara del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal.

 

Ismael Alvídrez, ‘muerto’ en vida /

El hombre, aquél aguerrido periodista de la Radio, discípulo de otro de los llamados ‘Grandes’ en ese medio, Fermín Robledo, yacía sentado, más bien casi ‘arrumbado’ sobre un sillón reclinable de color café que se encontraba en el mero rincón del asilo de ancianos y de un ‘selecto’ grupo de hombres y mujeres, que han sido, literalmente arrojados y al olvido por sus familias. La mayoría gente de “bien” y de recursos económicos.

Ismael Alvídrez Mejía estaba irreconocible. Su rostro, completamente cubierto por una barba canosa y crecida de semanas, un cabello completamente despeinado y largo, con bastantes canas y de mal aspecto, retrataban a ese hombre que siempre se destacó por cuidar su imagen y su aspecto frente a la clase política y empresarial, y aun frente a los viejitos (hombres de la tercera edad) a los que llamo parte de su ejército de la ‘Revolución’, a quienes siempre deseó ayudar.

El hombre proyectaba esa imagen del guerrero abandonado y abatido tras una cruenta guerra en las trincheras. Apenas su cara redonda y las miradas de sus ojos, a través de los cristales de sus lentes, lo sacaban a flote y, a decir verdad, dolió verlo así.

A su lado, estaba sentado un viejo comunicador, Sergio Sepúlveda, conocido en los medios de comunicación como la ‘chinchilla’, amigo de Alfredo Varela y de Humberto Leal Valenzuela, en aquellos viejos y buenos tiempos de la radio.

A quien Ismael, no se cansaba de comentarle todos los vericuetos y las angustias pasadas en esa casa del número 835 de la avenida Adolfo López Mateos, donde muchas familias pudientes han ido a dejar a sus ancianos por no poder o no querer atenderlos.

Y allí estaba postrado el amigo. Irreconocible, y cargando sobre su disminuido y frágil cuerpo, los dolores de un mal en la columna vertebral, los dolores de sus huesos y la huella de que el artritis, ya había hecho severos estragos sobre los dedos de su mano izquierda.

Con todos esos males, Ismael Alvídrez se quejó del mal trato en el asilo privado, de las dolencias y quejas de un sinfín de viejecitos que a esa edad, sobre los 80, 85 y 90 años, libran una batalla para buscar morir dignamente entre desconocidos y atendidos por manos extrañas.

Dolió ver al amigo y colega. El mismo que solía destrozar con argumentos y con su libertad a los funcionarios y servidores públicos que cometían errores en el gobierno;

El mismo que se atrevió a criticar al dos veces alcalde de Juárez, Teto Murguía aquel día en que el expresidente fue amenazado por policías federales, y del que Ismael dijo públicamente y al aire, que el alcalde había tomado esa actitud envalentonada a causa de sus escoltas que, pagados por el pueblo, le acompañaban el día de ese incidente.

Desde entonces las cosas cambiaron para Ismael Alvídrez, que perdió la publicidad del grupo gasero que lo había patrocinado por años, y que decidieron jugársela con Teto, y no con el desgraciado periodista, a quien Teto señaló públicamente una y otra vez, y hasta en medio de una honorable sesión de Cabildo, que ese día no tuvo nada de honorable.

También estaba allí, porque por accidente me entere de la estancia de Ismael en el asilo, el ex director de Obras Públicas, Sergio Acosta del Val,  que tuvo que aguantarse, al igual que quien esto escribe, para no soltar las lágrimas, y hacer ese momento más doloroso y más indescriptible.

Así vi al viejo amigo, otrora gran luchador y activista de varias causas, el comunicador que no ha sido el ‘profeta’ de su tierra aunque su nacimiento y origen haya sido en Jiménez.

Me dio gusto ver también, porque desde hace tiempo siempre ha estado pendiente de su salud, Miguel Ángel Aguirre, el hijo del periodista Jorge Luis Aguirre, que por igual, siempre a petición de su padre y por su propia voluntad, ha sido, más que un médico y profesionista, solidario y le ha tendido la mano.

Caray!, fue un momento triste y difícil, de un hombre que ha sido, literalmente olvidado y abandonado por todos: familia, amigos, ex funcionarios, periodistas y muchos más, que desde hace tiempo nadie sabe nada de Ismael Alvídrez.

Pero hoy la diosa fortuna nos permitió estrechar su mano, darle algunas palabras de lucha y de aliento. Y por supuesto que me dolió verlo así. Verlo sufrir, llorar y pedir ayuda para ser atendido en un lugar más digno, que estar postrado y escuchando el llanto y el dolor de muchos otros ancianos, que en condiciones similares, han sido arrojados al abandono por parte de sus familias.

 

Diputados eliminarán ‘fuero’ de autoridades /

Vaya!. La primera iniciativa de Morena en la Cámara de Diputados se presentará este martes. Se trata de una reforma constitucional para eliminar el fuero de los funcionarios y el presidente de la República, quien podrá ser denunciado, acusado, imputado, procesado y sentenciado por traición a la Patria y cualquier otro delito.La propuesta la elaboró el diputado Pablo Gómez, quien destacó que se preserva la inmunidad, no el fuero.

La inmunidad “consiste en proteger la realización normal de las funciones de esos altos funcionarios sin que puedan ser detenidos o limitados en su libertad cuando se presente una acusación penal en su contra y hasta el momento en que sean objeto de una sentencia judicial condenatoria”.

El presidente de la República, precisa la propuesta, gozará de inmunidad y para el retiro de ésta y el cese de sus funciones se requiere la aprobación, primero, de la mayoría absoluta de presentes de la Cámara de Diputados y, después, de dos tercios de los presentes en el Senado.

«Cada Cámara debe resolver dentro de un improrrogable plazo de 10 días hábiles a partir de la correspondiente notificación”.

La propuesta protege la libertad de los legisladores a manifestar y difundir opiniones, dentro y fuera del parlamento, sin que sean sujetos de acusaciones como difamación.

Los morenistas presentarán la reforma a los artículos 38, 61, 74, 108, 111 y 112 de la Constitución este martes en la primera sesión ordinaria de la Cámara de Diputados.

 

Pleitazo entre morenistas /

Hay pleito entre algunos entes morenistas. El abogado Federico Solano, a título personal, y sin representar a nadie, le cargó la mano al diputado federal Juan Carlos Loera de la Rosa, a quien acusó de operar políticamente (campaña y recuento de votos) a favor del alcalde independiente, Armando Cabada Alvídrez.

Lo hizo en una conferencia de prensa que dio la diputada local de Morena Francis Mendoza Berber, a quien Solano le robó el ‘show’.

Por cierto que quienes  buscaron aprovechar la situación para hacer escarnio y endosar alguna responsabilidad al candidato de Morena a la presidencia municipal, fueron los medios afines y pagados por el alcalde Armando Cabada, que ni tardos ni perezosos, hablaron de Federico Solano como representante de Javier González Mocken ante la Asamblea Municipal, lo que obligó al candidato de Morena, a señalar que Federico Solano había hecho sus comentarios a título personal. Nada que lo endilgara, ni para bien, ni para mal.

En su cuenta de Facebook, Javier González Mocken mostró sus respetos al diputado federal, Juan Carlos Loera de la Rosa, a quien agradeció la participación que ha tenido en la justa electoral y defendiendo la causa del partido político de Morena.

Ahora acusan a Magdaleno Silva, el presidente de Morena, de promover la guerra intestina dirigida en contra de Loera de la Rosa.

Mario Hector Silva
Mario Héctor Silva
Periodista y Analista Político en | Website

Periodista y Analista Político.

Si quiere compartir información, puede hacerlo a mi correo personal y será tratado con toda confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.