Luego del duro golpe al proyecto Iluminamos Chihuahua que se votó ayer en la capital, en Ciudad Juárez el alcalde Cabada debe estar poniendo sus barbas a remojar…

Comentaba en la entrega anterior la cronología de hechos en torno a los proyectos de alumbrado público, pero la sucesión de eventos me dejaron corto.

Resulta que en Chihuahua, la alcaldesa Maru Campos, reviró en el último momento, casi, casi cuando vio el barco hundido, y dijo que no, que era falso que el proyecto no costaba 6 mil millones de pesos que costaba mil doscientos millones, que los contras mentían…

- Publicidad - HP1

Sin embargo, las declaraciones están ahí en diversos medios del estado, ni como negarlo y de cualquier forma ya era tarde.

Los diputados Colunga y Carrera se manifestaban en contra con el mismo ahínco con el que se oponen al de Ciudad Juárez, pero se tenía que hablar claro en Chihuahua.

Debemos reconocer que la declaración de Alfredo Lozoya del martes pasado, prendió el horno para incinerar la esperanza albiazul de hacerse de un proyecto burdamente inflado y las alarmas en la frontera.

En lenguaje coloquial, sencillo y sin máscaras: «Es un fraude», dijera Lozoya entonces a título personal.

Luego de una jornada con baja participación ciudadana (8.94%), hay que decirlo, y con los inconvenientes presentados, la alcaldesa reconoció tempranamente la tendencia y decidió retirar el proyecto: “Todo parece indicar que no se alcanza el 10% de la votación que jurídicamente haría vinculante el proceso, los chihuahuenses han expresado su sentir”, dijo la alcaldesa para luego anunciar que retiraba el proyecto “Iluminamos Chihuahua”.

Ponerse necia le pondría el escenario más difícil pero lo visualizó fuera de tiempo.

Pero eso no es todo, el viernes pasado ya entrada la tarde, en Ciudad Juárez; Armando Cabada iba de nuevo contra el Plan Estratégico de Juárez, pidiendo que ellos fueran los que pagaran por el plebiscito, para luego aludir a que es por ellos que el “Juárez Iluminado” está detenido.

La realidad de las cosas es que estaba expectante de los resultados de este fin de semana en Chihuahua y ahora ya los tiene. Una buena radiografía de lo que podría pasar en Ciudad Juárez con Juárez Iluminado.

Por supuesto que habrá que esperar a conocer las declaraciones que haga el alcalde fronterizo sobre el tema, pero es un hecho que el bombazo del Caballo Lozoya cayó dejando un cráter como en Hiroshima.

Por más que los diputados Morenistas o el propio Senador Pérez Cuellar quieran aprovechar el suceso para buscar hacer con parte crédito; el alcalde parralense puso el dedo en la llaga sin rodeos, un mensaje directo y contundente: touché…

Esto no será todo, falta Juárez Iluminado, que ya tiene varias estocadas dentro. Es de sabios equivocarse y reconocerlo.

Esperemos que el alcalde juarense recapacite y tome la sabia iniciativa de retirarse antes de la batalla, como afirma el famoso Arte de la Guerra: “La mejor batalla es la que no se pelea…”

Cualquiera que fuera su decisión afectará el rumbo de sus aspiraciones a la gubernatura de una u otra forma, sabiendo de antemano que su mejor momento ya pasó, no tiene salidas…

David Gamboa
David Gamboa
+ posts

Lic. en Mercadotecnia por la UVM. Es un profesional del Marketing Digital y apasionado de las letras. Actualmente es Editor y Director General de Juárez a Diario y Consultor en temas mercadotecnia.