La Charlatanería ha existido casi siempre en la humanidad y es practicada por los Charlatanes, de donde los podemos definir de la siguiente manera:

“Un charlatán es una persona que practica algún tipo de estafa con el fin de conseguir beneficio económico o alguna otra ventaja mediante el engaño o la superchería. Todo charlatán debe tener alguna habilidad especial; la más común es el don de la palabra, mediante la que logra embaucar a su oyente, por lo general inculta en la temática que el charlatán postula.”

Ciudad Juárez debe tener especial cuidado con uno de ellos, un charlatán médico que quita el dolor con una simple terapia de 15 minutos donde supuestamente te “mueve” toda la columna vertebral una vez que te corrige la vértebra “atlas”, la C1 del esqueleto que forma la columna vertebral.

- Publicidad - HP1

El colmo es que además es promovido por medio de un Canal de Televisión propiedad de un importante político local y tolerado por un prestigiado Hospital de la localidad ubicado por los Rosales de León.

Este médico te garantiza, y se anuncia, que quitará el dolor de cadera, articulaciones, músculos etc. Porque dice que él arregla la columna vertebral y el esqueleto con el simple hecho de “enderezar” la vértebra atlas (C1).

Don Q. Chillito preocupado por haber sido platicado por varias personas sobre esta situación de que SI les cobraron por anticipado la “terapia” (3,200 pesos) pero no les dio el resultado que les garantizaba el médico general y anestesiólogo que le hablaba y hablaba de las “bondades” de este sistema y terapia.

Don Q. Chillito se dio a la tarea de investigar y para ello me apoyé con otra persona con dolor en una parte de sus extremidades inferiores, por lo tanto él y yo mismo visitamos al “doctor”, para empezar al llegar de inmediato en dos monitores que tiene su recepción de su consultorio empiezan a hablar y hablar de las bondades de “alinearte” LA VERTEBRA Atlas o C1, repiten y repite mientras esperas aún cuando el “doctor” ya tenia mas de media hora de haber llegado y no había pasado a nadie de las 6 personas que estábamos a la espera en recepción, me llamó mucho la atención ello (1) porque es atípico en un consultorio médico, definitivamente era mercadotecnia pura trabajando.

Cada uno pasamos a consulta “gratuita” para diagnóstico por separado y en diferente día para que fuera más real y certera la percepción de lo que sucedía.

Habla y habla sin revisarte físicamente, te muestra ya en la “consulta” videos y fotos de personas que han sido “curadas” que llegan en silla de ruedas, con bastón, con andador, sin poder alzar los brazos y te muestra el antes y después llamando mucho la atención (2) la insistencia de mostrar “testimonios” de los que han sido curados cosa que es atípica en un médico especializado porque un médico especializado se aboca más a conocer la problemática de salud del paciente y en la exploración del mismo y no a estar promoviendo durante toda la charla las bondades como si fuera un vendedor de libros.

Después de 15 minutos de labor de convencimiento verbal procede, según él, a realizar la revisión del problema por el cual estoy enfrente del “médico”, te pide estires lo brazos y te señala que tienes más largo uno que otro, te sube a una cama médica y te revisa las piernas y te dice que tienes más corta una que otra pero llama mucho la atención (3) que nunca revisa la parte de la extremidad que tienes el problema por el cual fuiste a verlo.

Al final y a pregunta de “¿qué posibilidades tengo de que no quede bien o se corrija mi problema?” a lo que el “doctor” contesta, “si usted no queda bien después de la terapia que le aplicaré entonces lo mandare a hacer unos estudios para saber porque no funcionó la terapia”… a lo que me pregunté ¿acaso esto no debe ser el principio? Me llamó mucho la atención esto (4) porque esos estudios que me mandaría realizar arrojarían realmente cual es mi problema y este “Doctor” lo está haciendo al revés, primero me cobra y aplica la terapia y después me manda hacer los estudios (que yo pagaré) para saber cual es mi problema.

(1, 2, 3, 4) las claves que indican que estás ante un charlatán de la medicina del dolor… Cuidado, no te dejes llevar por entrevistas en televisión, no te dejes llevar por que está su consultorio en importante Hospital de la localidad.

Queriendo verificar hasta donde realmente sabe el medio televisivo de la charlatanería de este “doctor” realizamos una investigación hacia adentro del canal de televisión y nos encontramos con que algunas personas que ahí trabajan nos dijeron “con precaución y procurar no creer”…. saben lo que es, por otro lado en el Hospital también tuvimos contacto con personal los cuales nos señalaron CUIDADO…. Y yo me pregunto, ¿entonces porque lo promueven en la televisión y lo mantienen bajo su imagen en el Hospital?

Desde hace dos años existe en Ciudad Juárez un monopolio de espectáculos debidamente estructurado que solo permite que sea bajo su conducto por medio del cual se pueden promover espectáculos en la ciudad lo que pone a ese monopolio como los ùnico que pueden promover, traer y vender boletaje para los espectáculos.

Si existiera algún atrevido a traer algún espectáculo a la ciudad lo podrá hacer pero lo que no podrá hacer es traer el espectáculo y vender el boletaje, el boletaje lo tendrán que vender a través de la empresa Don Boletón y de nadie más…. Si quiere el permiso para presentar el espectáculo.

¿Cual es el modelo de operación de este monopolio que ejerce Don Boleton sobre los espectáculos?

Don Boleton es una empresa que comercializa la venta de boletaje de espectáculos y la Presidencia Municipal es la que autoriza los permisos para llevar a cabo esos espectáculos, mientras el empresario que quiera realizar un evento será necesario para que le den el permiso que primero cierre contrato con Don Boleton para que comercialice todo su boletaje, si no existe el contrato firmado no hay permiso para llevarlo a cabo.

Pero no todos los empresarios se sujetan a los “caprichos” de Don Boleton y de la Presidencia Municipal y el clarísimo ejemplo es el de JRZ Music Fest 2018 que al negarle el permiso la Presidencia deciden no hacer el concierto en Ciudad Juárez y se lo llevan a El Paso

¿Cuándo se pierde en Juárez por no hacer ese concierto aquí? Eso poco le importa al Don Boletón incluido el Municipio porque si ellos no ganan, nadie gana. Aquí puedes ver el comunicado de la empresa.

Tienen dos años ejerciendo el poder para poder solo ellos, Los Cabada, importándoles muy poco si la gente se pierde o no los espectáculos que a ellos no les importa económicamente traer a Juárez.

Los espectáculos en Juárez están totalmente copados por Armando Cabada y su familia, la Presidencia Municipal es el instrumento de control, así que por lo pronto nos comenzaremos acostumbrar a irnos a El Paso a estar en los espectáculos que no se disciplinen con Los Cabada.

La Ave. Gómez Morìn, como otras más y muchas, no son vialidades para peatones, no fueron diseñadas para los peatones y a ninguna autoridad le ha importado nada la seguridad peatonal en esa importante y fluida avenida de la Ciudad, fluida en autos, camiones y peatones y a nadie le importa

Es la avenida más cuidada (¿) por las noches de los fines de semana donde cuidan que los BORRACHOS lleguen sanos y salvos a sus casas ($), que la casa no pierda clientes y les vale madre los transeúntes.

Los BORRACHOS son negocio para los establecimientos de esa arteria vial, los BORRACHOS son clientes para los taxistas, para los parqueros, para los tránsitos pero los BORRACHOS son unos asesinos en potencia y les vale un cacahuate a las autoridades, hasta permiso les dan para transitar con placas PAFAS, rojas o Texanas ilegales y los llevan a dormir la mona.

“Atrás de un borracho existe toda una industria millonaria, además de las empresas funerarias.”.- Borracho arrepentido.

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito
Escribidor en | [email protected] | Website | + posts

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.