“Si tiene alguna duda sobre la instrucción dada, se lo voy aclarar” fue la contundente declaratoria del presidente Armando Cabada refiriéndose específicamente a lo declarado por su Director de Tránsito Sergio Almaraz Ortiz quien declaró, a los pocos minutos de tomar posesión de su cargo, que “cualquier auto que cometa una infracción que amerite ser detenido el vehiculo se va a detener”

También declaró el señor Almaraz que el no portar placas no es un elemento de percepción que, para los que no lo entiendan, quiere decir que el no traer placas es una violación al reglamento y no una percepción del agente de tránsito para detener, así de contundente la declaración del Director de Tránsito, quien por cierto salió bueno para los acertijos cantinflescos…

Un enfrentamiento de dos criterios, actitudes, voluntades y declaraciones; por un lado está la del nuevo Director de Tránsito enfocada al deber ser de su responsabilidad y por otro lado las declaraciones del presidente Armando Cabada enfocadas al no debe ser, dirigidas a la complicidad, tolerancia que conllevan a la ilegalidad, recordando que el presidente municipal sigue declarando que no se sancionarán ni decomisarán las unidades ilegales circulando por la ciudad sin placas o con placas PAFAS, cartones rojos o lo que fuera ilegal modelos 2008 hacia abajo, como si los que sí son sujetos a cuchillo fueran diferentes a los del 2008 en adelante y de lujo, TODOS violan la ley y los reglamentos… 1, 2, 3 y al corralón es la misma para todos… (1, 2, 3 – son las tres infracciones de entrada que traen en exhibición los autos chuecos, ilegales y con placas de cartón)

- Publicidad - HP1

Es increíble la diferencia diametralmente distante entre ambas declaraciones y más porque la declaración del señor Almaraz es la primera al asumir su encargó de Director de Tránsito por lo que le afloró el compromiso, tal vez, con el deber ser que no es otra cosa más que hacer cumplir la ley y los reglamentos que para ello juramentó al asumir su cargo, contra la regañada declarativa en medios del presidente Armando Cabada al señor Almaraz nos indica de que tamaño es el encanto con la ilegalidad y el dinero, pero más con la soberbia, el ego y el engaño junto con la mentira y la actuación, si le queda aun duda del juego perverso con los autos ilegales lo invito leer el Tic Tac anterior.

A río revuelto ganancia de pescadores esa puede ser la treta, entre que uno dice una cosa y el otro dice otra se genera le entorno de confusión como estrategia para y la voracidad de recaudar mas o obtener mas dineros de los ciudadanos ilusos que les creyeron al comprar un auto ilegal para circular ilegalmente, nunca entendieron esos ciudadanos ilusos la historia que una vez nos precede con ese mismo asunto.

Que no haya ilusos para que no haya desilusionados y vaya que las autoridades están dando la actuación para saciar a costillas de los ilusos sus avariciosas necesidades de dinero y conste, una vez lo dijo Don Q. Chillito se vienen los tiempos de tranzas y negocios ilegales para recuperar todo lo que se gastó en Armando Cabada, mas todo lo que tiene pendiente de compromisos monetarios con sus socios de la campaña anterior, más el Canal de Chihuahua, cosas como la de aplicar ahora si el reglamento de tránsito con el ¡¡¡ 1,2,3 y al corralón ¡¡¡ son “pecatas minutas” para lo que nos tiene guardadas la dupla Cabada-Martínez.

Al tiempo lo veremos.

En varios Tic Tac he comentado sobre los Comités de Vecinos y los graves problemas que representan para la colectividad que dicen representar ante el Municipio en donde supuestamente para ser Comité deben estar registrados.

Los Comités de Vecinos han venido siendo desarrollados desde los tiempos de “Teto” Murguía, tal vez antes, pero con “Teto” cobraron mayor relevancia sobre todo cuando se desató la ola de violencia e inseguridad en la ciudad, pero más que para promover la seguridad y la buena vecindad fueron promovidos como entes de proselitismo y control político para el PRI.

Estos Comités de Vecinos han servido para dos cosas, para nada y para nada, porque han sido operados como negocio personalizado que como instrumento de desarrollo de una comunidad y promotor ante las autoridades de las necesidades de su comunidad.

Para ir entrando en el tema que voy a denunciar les comento que hay fraccionamientos con mas de 400 casas pero con una sola entrada en donde el promedio de recaudación es de entre $65,000 y $70,000 mensuales con una “cuota” de $250 por mes (Promedio anual de ingresos de $800,000), hay otros fraccionamientos donde son mucho menos casas y la cuota mes es el doble pero el ingreso anda por los mismos números, y estos son los que más existen en la ciudad, los de un promedio de 120 casas, pero el promedio de recuperación en fraccionamientos de nivel medio y medio alto por los Comités de Vecinos andan mas o menos en esos números, pero con diferentes proporciones de gasto.

Una compañía de medio pelo o patito de seguridad privada (que abundan) debe costar por cada elemento un promedio de entre 9 y 10 mil pesos mensuales por hombre al servicio del fraccionamiento de los cuales puede haber de 2 a 4 elementos dependiendo del tamaño del fraccionamiento, un jardinero en promedio cuesta entre 4.5 y 5.5 mil pesos al mes, la diferencia es lo que les queda libre a los Comités de Vecinos que en promedio vienen siendo entre 15 y 20 mil pesos mensuales (unos 200,000 anuales) que salvo sus muy contadas excepciones hay un control y claridad en el manejo de los recursos, en la mayoría no hay control ni información de ellos “por cuestiones de seguridad” la excusa.

Los Comités de Vecinos es su gran mayoría son de machote porque siempre hay uno que es el presidente el que tiene centralizado todo, tanto el dinero como el control de los accesos al fraccionamiento, los gastos y los porteros, guardias, jardineros o empleados de seguridad en algunos casos cuando son empleados los que cuidan la puerta, hay una centralización por apatía o desconocimiento de los miembros de la comunidad la cual es aprovechada por el que tiene el control total y absoluto del Comité y por ende del fraccionamiento.

Esa persona que controla es el que pone las reglas, el que cobra, el que dice si se gasta o no, el que tiene el recurso de todos bajo su resguardo sin la mínima información financiera.

Se coarta el derecho de paso de las personas, se apropia de estacionamientos públicos, cuestionan porque las familias tienen más de dos autos, decide quién entra y quien no entra por las puertas de los fraccionamientos atentando contra el derecho de los vecinos de recibir a sus familias, proveedores, cobradores, prestadores de servicio.

Consideran a las compañías de seguridad como sus ejércitos privados para ejecutar las órdenes en contra de tal o cual vecino que considere el presidente afectar, en fin se consideran los dueños absolutos de los fraccionamientos.

Y es precisamente Desarrollo Social del municipio quien protege y desarrolla a estos aprendices de caciques territoriales, están cubiertos desde el mismo Ayuntamiento ante las quejas o formaciones de comités reales por los mismos vecinos, nada camina porque si no es del grupo de Desarrollo Social nada avanza, todo se protege a cambio de la promoción, en su momento, al voto dentro de su comunidad a cambio de impunidad y protección.

Para ellos existen dos tipos de vecinos, el que les paga para no tener problemas y los que no pagan y están en rebeldía que en promedio las cifras de rebeldía andan entre un 35 a un 40% de la base de vecinos, en algunos es más alta.

Salvo que fueran fraccionamientos en CONDOMINIO desde el origen o así registrados ante Catastro y el Registro Público de la Propiedad los fraccionamientos pueden ser cerrados con acceso limitado, si no están bajo este régimen de CONDOMINIO, que por supuesto los prediales serían muchísimo más altos, no pueden ser cerrados y si lo fueran no pueden tener accesos limitados.

El Reglamento de Comités de Vecinos Municipal establece claramente que el Comité de Vecinos debe rendir cuentas a toda la comunidad en forma periódica y habla de toda la comunidad y no establece distinción alguna entre los vecinos.

El promedio de ingresos para cada Presidente de Comité por casa invadida está en el equivalente a un mes de renta promedio de la casa que sea rentada fraudulentamente, cuando la casa es invadida el cobro promedio es de una renta al 25% del mínimo promedio, ninguna casa hasta hoy que hayamos detectado es invadida en forma gratuita, y se “renta” la invasión con todos los servicios.

El Presidente de los Comités permite y señala las casas objetivo al grupo estructurado de sinvergüenzas que medran con las casas que no son suyas.

Todo lo anterior más los ingresos que les quedan de los procesos de gastos inflados para el mantenimiento de su comunidad.

Es toda una red de defraudadores y abusones que viven de los Comités de Vecinos solapados y regulados por Desarrollo Social.

Se presentó queja ante una supervisora de Desarrollo Social sobre la no información de los dineros de un fraccionamiento por el Comité a lo que solo se concreto a responder que “ellos no pueden obligar a rendir cuentas, auditar menos, a los Comités”

Mientras no se exija y promueva la formación de una Asociación Civil para el manejo de los comités, a lo que se opone Desarrollo Social Municipal, los comités están totalmente fuera de control financiero, nadie los revisa y mucho menos rinden cuentas a nadie, salvo sus muy contadas excepciones.

Don Q. Chillito a denunciado infinidad de veces en su columna Tic Tac la forma de operar de esta mafia que controla Desarrollo Social Municipal, hemos denunciado desde los Comités de vecinos en actividades con los arrendamientos fraudulentos, las compañías de Seguridad Privada y las invasiones de casas.

Es importante como alternativa de control que el municipio promueva y exija Asociaciones Civiles para la formación de Comités de Vecinos y que sean elementos de la Policía Municipal los que sustituyan a las compañías de Seguridad Privada cobrando por los elementos lo que se tiene que cobrar.

Se debe hacer antes de que comiencen los problemas graves y que se siga medrano a los ciudadanos con “cuotas” que no otorgan ningún servicio garantizado y responsable más que cuidar las puertas de acceso como porteros, los robos a las casas nacen desde las casetas de seguridad.

“Los bolsillos de los engatusadores siempre se benefician del desorden, de la apatía provocada y el cansancio de las personas» – Don Q. Chillito

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito
Escribidor en | [email protected] | Website | + posts

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.