Las comparaciones son necesarias y a veces son odiosas, pero no cuando se hacen con MEMORIA y con estricto sentido de responsabilidad.,

No es ético denunciar sin comparar, como lo es en el asunto de la seguridad personal del gobernador Javier Corral. Señalar el gasto de la seguridad del Gobernador con todo el dolo y comparativos perversos, no es otra cosa más que se busca que no la tuviera para poder tener al gobernador de pechito y en la mira. Así lo quieren ver aquellos que han sido afectados, desenmascarados y señalados como corruptos por las acciones emprendidas con valentía a través de #Justiciaparachihuahua.

Un empresario de Nuevo León le dijo al, hasta hoy, mentiroso Alcalde de Ciudad Juarez que se “necesitaban huevos” para demostrar lo que señalaba. Esas palabras le quedan muy bien al gobernador Corral porque nos ha demostrado a todos que si “tiene los huevos” suficientes y con chorizo para enchorizarse a los corruptos involucrados y socios de la administración pasada. Esos, precisamente, esos son los que buscan el camino que les pegue para debilitar al gobierno Corralista y distanciarlo de la sociedad que le dio su voto.

- Publicidad - HP1

Comparaciones perversas y dolosas por más que las pinten de información. Sin embargo, estimado lector, ¿recuerda usted las Caravanas de Seguridad del ex Gobernador César Duarte…? Acuérdese que eran formadas por y en este orden:

  • Ambulancia en la punta
  • Patrullas de policías municipales
  • Patrullas de policías estatales
  • Suburbans de escoltas
  • Suburban de Duarte y acompañante.
  • Suburban de escoltas
  • Patrullas de policía estatal
  • Patrullas de policía municipal
  • Ambulancia al cierre.

Nada más basta recordar, cuando a Duarte y a Serrano se les ocurría transitar por el boulevard Juan Pablo II, a quienes nos tocó ver tan fastuosa caravana para darnos cuenta que los comparativos con la seguridad del Gobernador Corral son perversos y desmemoriados, con tufo de resentimiento encabronadamente alto por falta de recursos, para ellos urgentes, del erario estatal que no llegan, ni llegarán porque son dineros de los contribuyentes que reclaman como “propios” algunos medios de comunicación.

También han satanizado el GOLF y al golfista Javier Corral, demostrando una cantidad enorme de complejo, envidia, tirria y de frustraciones; tal vez porque quienes están denostando al deporte, y al deportista, ya no les alcanza con sus actividades profesionales para pagar los Green Fee o la membresía para poder jugarlo.

Quienes tenemos la oportunidad de jugar Golf sabemos que es un deporte maravilloso porque nos permite, por supuesto jugar solos o en equipo (foursome), salvar los obstáculos y lo más interesante: pensar o platicar en un entorno de tranquilidad que propicie la buena toma de decisiones para hacer negocios o, como es el caso, en la política y quizá tomar unas cervecitas, que no es ningún pecado. En el hoyo 9 comer unos tacos, y en el 19 disfrutar a los amigos…

Habrá quienes les guste el fútbol, el béisbol, el básquetbol, el tenis, etc., y quienes juegen su deporte favorito para soltar tensiones o soltar el estrés por lo que es complejo.

Quienes critican el Golf, quienes lo quieren satanizar, todos pueden jugarlo por dos vías, una por los campos públicos y otros por los campos privados y el campo del Club San Francisco tiene hermosos obstáculos que salvar con inteligencia y buen juego, el gobernador Javier Corral tiene todo el derecho para jugar Golf en sus tiempos propios y jugarlo con quien él quiera jugarlo.

Quienes ofenden al deporte de los 18 hoyos, lo hacen por despecho por no ser invitados a jugarlo o porque no les alcanza para pagar el Green Fee, pagar la membresía del club o simplemente no tienen maldita idea de lo que es el juego y lo que se puede hacer durante 18 hoyos…

El Golf es como cualquier deporte y cada quien juega el que le gusta y lo que puede pagar. Todos lo pueden jugar ya que hay “palos” de 100 dólares hasta de 1,000 y zapatos de 30 hasta de 300, como lo hay en todos los deportes. Sin embargo, el nivel de las prendas no hace el deportista, es el glamour del juego y nada más, pero cualquiera puede jugar Golf… Menos los acomplejados porque ni para palos de tercera en las segundas tienen para comprarlos.

El delincuente “La Coneja” Gutiérrez es la pieza clave del reclamo de los Chihuahuenses por la desviación de recursos del erario hacia el PRI nacional, y tan lo es que el Gobierno Federal lo quiere bajo su control por las buenas o por las malas, pues se entiende que al llegar el “cansancio” y ante la imposibilidad de que sus cómplices, socios y amigos lo pongan a mejor resguardo comience a pactar y soltar la sopa…

Solo veamos cómo, el Gobierno Federal, no solo busca hacerse de la “Coneja”, sino acercarse a su protección a los demás chihuahuenses de la administración pasada. Ahí está el descaro del objetivo real del Gobierno Federal…

Ante esto, ¿usted considera que el gobernador Corral debería gastar menos en seguridad personal…? Si se está enfrentando a los corruptos de la cumbre del poder en México y no olvidemos que ello fue lo que prometió en su campaña el Gobernador Corral.

Todo esto sirve para darnos cuenta los ciudadanos de cómo han hecho las leyes los corruptos para protegerse, y lo estamos viendo.

¿Usted cree que en Chihuahua se iba poder llamar a cuentas a quienes nos saquearon con los mismos pillos que dejó la administración anterior para protegerse?

Incautos seríamos si tan siquiera pensáramos que sí…

Dicen los corruptos que las leyes deben ser respetadas y eso no es más que confirmar que las leyes están hechas para protegerlos con todos los recovecos legaloides que existen…

Chihuahua vive tiempos inéditos y Chihuahua va hacer historia.

“El voto a Javier Corral nos comprometió a todos, sabíamos por lo que votábamos. Es hora de confirmar nuestro deseo de justicia por Chihuahua, como Chihuahuenses de honor y valor estamos comprometidos.-“Don Q. Chillito.

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito
Escribidor en | [email protected] | Website | + posts

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.